lunes, 25 de enero de 2010

Reflexión que me lleva a caminar confiando y descansando en Dios.

No importa que las hojas de otoño nos envuelvan al caminar. Lo que importa es que podamos levantar nuestros ojos al cielo y saber que l...