viernes, 6 de julio de 2018

A LA MANERA DE DIOS…



Por el Gonzalo Caloustian - Centro Familiar Cristiano de Martinez- Bs.As. Argentina.


Al comenzar una nueva iglesia buscamos muchas veces, en un estado de casi desesperación, el relato de quienes ya han recorrido un camino y pueden contarnos desde la experiencia. Es así que nuestros oídos intentan retener todo lo oyen.
Es por eso que los primeros tiempos son muy especiales. Estamos llenos de preguntas: ¿Debo orar más? ¿Ayunar más? ¿Qué método es el correcto? ¿Qué hizo tal o cual para que le vaya tan bien? ¿Es unción, más oración, mejor liderazgo? ¿Cómo aplico lo aprendido en el seminario? ¡Cómo no me enseñaron esto! Cada día una pregunta y un desafío nuevo…
Nos hacemos cargo de todo lo que vemos que sucede en la iglesia, de forma tal que hasta cuando alguien se resfría nos surge la pregunta: ¿Me estará faltando fe y por eso se me enferman? Sí, nos sos el único, nos pasa a todos.
Todo eso fue lo que sucedió en mis inicios pastorales. No puedo olvidar estar sentado en el piso del patio de mi nueva casa escuchando una serie de trece casetes de audio y ser abstraído por cada testimonio, camino y milagros que un pastor, ahora de miles, relataba sobre sus inicios.
Fe, fe y más fe era todo lo que mi corazón recibía. Fe para conquistar, para creer, para obrar con sabiduría e inteligencia, para comprar y edificar, fe…
Abrir una nueva Iglesia es emocionante, todo comienza de cero, cada ministerio y área de la iglesia se construye de manera casi artesanal. La tarea al comienzo pasa casi en su mayoría por nuestras manos.
Ahora nuestra nueva iglesia empieza a crecer y se presenta una gran decisión espiritual de las que humanamente no tienen sentido y que vamos a tener que tomar el resto de nuestras vidas, en el resto de nuestro ministerio pastoral: ¿Tenemos que abrir nuevas iglesias? ¿Debo sembrar mis mejores lideres? ¡Nooo! ¡Los necesito!

Pero sabemos que hacer las cosas a la manera de Dios es lo que realmente después trae bendición; y déjenme decir algo ¡DIOS QUIERE QUE PLANTEMOS IGLESIAS!
En el nuevo testamento, Antioquía fue todo un suceso en la historia de la iglesia ¡Los empiezan a llamar cristianos! Una iglesia que le predicaba a todos con un mensaje que restauraba y edificaba, una iglesia en la que el poder Espíritu Santo marcaba el rumbo y el pulso. Maestros, profetas, todos muy bien recibidos para que la iglesia de Antioquía fuera edificada. Sin embargo, llego también ese gran día: ¡DIOS QUERÍA QUE PLANTARÁN IGLESIAS!
Leemos en Hechos 15:2-3 que “Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado». Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron“. Me imagino este pensamiento solapado en algunos de los que estaban presentes: “…No, Pablo no, Bernabé menos. Los tenemos hace poco y son de mucha bendición… “. Pero la Biblia nos dice que los que ayunaban y oraban vieron lo que Dios quería y no lo que su necesidad mostraba.
Antioquía supo escuchar el latido del corazón de Dios: que todos puedan conocerle y recibirle en su corazón. Fue precursora, visionaria ¡Se brindó a todo el mundo! Abrió un camino a la evangelización mundial que nunca más se detuvo y nos bendice hasta el día de hoy.
Todos los que hoy hacemos la gran obra de Dios, queremos que suceda a Su manera y en el tiempo de Su voluntad. Dios quiere que nuestro amado país, lleno de colonias, pueblos y ciudades, tenga una iglesia en la que miles escuchen el mensaje de esperanza que cambia el mundo: JESÚS.
¡A SU MANERA SIEMPRE HAY BENDICIÓN!
http://www.uad.org.ar/v02/?p=2744 

jueves, 5 de julio de 2018

Entre palabras dulces y pequeña reflexión.





