miércoles, 29 de marzo de 2017

REFLEXIÓN DE UN BONITO MIERCOLES.

Bajate de la nube...


No podemos vivir colgadas de una nube, haciendo equilibrio cada día para no pecar y para hacer la voluntad de Dios.
Sino por el contrario, debemos ser mujeres que se comprometen cada día a cambiar conforme a la Palabra de Dios, por medio de Jesús y con el poder del Espíritu Santo.
Dios es un Papá amoroso, poderoso, misericordioso, fiel y verdadero, que nos ama y nos espera cada día para que en oración le abramos nuestro corazón y nos arrepintamos de nuestros pecados.
Si no analizo mi actitud diaria ante Dios, conmigo mismo y con los demás, vamos a vivir como esta imagen, colgada de una nube, la cual cualquier viento nos puede arrastrar.
Seamos mujeres sabias y entendidas en Cristo Jesús y trabajemos en equipo con el Espíritu Santo para dominar nuestras emociones alteradas.
No fuimos creadas para vivir derrotadas, amargadas, menospreciadas, enfermas, deprimidas, angustiadas, enojadas y hasta criticonas y quejosas. Sino que el gozo del Señor es nuestra fortaleza y en Él está nuestra victoria.
Nehemías 8:10 ..... porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.
Para reflexionar:
¿Estás colgada de alguna nube en dónde el primer viento de desesperanza que venga te puede arrastrar?
Ó...
¿Está tu vida fundada sobre la roca, que es Cristo Jesús, en dónde ningún viento ni tormenta te puede derribar?
Lucas 6: 46¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que Yo digo?
47 Todo aquel que viene a Mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante.
48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.
1 de Corintios 10:4 Y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.
¡Hay poder en Jesús! ¡Nunca te olvides que sos su más maravillosa obra de amor! ¡Él suspira cada día de amor por vos!
¡Bendiciones!