martes, 12 de diciembre de 2017

SABIAS PALABRAS

Salmos 34:12 El que quiera amar la vida y gozar de días felices,
13 que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños;
14 que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga.
15 Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones;


¡Bendiciones!


lunes, 11 de diciembre de 2017

martes, 5 de diciembre de 2017

QUE TENGAS UN LINDO MARTES

CUANDO NO QUERÉS SALIR DE LA CAMA


DERRIBADA PERO NO DESTRUIDA.

2 de Corintios 4:8 Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados;
9 perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos.

Al leer este texto biblico, venían a mi mente las siguientes preguntas:


¿Cuántas veces por diferentes situaciones de la vida, nos sentimos derribadas, abatidas, cansadas, desesperadas?
¿Cuántas veces no queremos salir de la cama;  y por ende, nos tapamos con las sábanas para no ver así el sol que se asoma anunciándonos el comienzo de un nuevo día?
¿Cuántas veces vemos nuestros problemas, cómo enormes gigantes, haciéndonos sentir qué estamos derribadas y qué ya nada será igual?

Y así, podría seguir formulando un sinfín de preguntas, las cuales algunas tienen respuestas; pero quizás otras se enquistaron de tal manera en nuestro corazón, que nos llevan a vivir derribadas y postradas ante el temor y la culpa.

Estar o sentirse derribado por algo, es momentáneo. Pero estar destruído, eso me habla de algo o alguien que me hizo pedazos, que me inutilizó.  Y eso no es bíblico para los hijos de Dios. Porque la Biblia me advierte que en diferentes ocasiones puedo estar atribulada, perseguida, derribada. 
¡Pero destruida, abatida y abandonada, jamás!!!

La Biblia, nos enseña:
Que somos más que vencedores en Cristo Jesús. (Romanos 8:37)
Que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. (Filipenses 4:13)
Que el Espíritu Santo intercede por nosotros con gemidos indecibles. (Romanos 8:26)
Que Jesús es nuestro buen pastor y nunca nos dejará. (Salmo 23)
Que Dios nos ama tanto que nos dio a Jesús para salvación y vida eterna. (Isaías 53: 

Y podría enumerar tantos, pero tantos textos bíblicos que nos recuerdan el infinito amor de Dios, cuan Padre bueno, extendiendo su mano de poder para amarnos, cuidarnos y restaurarnos.

No estamos nunca en Cristo Jesús destruidos, eso es una mentira de satanás para alejarnos de la presencia de Dios.

No te enojes con Jesús, no niegues tu fe en Él. Llená tu vida de la Palabra de Dios, llená de fe tu corazón.  Llená tu vida de la presencia del Espíritu Santo. 
Y así, puestos los ojos en Jesús, (Hebreos 12:2) vas a poder levantarte en Cristo Jesús y resplandecer en Él. (Isaías 60:1)

No te olvides.... ¡Jamás un hijo, una hija de Dios, está destruido!!

¡Jesús te ama y en El está el poder para conquistar en el plano sobrenatural tu milagro!

¡Bendiciones!







lunes, 4 de diciembre de 2017

BUEN LUNES....

Proverbios 4:25 Pon la mirada en lo que tienes delante; fija la vista en lo que está frente a ti.

¡Qué en este día, en este comienzo de semana y de mes, podamos siempre poner nuestros ojos en Jesús!!
¡En Él está nuestra victoria!

Bendiciones.


martes, 28 de noviembre de 2017

BENDECIDO MARTES

Isaías 41:10 Así que no temas, porque Yo estoy contigo; no te angusties, porque Yo Soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

Nadie mejor que Dios para enfrentarlos y salir triunfadora!!!

¡Bendiciones!


lunes, 27 de noviembre de 2017

Y EN LA SOLEDAD DE SU CUARTO DECIDIÓ CAMBIAR.