Te regalo estas letras, para que le perfumes a Jesús con tu corazón, su dulce corazón.
En el silencio de la noche, tu rocío invade mi ser.
Y me acunas entre tus brazos, saturándome de tu miel.
Tu presencia hace temblar mi alma y me emociona el corazón.
Es mi amado el que me abraza y me derrama su infinito amor.
En el amanecer de un nuevo día, te presentas a mí.
Y me llenas de alegría y de tu vivir.
Porque a tu lado solamente soy feliz.
Mi Jesús amado, hoy me rindo a Ti.
Si pudiéramos comprender cuánto nos ama Dios, a tal punto que entregó a su Hijo Jesús, para que tengamos en Él salvación.
Jesús es fuente de vida eterna y de gran amor.
A veces parecería que todo lo que nos rodea, nos quiere robar la paz y el gozo de saber cuán importante somos para nuestro Señor.
Pero si nos detenemos por un segundo y cerramos nuestros ojos, abriendo nuestro corazón a la presencia del Espíritu Santo; podríamos sentir la caricia y el perfume de Jesús.
Sé que nos observa por la noche y se deleita al contemplarnos mientras descansamos.
Sé que suspira de amor cada vez que le decimos que lo amamos.
Sé que es lo más importante que nos pasó en la vida.
No menospreciemos su sacrificio en la cruz, al ignorarlo o al no movernos en fe.
Hoy jueves, es un día propicio para abrir nuestro corazón y dejar que el amor de Jesús, nos sane, nos restaure y por ende nos acune en sus brazos.
Que en este día, podamos decir, como dije Pedro:
Juan 6:68 68--Señor --contestó Simón Pedro--, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.
69 Y nosotros hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.*
Solamente Jesús tiene poder para cambiar tu vida.
¡Jesús es experto en milagros y desea hacer grandes cosas en tu vida y tu familia!
¡Bendiciones!

miércoles, 4 de julio de 2018

Para hoy miercoles...

Sigamos descubriendo juntas quienes somos en Cristo Jesús.

Vení acercate a mí, quiero leerte un popurrí de mi libro "Ahora sé quién soy"
Y de regalo mi poesía preferida: "Me pondré un vestido"
¡Bendiciones!

lunes, 25 de junio de 2018

Reflexión de hoy: Música en sus oídos... y amor en su corazón




Se dirigió hacia una plaza, necesitaba estar sola y así poder pensar y descansar.
Buscó la melodía que más le gustaba, se recostó en el cesped y sus ojos cerró.
Si no me equivoco estaba escuchando el tema... supe que me amabas; y como una niña pequeñita su corazón comenzaba a latir y a sonreir.
Pero lo que nunca se imaginó jamás, es que el Espíritu Santo con melodía dulce y suave el Salmo 23 le cantó a su corazón.
Salmos 23:1 El Señor es mi pastor, nada me falta;
2 en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce;
3 me infunde nuevas fuerzas. por amor a su nombre.
4 Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.
5 Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar.
6 La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre.
En donde te encuentres, quiero decirte, que te detengas un momento. Que te permitas cerrar tus ojos y así te recuestes en los brazos de Dios.
Entregarle a Jesús tus cargas y dejar así que el Espíritu Santo te cante a tus oídos y a tu corazón la melodía de amor que estás necesitando.
¡Hay poder en Jesús y en Él está tu milagro!
¡Bendiciones!

viernes, 22 de junio de 2018

Mi libro.... Ahora sé quién soy



ATENCIÓN... A partir de hoy mi libro nuevamente en San Fernando:
Librería La Vid de San Fernando
Las Heras 1230, 1646 San Fernando, Buenos Aires- Argentina.
Teléfono: 011 4744-1969
Horarios de Lunes a Viernes 9hs a 19hs y Sábados 9hs a 13hs.
Me encontrás también en:
Librería Búsqueda de San Martín
Mitre 3324 San Martín - Buenos Aires- Argentina
Tel: 4713-1565 De 9 hs a 13 hs y de 15:30hs a 19:30 hs.
Librerias Búsqueda Florida
Av. Maipú 84 Vicente López. Pte. Saavedra. Buenos Aires
Teléfono: (011) 4797-7521 De 9 hs a 20 hs.
Librería Certeza Capital
Dirección: Bernardo de Irigoyen 654, sobre Av. 9 de julio.
Capital Federal- Bs. As. Argentina Teléfono:011 4342-3835
De 9 hs a 18:30hs
Y TAMBIEN....EN EBOOK
Para que puedas leerlo desde tu compu, celu, notbook, tablet...
Venta en Argentina: http://mpago.la/yAKT
Venta internacional: https://goo.gl/BgiuFE

Muchas gracias.
Seguramente te preguntarás... ¿De qué se trata mi libro?
Es un libro de sanidad interior, dedicado a la mujer.
Cómo su título lo indica: Ahora sé quién soy.... es especialmente para cada mujer que necesita encontrarse consigo misma; y saber quién es en Cristo.
Además comparto mi testimonio de sanidad y muchas vivencias personales en dónde estoy segura vas a reír junto a mí y también te vas a emocionar.
Te vas a encontrar también, con algunas oraciones que te llevarán a ser libre de diferentes situaciones que tal vez estés viviendo.
Te deseo que un día vos también puedas decir:
__¡Gracias Dios..... Ahora yo también sé quién soy!!
¡Bendiciones!

jueves, 21 de junio de 2018

Te espero con una nueva entrada:


Sigamos aprendiendo juntas quienes somos en Cristo Jesús.
¡Bendicones!

