jueves, 22 de junio de 2017

EN ESTA NOCHE JESÚS NOS INVITA A DESCANSAR EN SUS BRAZOS



Mateo 11:28 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar.

¡Qué puedas descubrir en Cristo Jesús, el propósito para tu vida!

¡Bendiciones!


viernes, 9 de junio de 2017

REFLEXIÓN DE VIERNES… MIENTRAS PASABA LA ASPIRADORA


Hola… Ayer estaba pasando la aspiradora, en la alfombra de mi living. Estaba cantándole a Dios, aprovechando que como desafino y estaba sola, jaja, lo hice sin fijarme en quién me escuchaba, ja,ja. Nadie corría el riesgo de quedar sordo, salvo mi perro que estaba a mi lado. Ja,ja.
Y en ese momento de comunión con mi amado, sentí en mi corazón estas palabras:
_¿Por qué buscás entre los muertos al qué vive?
Guauu dije, voy a leer el texto bíblico porque necesito saber lo que me está queriendo decir Dios.
Lucas 24:1 El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas.
24:2 Y hallaron removida la piedra del sepulcro;
24:3 y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
24:4 Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes;
24:5 y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
24:6 No está aquí, sino que ha resucitado.
¿Saben lo qué entendí mis queridas amigas con esta Palabra?
Qué muchas veces, ante una situación de enfermedad, o familiar, económica, personal, matrimonial, laboral, etc. le pedimos a Dios un milagro; pero sin embargo no podemos salirnos de ver ese tema con nuestros propios ojos. Cuando no quitamos nuestra mirada de lo que nos roba la fe, el enemigo aprovecha todo momento para desenfocarnos y llevarnos a mirar nuestra situación como si nunca Dios se iría a encargar de ella.
Pero sin embargo, hoy el EspÍritu Santo nos hablá al corazón y nos dice:
_Amada … ¿Por qué buscás tu solución, tu respuesta entre los muertos? Acaso no sabés qué Jesús resucitó y pagó con su vida para que tengas salud, vida eterna, restauración, prosperidad, sanidad, abundancia de paz, etc.
Para reflexionar:
¿Por qué buscás tu respuesta mirando tu situación o consultando a personas equivocadas?
Seamos sabias en esperar la respuesta de parte de Dios, echando toda nuestra ansiedad sobre Jesús.
No nos olvidemos que una familia destruída, una mala situación económica, un problema de salud y todo lo que consideramos estar amenazando nuestra vida y hogar; pueden recobrar vida y en abundancia, si las ponemos en las manos del que venció… ¡Él es Jesús, el León de la Tribu de Judá!
¡Jesús vive y reina!! ¡Para Él todo es posible!!
Lucas 1:37 porque nada hay imposible para Dios.
¡Bendiciones!

jueves, 8 de junio de 2017

PARA ESTE JUEVES....


EXTENDAMOS NUESTRAS MANOS HACIA ÉL

Hola, bendiciones.
Estaba pensando en los beneficios que obtenemos cuando extendemos nuestras manos hacia Jesús.
• Cuando le extiendo mis manos, le estoy diciendo que me tome bien fuerte, que lo necesito más que a nadie en la vida.
• Cuando le extiendo mis manos, le estoy diciendo que solamente Él es el dueño de mi vida.
• Cuando le extiendo mi mano, como lo hizo el hombre de la mano seca, sé que voy a recibir mi milagro.
• Cuando extiendo mis manos hacia Jesús, me estoy rindiendo por completo a Él.
• Cuando le extiendo mis manos, sé que jamás me va a soltar y sé que Él tiene bendiciones preparadas para mí.
• Cuando le extiendo mis manos, busco tocar su rostro, atraerlo así hacia mí y susurrarle al oído, cuánto lo amo y lo deseo.

A veces mis amadas, creemos que estamos tomadas de su mano, pero por algún motivo o situación sin darnos cuenta, nos hemos soltado hace ya rato.
Otras veces somos conscientes de que nos soltamos de su mano alejándonos así de su presencia.

¡Qué hermoso es saber qué tenemos un Dios amoroso y misericordioso qué siempre nos llama cuan Papá amoroso; y nos invita cada día, a qué le demos nuestra mano para que nos acompañe hasta el final!

Para reflexionar:
¿A quién le diste tu mano? Tal vez sea momento de soltar muchas cosas, para tomarte de una vez por todas de las poderosas y dulces manos de Dios.

Salmos 18:34 Quien adiestra mis manos para la batalla, Para entesar con mis brazos el arco de bronce.

Salmos 28:2 Oye la voz de mis ruegos cuando clamo a Ti, Cuando alzo mis manos hacia tu santo templo.

Salmos 63:4 Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos.