Una historia tal vez, como la tuya....
Allí estaba ella, una vez más encerrada en las cuatro paredes de su habitación. No tenía ganas de salir, no tenía ganas de ver a nadie, sino por el contrario ya se había acostumbrado a la soledad. 
Ella tenía cada mañana un ritual. Se levantaba, recogía su cabello, se vestía y se ponía a llorar.
Pero esta mañana había sido diferente, de repente recordó que tenía guardado en lo más alto de un armario, una caja con recuerdos de su niñez y adolescencia.
Allí estaba su Biblia, un libro de poemas y un cuaderno personal de anotaciones. Su diario íntimo, el que ya había olvidado.
Y al abrirlo, le impactó leer la siguiente frase que escribió cuando tenía tan solo trece años de edad:
"Querido Jesús, jamás te voy a dejar, siempre vos y yo vamos a caminar juntos. Te prometo amarte hasta el final"
Las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas y un escalofrío invadió su ser. Se había dado cuenta que no solo había fallado a su promesa sino que se había olvidado totalmente de Dios.
Y en ese cuarto que encerraba años de vivencias, cerró sus ojos y con estas palabras le habló a Dios:
_Señor, perdón, perdón por haberme olvidado de Tí. Perdón por haber puesto mi mirada y mi corazón en tantos problemas y en tantas personas. Perdón porque dejé de vivir para Jesús.
Te necesito, te pido que me ayudes, que me saques de este pozo de desesperación. Quiero volver a sonreír, necesito ser la mujer que vos tenés pensado para mí.
Ayúdame a mirarme con tus ojos. Y en este mismo momento te vuelvo a entrega mi vida y mi corazón.
En el nombre de Jesús, amén.
Tal vez amada, estás como nuestra amiga, triste, sola, viendo solamente tu situación. Quizás dejaste de darte cuenta que a pesar de haberte alejado de Dios, Jesús siempre estuvo a tu lado.
En dónde te encuentres, cerrá tus ojos, abrí tu corazón e invitalo a Jesús a que vuelva a ser el Salvador y el dueño de tu vida y tu corazón.
Él te ama con amor eterno y sos su más dulce melodía de amor.
Salmo 103:3 Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;
4 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias;
5 El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila.
¡Bendiciones!

miércoles, 22 de noviembre de 2017

¡ESPERAR EN DIOS!

Ante las dificultades que se nos presentan en la vida. Ante las situaciones difíciles, ante las injusticias, ante peticiones todavía no contestadas. Ante el ataque del enemigo de nuestra alma. Ante cualquier dolencia, enfermedad o cualquier mal. Ante cualquier problema personal y familiar. Ante el temor, la duda, el cansancio y el desánimo. No nos olvidemos esta palabra:

Salmos 38:15 Yo, Señor, espero en Ti; Tú, Señor y Dios mío, serás quien responda. (NVI)
¡Qué en este día, podamos esperar pacientemente y confiadamente en el Dios de nuestra Salvación!
Porque solamente Él tiene la respuesta para cada situación y petición que necesitamos.
No seamos como la onda del mar, que va de un lado a otro; sino por el contrario seamos como las águilas y volemos a las alturas, allí, justó allí donde ocurren los milagros. ¡Dios se mueve en lo sobrenatural!!
Movámonos en fe, sabiendo que tenemos un Dios que oye y responde; y que a su tiempo y no a nuestro tiempo, nos traerá la respuesta que necesitamos, conforme a su bendita voluntad.
Lucas 1:37 Porque para Dios no hay nada imposible. (NVI)
Amadas, que en este día, podamos imitar a María y con un corazón rendido ante Jesús y deseosas de que la presencia del Espíritu Santo nos llene; le podamos decir a Dios, como dijo María:
Lucas 1:38 --Aquí tienes a la sierva del Señor --contestó María--. Que Él haga conmigo como me has dicho. (NVI)
Dios tiene planes de bien para vos y los tuyos, permitíle que transforme tu vida. Levantate en fe, ponéte de pié por dentro y resplandece en Cristo Jesús. (Isaías 60:1)
¡Bendiciones!


viernes, 17 de noviembre de 2017

LA TRISTEZA


Tristeza: Sentimiento de dolor anímico producido por un suceso desfavorable que suele manifestarse con un estado de ánimo pesimista, la insatisfacción y la tendencia al llanto.

La tristeza es parte de la vida, no la podemos evitar, pero podemos manejarla para disminuirla o eliminarla.

Es la respuesta natural ante las situaciones dolorosas, que todos vivimos.

