martes, 8 de enero de 2013

"ESCONDIDA EN TÍ..."


!Cuánto se emocionó mi alma esta mañana cuando meditaba en la  Palabra de de Dios en el libro de Colosenses en el Nuevo Testamento!
 
Colosenses 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
3:3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.




Es una palabra que nos lleva a tomarnos de la obra redentora de Jesús en la cruz y de su maravillosa resurrección; nos lleva a tomarnos de su salvación divina y vivir por Él y para Él.
Nos exhorta a vivir con los ojos puestos en Jesús y no en todo lo que nos brinda este mundo.
Nos lleva a analizar nuestra vida y ver si estamos poniendo nuestra prioridad en Dios, en sus mandamientos o tal vez nos encontremos seducidos por aquellas cosas que nos alejan de Dios y nos llevan a la esclavitud.

Me emocioné en gran manera al leer el texto de Colosenses 3:3, morir a nuestra carne, a nuestra naturaleza por medio de Jesús.

Pero me inundó de amor cuando leí que mi vida y la tuya están escondidas con Cristo en Dios....!Guau!!! !Esta Palabra me da descanso, ánimo, gozo, paz y seguridad!!
Porque estar escondida con Cristo en Dios, me significa poder estar en su presencia, ser ministrada y cuidada por Él, ser fortalecida y alentada por su Santo Espíritu, ser sanada y restaurada por el poder de su amor, me lleva a descansar el alma y el espíritu y por ende mi cuerpo recibe fuerzas y salud.

En este día quiero regalarte esta palabra de aliento para tu vida, porque quizás te encuentres bajo una situación de enfermedad, o de dolencia, o tal vez un problema familiar te está robando la paz, o algún problema del pasado, etc.
Por favor te pido que allí dónde estás cierres tus ojos, levantes tus brazos al cielo, te permitas recibir y sentir la presencia de Dios en tu vida y te sientas segura allí escondida con Cristo en Dios, el lugar más seguro dónde nadie te puede encontrar, donde nadie te va a lastirmar, donde el enemigo no puede tocarte.

Digamos juntas:

Señor te damos las gracias porque mi vida, mi familia y todo lo que tengo y soy está escondido con Cristo en Tí, querido Dios; te pido por favor que hagas tu obra en nosotros, que nos salves, nos  sanes, nos levantes, nos restaures, nos fortalezcas, nos consueles y nos des ánimo, fe, gozo y esperanza por medio de Jesús, perdona nuestros pecados y llenanos de tu bendita presencia,  amén.


Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!

 

Ahora sé quién soy en Ebook también en Mercado libre- Argentina

https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-708213897-ahora-se-quien-soy-junto-a-bellas-historias-en-ebook-_JM ¡Bendiciones!