Hebreos 12:12 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas;



¡Bendiciones!

miércoles, 7 de junio de 2017

REFLEXIÓN DE UN DÍA MIERCOLES


SEAMOS COMO DÉBORA....
Hola... ¿Cómo están?
Pensaba en las veces que los problemas, las dificultades, las incertidumbres, el dolor, la enfermedad, las relaciones rotas, los conflictos internos, etc. nos llevan a vivir encerradas y sumergidas en un pozo de desesperación.
Pero veamos cómo actuó Débora ante tanta desolación:
Jueces 5:7 Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído, Hasta que yo Débora me levanté,
Me levanté como madre en Israel.
Me encanta este pasaje, porque veo a una mujer de Dios que no se dio rindió ante la dura realidad; sino por el contrario, ella se movió en fe. ¡Débora se levantó! Ella primero se puso de pie por dentro y luego marchó a conquistar con las armas espirituales lo que Dios tenía para su pueblo.
Nosotras en este día, no podemos estar dormidas, ni seguir siendo engañadas por satanás; quien nos dice que nada va a cambiar.
Nosotras debemos ir a la Palabra de Dios, debemos clamar en oración, debemos vestirnos de las armaduras espirituales y derribar en el nombre de Jesús toda fortaleza que se levanta en contra de nuestra vida y familia.
Toda la situación alrededor de Débora era caótica. Pero me es de gran inspiración leer que ella dijo: Hasta que yo Débora me levanté.
Creo que hoy debemos imitar en fe esta actitud y decir:
_ Todo a mi alrededor está desolado, pero hasta que yo me levanté en Cristo Jesús a conquistar el milagro que necesito. Porque en Cristo Jesús soy más que vencedora y en Él todo lo puedo porque me fortalece.
Amadas.... en este día movámonos como enseña el libro de Isaías 60:1 ¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! (NVI)
¡Bendiciones!

lunes, 5 de junio de 2017

EN ESTE LUNES.... LEAMOS SU PALABRA


Estaba buscando entre mis escritos y encontré esta enseñanza del 2014 que me gustó volver a leerla, te la regalo para el día de hoy.
EN LAS MANOS DE DIOS
En la Biblia podemos ver como en la palabra manos nos describe el carácter de Dios en el cuidado de nosotras, sus hijas. Hay muchos versículos bíblicos que nos relatan que la mano es un instrumento de poder, de protección, de sanidad, de dirección y de consuelo.
La mano de Dios, es una mano protectora, una mano de un Papá que ama a sus hijos y los dirige por el camino correcto.
Por ejemplo:
• Podemos ver que la mano de Dios nos protege.
Salmo 91:11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.
12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.
• La mano de Dios nos fortalece, nos guía, nos alienta, nos ayuda.
Isaías 41:10 No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
• La mano de Dios cambia nuestro lenguaje.
Jeremías 1:9 Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.
• La mano de Dios siempre está extendida para bendecirnos.
Isaías 59:1 He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír;
• La mano de Dios siempre nos sujeta y necesita tu sujeción.
San Juan 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y Yo las conozco, y me siguen,
10:28 y Yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.
• La mano de Dios está extendida para sanarnos, para obrar en nuestros imposibles, para darnos señales y maravillas por medio de Cristo Jesús.
Hechos 4:30 mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús
• Las manos de Jesús nos muestra su amor y su sacrificio en la cruz.
San Juan 20:27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.
¡Bendecido comienzo de semana!

sábado, 3 de junio de 2017

viernes, 2 de junio de 2017

PARA ESTE VIERNES...




ENTRE PREGUNTAS Y REFLEXIÓN, VAMOS DE LA MANO DE DIOS.
¿Dónde está mi mayor victoria?
¿Cuál es el mejor momento de mi vida?
¿En los brazos de quién consigo calmar mi alma?
¿A dónde escondo mi corazón cada día?
¿A dónde consigo mi victoria y en dónde es mi fe aumentada?
La respuesta es simple:
Cada día que cierro la puerta de mi habitación y me quedo a solas con el Espíritu Santo de Dios.
Porque allí es donde Tere va muriendo, su carne mengua, sus emociones son alineadas, su espíritu es vivificado.
Cuando abro la Palabra de Dios, la Santa Biblia, es un espejo para mí que me refleja el estado de mi corazón, de mi alma. Y quedo tan expuesta ante el amor y la soberanía de Dios que mi único deseo es agradarle y que en mí se contente.
Sé que me falta mucho por lograr y cambiar, pero también sé que Dios a trabajado en mi vida y me ha roto una y otra vez, como el barro es trabajado en las manos del alfarero.
Cuando estamos a solas con Dios y le entregamos todo nuestro corazón. Él nos habla, nos alienta, nos aconseja, nos restaura, nos sana, nos capacita y nos lleva a caminar en el dulce amor y corazón de Jesús.
Salmo 32:8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.
¡Qué tengas un fin de semana bendecido y qué cada día programes una cita de amor, con el dador de tu vida, Jesús el Deseado, el León de la Tribu de Judá!
¡A Él sea la gloria!!
Besos.