Es una sensación de decaimiento de nuestro estado de ánimo, un sentimiento de vacío, que tiene las siguientes características:
Resulta de una herida o de una perdida de cualquier tipo.
La persona está consciente de la causa. No así con la depresión.
Casi siempre es pasajera, a menos que nosotros, con nuestra forma de pensar, la mantengamos o la aumentemos.
La persona puede seguir funcionando adecuadamente. (Tareas diarias)
Termina cuando la persona soluciona su situación o cuando modifica sus pensamientos y su actitud ante la vida.
Nos indica que algo está sucediendo en nuestra vida, que nos está afectando negativamente y necesitamos solucionar o cambiar.
La tristeza no es una enfermedad mental, es una emoción que puede durar unos pocos minutos, unos días o estar presente de forma intermitente durante años. (Depresión si es una enfermedad)

 FACTORES QUE NOS TRAEN TRISTEZA:
Patrones familiares: Familias marcadas por la tristeza.
Problemas en la niñez: Maltratos, abusos, rechazos, abandono, desprecios, etc.
Una relación conflictiva del pasado sin solucionar: pareja, amistades, familiares, laborales, espirituales, etc.
Rutina y ausencia en el matrimonio: Se ven poco, trabajan todo el día, falta de comunicación, de intimidad sexual, etc.
El no poder desarrollarte personalmente: estudiar, trabajar, servir a Dios, etc. Dando así la sensación de encierro y pensar que siempre vamos a tener que priorizar lo demás.
Un accidente, una enfermedad, la pérdida de un ser querido, un fracaso, un robo, una mala decisión, etc.

La tristeza está dentro de la amargura:

Amargura: Disgusto o tristeza, especialmente por no haber podido satisfacer una necesidad o un deseo, sentimiento prolongado de frustración o resentimiento.

Hebreos 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

Nuestra tristeza, nuestra amargura, nuestra frustración, nuestra falta de perdón y enojo, siempre se reflejan en nuestro rostro; y siempre vamos a contaminar a nuestro alrededor. Abriendo así puertas al enemigo de nuestra alma.
La tristeza, la amargura nos llevan a perder la paz  y como consecuencia nuestra vida espiritual se ve afectada. Estamos nerviosas, desganadas, enojadas, no tenemos ganas de orar y leer la Biblia, no nos importa venir a la Iglesia.
Nos enojamos con nuestra familia, no nos arreglamos, etc.
Estamos tristes y nos creemos con el derecho de estar tristes y no nos damos cuentas que Dios jamás quiere eso para nosotras. Él nos rescata del hoyo, dejémoslo obrar en nuestro corazón.

Dios por medio de su Palabra nos manda a despojarnos de:

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Oración:
Padre en el nombre de Jesús, renuncio a toda tristeza, a toda amargura, desgano, resentimiento, rechazo, angustia,  etc. que hay en mi vida.
Me declaro libre ahora en el poderoso nombre de Jesús.
Espíritu Santo llená mi vida de tu presencia, te necesito y necesito conocerte más.
Gracias Dios, porque ninguna oración vuelve vacía, y sé que nuevas son en Ti cada mañana sobre mi vida y mi familia.
Tu Palabra dice que grande es tu fidelidad en nosotros y yo lo creo.
Amén.



EN VILLA LA ÑATA- TIGRE- BUENOS AIRES.

Al lado del río, a punto de almorzar, en una hermosa tarde de sol.

Debajo de la palmera. Tamar significa palmera, la cual en medio de las tormentas 
se dobla hasta el piso pero no se quiebra, sino que se vuelve a levantar.

Me gusta mucho este lugar, ideal para descansar y tomar mate.

Mirar el cielo, mirar el río, todo me lleva a darle gracias a Dios.

Una costanera ideal para dar un paseo. 

Grande es la fidelidad de Dios.

¡Bendiciones!




viernes, 10 de noviembre de 2017

miércoles, 8 de noviembre de 2017

BENDECIDO MIERCOLES.

Joel 2:21 No temas, tierra, sino alégrate y regocíjate, porque el Señor hará grandes cosas.

Salmo 37:4 Deléitate en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón.
5:Encomienda al Señor tu camino; confía en Él, y Él actuará.

