martes, 12 de junio de 2018

REFLEXIÓN DE MARTES

Hola... esta mañana después de estar meditando en la Palabra de Dios y al rendirle a Él mi vida en oración y adoración; estas palabras comenzaron a salir de mi corazón. Te las regalo para que vos también le puedas decir:
Envuelveme en tus ríos, en el aceite de tu unción.
En tu despertar divino, en tu paz y en tu amor.
Envuelveme de Tí y de tu divinidad.
Que mi vida a tu lado, tiene un nuevo despertar.
Cobijame en tus alas, en tu excelso amor.
Cobijame con tu fragancia y con tu resplandor.
Déjame entrar a tus atrios con cantos de adoración.
Cobijame y lléname de tu bondad y tu favor.
Porque sólo al pronunciar tu nombre
Mi corazón late de amor por Tí.
Y cuan pequeña niña...
Voy corriendo a tus brazos
Para mirarte, amarte y confiada sonreir.
Te amo Jesús... por siempre y para siempre nos une este gran amor.
Juan 14:21 ¿Quién es el qué me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y Yo también lo amaré y me manifestaré a él.
Si llegamos a entender el gran amor de Jesús por nosotros, a tal punto que dio su vida solamente por amor. Entonces es fácil amarlo, porque no lo voy a seguir por lo que me da, sino por lo que Él es.
¿Te gustaría qué te quieran por lo qué vos les podés dar a los demás? Claro que no, porque a nadie nos gusta que nos busquen por interés.
Pero si alguien se acerca a vos, por el sólo motivo de estar a tu lado, de disfrutarte, amarte y pasar tiempo de calidad juntos. Esa persona seguramente conquista tu corazón y vos por amor, te vas a dar en cada área.
¡Déjate ser amada por Dios en este día y amalo a Él con todo tu corazón!!

Atención.... No dejemos de levantar nuestras voces y digamos:
¡Salvemos las dos vidas!!! 
¡NO AL ABORTO!

¡Bendiciones!

Despiértame....

Despiértame, cuando estoy en tu presencia, cuando ves que no respondo y se me enfría el corazón. Despiértame, en el río de tu unción, en t...