Reflexión de jueves....


Estaba pensando en Dios, en el gran amor que nos tiene.
Pensaba en que su poder no tiene límites y que Él está deseoso y anhelando que le creamos y nos animemos a vivir por fe.
Entonces me dí cuenta de todo lo que me perdí, por no confiar plenamente en Él. O por no atreverme a sumergirme en lo sobrenatural y caminar así viendo milagros y maravillas por doquier.
Y no digo que no veo o no camino en fe o que no ves o no caminás en fe. Lo que estoy diciendo es que el poder de Dios no tiene límites pero nuestra mente muchas veces sí.
Y eso nos juega en contra, para creer, para hacer y para movernos cada día con la expectativa de ver milagros y maravillas de parte de Dios.
Decidamos identificar y renunciar en el nombre de Jesús a todo lo que nos detiene y no nos deja avanzar en fe.
Renunciemos en el nombre de Jesús a todos los límites mentales y espirituales que gobiernan nuestra vida que nos paralizan y no nos dejan ver nuestro milagro en Cristo Jesús.
Somos herramientas útil en las manos de Dios, dejemos en este día que nos use y a través nuestro veamos en los demás como Dios opera milagros.
Busquemos cada día, ser llenos del Espíritu Santo.
¡Es tiempo de amar, es tiempo de perdonar, es tiempo de creer, es tiempo de movernos en fe!
2 de Timoteo 1:7 Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.
8 Así que no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor,
¡Bendiciones!

jueves, 14 de junio de 2018

NO AL ABORTO... SÍ A LA VIDA.... DEFENDAMOS LAS DOS VIDAS

Pequeña y gran reflexión...

A lo largo de estos años, Dios me permitió poder conversar con muchas mujeres de diferentes edades, que habían abortado en algún momento de sus vidas.
¿Cuál era el común denominador qué noté en ellas?
Todas manifestaban el no poder perdonarse, el no poder salir del encierro de esas cuatro paredes donde les hicieron el aborto.
Todas manifestaban que se sentían atormentadas por la mirada de cualquier niño que se les cruzaba en el camino.
Muchas de ellas hicieron su vida, tuvieron hijos, pero nunca les confesaron ni a sus esposos y familias el gran dolor que llevaban en su corazón por haber abortado.
Cárceles de muerte, de dolor, de tristeza, de angustia, de soledad, de falta de perdón, las envolvía y las llevaba a vivir bajo un tormento continuo.
No me puedo olvidar de una mujer hermana en Cristo, de 86 años de edad que había abortado a las 16 años. Ella vivió toda su vida sin haberle dicho a nadie sobre el aborto que había hecho. Eso la tuvo llena de dolor profundo, no podía dormir, sentía siempre el llanto de un bebé en sus oídos.
Y ese día, cuando se pudo perdonar y perdonó, fue libre por primera vez, se puso a cuenta con Dios, con ella misma y con ese bebé que había abortado.
¡Jesús la rodeó con su amor y la restauró!
No sé lo que es atravesar por un aborto. Pero puedo hablar por lo que ví y escuché del corazón de estas mujeres.
Un día publiqué en mi blog sobre el aborto, y recuerdo que me escribió un hombre de España y me dijo:
_Señora Teresa, no sólo las mujeres quedan presas bajo ese dolor, sino también los hombres que indujimos a esas mujeres a que se practicaran el aborto. Le aseguro que es muy dificil podernos perdonar, porque ese dolor de haber matado a un bebé nos persigue toda la vida.
Yo Teresa Di Marco de Olsson junto a mi familia, levantamos voces de...
NO AL ABORTO.... SÍ A LA VIDA.... DEFENDAMOS LAS DOS VIDAS!!!!

Efesios 1:4 Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor
5 nos predestinó* para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad,
6 para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado.

Bendiciones.

A LA MANERA DE DIOS…

Por el Gonzalo Caloustian - Centro Familiar Cristiano de Martinez- Bs.As. Argentina. Al comenzar una nueva iglesia buscamos muchas ...