Invitemos a Dios a que cada día, sea el Señor de nuestra vida. Disfrutemos el estar en su presencia, rindiendo nuestro corazón a Él.
Disfrutemos de vivir una vida cotidiana tomadas de su mano.
Dejemos que Jesús guíe nuestros pasos.
Dejemos que la presencia del Espíritu Santo llene nuestra vida y nuestro corazón.


¡Bendiciones!

viernes, 3 de noviembre de 2017

BENDECIDO VIERNES

EL DÍA QUE DIOS HABLÓ A MI CORAZÓN.
“TERE…. DEJÁME HACER”
 

Recuerdo perfectamente aquel día, en el que estaba cansada y agobiada. Me sentía agotada, no había dormido bien, evidentemente las preocupaciones se estaban haciendo sentir en mí.  
Fue entonces que allí en mi cocina, cerré mis ojos y oré a Dios.  Y de repente, como una brisa suave, la presencia del Espíritu Santo rodeó mi ser.
Sinceramente quería rendirme ante su presencia, pero sentía que había una carga inmensa en mi espalda, que no me dejaba disfrutar de ese maravilloso momento.
Pero sabía que Jesús estaba allí  junto a mí, sabía y sé que Él es mi fortaleza.

Y como una voz tierna y amorosa, sentí en mi corazón estas palabras:
__ Tere… dejáme hacer. Soltá en mis manos lo que te pasa, soltá tus peticiones, soltá aún el temor que sentís, al pensar que si me das tus necesidades, Yo  no te voy a responder.

Y fue allí, en mi cocina, con mi mate ya frío, con mi Biblia abierta, con mis ojos llenos de lágrimas, que le pedí perdón a Dios. Y por supuesto, puse en práctica lo que  había hablado a mi corazón.
Hoy, ya pasó un tiempo de esta experiencia, pero cada día tengo que trabajar junto al Espíritu Santo en soltar mis peticiones y mis inquietudes en las manos de Dios; y por ende confiar en que su voluntad es lo mejor para mí y mi familia.
No nos podemos permitir que nuestras emociones alteradas nos dominen, no podemos dejar que una situación adversa nos maneje. Sino por el contrario, así como estamos y con un corazón sincero, tengamos la plena confianza de entregar nuestras cargas en las manos de Dios.

Filipenes 4:6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.(NVI)

Oremos:
Padre Dios, en el nombre de Jesús, venimos ante Ti en este día. Te pedimos perdón por nuestros pecados, cubrimos nuestra vida y la de nuestra familia con la sangre de Jesús.
Amado Dios, en el nombre de Jesús, renunciamos a toda angustia, a toda preocupación, a todo temor, a toda ansiedad y a todo lo que nos quita la paz y la confianza en Ti.
Tomamos la decisión de soltar en tus manos toda carga que estamos llevando, te damos gracias porque en Cristo Jesús está nuestro descanso.
Espíritu Santo llénanos de tu presencia, en el nombre de Jesús. Amén.

¡Bendiciones!



miércoles, 1 de noviembre de 2017

jueves, 19 de octubre de 2017

BUEN JUEVES

Lucas 1:37 Porque para Dios no hay nada imposible.


miércoles, 18 de octubre de 2017

miércoles, 11 de octubre de 2017

MIERCOLES DE MILAGROS

¡HOY MIÉRCOLES 20 hs!
¡Oramos por milagros!


CENTRO FAMILIAR CRISTIANO DE MARTINEZ- BUENOS AIRES- ARGENTINA
Edison 2701, Martínez, (frente a Unicenter, a tres cuadras de Panamericana y Edison).

Entrada libre.


viernes, 6 de octubre de 2017

"MUJERES PRESTEMOS ATENCIÓN"

¡ATENCIÓN CHICAS, JOVENCITAS, MUJERES TODAS.... TENGAMOS CUIDADO!!

Aprendamos a pensar, a reflexionar y no a recibir y aceptar todo lo publican en Internet, por más página cristiana que sea.
Vamos a analizar juntas esta imagen, en cuanto a la frase escrita:
"Una mujer con Jesús en su corazón enamora a cualquier hombre"
Me pregunto:
¿A qué se refiere cualquier hombre?
Para mí cualquier hombre, es un hombre que no está consagrado a Dios, que no vive en obediencia, en santidad, etc.
Cualquier hombre puede ser alguien que no le importa nada de Dios.
Cualquier hombre puede ser un hombre machista, que ve y trata a la mujer como un objeto.
Por favor, no le pidas a Dios cualquier hombre, no busques a tu alrededor buscando a cualquier hombre que te ame. ¡Vos valés mucho para Dios!
Pedile a Dios, en el nombre de Jesús, que te de un hombre que en primer lugar lo ame a Él con todo su corazón. Qué tenga frutos en el Espíritu, que te ame, te honre y te respete.
Hay mujeres que piensan que ellas van a poder cambiar a un hombre mujeriego, o a un hombre maltratador, o con vicios. Se piensan que cuando se casen con ellas todo va a cambiar.
Te tengo una noticia, no es así, por el contrario suele a potenciarse. El hombre, o la mujer, siempre debe reconocer lo que le pasa y pedir ayuda y ser tratados con las personas idóneas para el tema.
Seamos sabias mujeres.
Jesús debe ser el centro de nuestra vida, Él está enamorado de nosotras y nosotras cada día debemos retribuir ese hermoso amor.
Él no nos diseñó para mendigar amor y cariño, Dios pensó en nosotras como su más hermosa creación.
Salmos 37:4 Deléitate en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón.
5 Encomienda al Señor tu camino; confía en Él, y Él actuará.
Si padecés violencia, no te olvides, en Argentina, llamá al 144 funciona los 365 días del año, las 24hs del día y es gratutito.
¡Bendiciones!

REFLEXIÓN DE UN HERMOSO VIERNES



“HE AQUÍ TU ERES HERMOSA”

Cantares 1:15 He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; He aquí eres bella; tus ojos son como palomas.

La palabra hermosa se repite doce veces en el libro de Cantares.
El novio elogiando a la novia, es así como Cristo nos elogia a nosotras y nos reafirma la belleza. Él sabe que como mujeres necesitamos palabras dulces a nuestros oídos.

Ojos de paloma, significa estar enfocadas solamente en una pareja, no tendremos otro amor. Este amor es para toda la vida.

Nuestra relación con Dios debe ser un cortejo constante entre el Espíritu Santo y nosotras.
Debemos asegurarnos que no haya nada que nos esté robando ese fluír de amor con el Deseado, con el Amado, Jesús de Nazareth.

Cada una de nosotras es única, es hermosa y bella para Dios. Jesús nos mira con ojos de paloma y nosotros de la misma manera debemos mirarlo.

Tal vez alguna de nosotras esté envuelta en tristeza, dolor, angustia, con su autoestima por el piso, llorando sin esperanza. Pero hoy Jesús como sólo Él sabe hacerlo nos sale al encuentro y restaura nuestra feminidad, a tal punto que en este momento está susurrando a tus oídos…

__Amada, he aquí que eres bella y hermosa para Mí.

¡Bendiciones!








martes, 26 de septiembre de 2017

PARA ESTE MARTES....

Un popurrí de imágenes con textos bíblicos.


jueves, 21 de septiembre de 2017

¡FELIZ PRIMAVERA!

Te deseo de todo corazón, qué Dios bendiga el comienzo de esta primavera o de este otoño, según donde te encuentres. Qué sus planes y propósitos se hagan realidad en tu vida y hogar.

Nunca te olvides cuán importante sos para Jesús.

Salmos 117:1 Alaben al Señor, naciones todas! ¡Pueblos todos, cántenle alabanzas!
2: ¡Grande es su amor por nosotros! ¡La fidelidad del Señor es eterna! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

¡Bendiciones!


jueves, 14 de septiembre de 2017

"REFLEXIÓN DE UN JUEVES SOLEADO"



Allí va ella, Sabrina, nuestra amiga del día de hoy.
Va con sus manos llenas de floreros, los cuales están inundados de coloridas flores. Pero estas flores significan para Sabrina, cada una de sus ilusiones.
Sabrina vive un mundo lleno de fantasías, rodeada de falsas expectativas; en dónde si no le dan lo que quiere, si no la hacen los demás felíz, si no satisfacen sus caprichos, toma sus floreros y se marcha a otro lugar.
Si observamos la imagen, su pobre mascota, ya cansada de seguirla, trata de detenerla. Pero a Sabrina nada la detiene, su egoísmo y su vida interior tan frustrada, la lleva a no animarse a solucionar así su pasado y su presente; para tener como consecuencia un futuro libre y feliz.
Y así somos muchas veces nosotras. Nos comportamos como Sabrina, vamos de lugar en lugar, cargando nuestras falsas expectativas, pintando de los más lindos colores nuestros fracasos, para que nadie se de cuenta.
Y como consecuencia, vamos de lugar en lugar, tocando puertas que no deberíamos nunca llamar. Buscando consejos en donde nunca deberíamos escuchar. Abriendo nuestro corazón a personas, las cuales jamás les deberíamos contar nuestros problemas.
¿Cuál sería la solución para Sabrina y para nosotras?
* Ir a a Dios buscando ayuda. Sabiendo que nos ama, nos escucha y nos responde.
* Solucionar nuestro pasado y nuestro presente en las manos de Dios.
* Animarnos a ponernos de pie por dentro, pidiéndole ayuda al Espíritu Santo para que nos ayude a trabajar con nuestras emociones tan alteradas.
* Tomar la decisión de hacer a Jesús dueño y Señor de nuestra vida.
Tarea para hoy:
Soltar esos falsos floreros llenos aparentemente de bellas flores; y cambiarlos por llevar la Palabra de Dios, en nuestro corazón y nuestro diario caminar.
Buscando ser inundadas de la fragancia hermosa del Espíritu Santo.
Corriendo cada día a los brazos amados de nuestro Jesús, nuestro único Señor y Salvador.
Te deseo que tu vida sea rodeada, por la única flor que puede perfumarte, esa flor es Jesús, la Rosa de Sarón.
Invitá a Jesús a que te abrace con sus lirios, porque Él desea poner en tus labios una nueva canción.
Una canción de amor y de esperanza, que transformará tu vida y tu corazón.
Dejá que el Espíritu Santo te corone con las bellas flores del jardín de Dios.
Nunca te olvides cuán importante sos para Jesús.
Cantares 2:1 Yo Soy la rosa de Sarón, Y el lirio de los valles.
¡Bendiciones!

martes, 12 de septiembre de 2017

miércoles, 6 de septiembre de 2017

PARA ESTE MIERCOLES....

YA BASTA DE INVITAR A LA MISMA NIÑA, TODAS LAS TARDES A TOMAR EL TE.
Hay mujeres que viven alimentando sus emociones solamente con el pasado. Se entristecen por lo que les hicieron, quizás vivieron falta de comprensión de sus padres, desengaños amorosos, fracasos laborales, ministeriales, etc.
O tal vez viven amargadas por lo que ellas pudieron haber hecho en la vida pero nunca se animaron a realizar nada.
Hay otras que se niegan a aceptar el paso del tiempo, siendo su comportamiento como pequeñas niñas caprichosas, sin importar cuanto pueden perjudicar a los demás. Y se transforman así en mujeres caprichosas, dando la apariencia de indefensas pero en realidad cuando explotan, parecería que dentro de ellas tienen una bomba nuclear.
Hay muchas mujeres que viven de rituales, sí, mis amigas, de rituales. Se levantan, realizan sus quehaceres, pero llegada la tarde preparan una linda mesa para tomar el té. Invitando así de manera imaginaria a aquella pequeña niña que una vez fueron y que ellas mismas no dejan ir y crecer.
Entonces se autocompadecen todo el tiempo, les hablan de sus fracasos, de sus errores y siempre delegan la culpa hacia los demás. Y no estoy desmereciendo lo que les o te pasó en la vida, simplemente estoy haciendo énfasis en una situación en dónde la Biblia nos enseña que en Jesús está nuestra victoria (1 de Corintios 15:57), qué todo lo podemos en Cristo que nos fortalece (Filip. 4:13), que somos más que vencedoras en Él (Romanos 8:317)
Amadas hoy es el día indicado, para poner tu vida a cuenta con Dios. Para renunciar en el nombre de Jesús a todo lo que te ata y no te deja avanzar y ser libre. Como por ejemplo, la falta de perdón, la culpa, el odio, el resentimiento, el dolor, la ira, el enojo, envidia, celos, amargura, deseo de venganza, tristeza, soledad, pensamientos de muerte, autocompasión, autoestima baja, incredulidad, el pasado, el presente, o el temor a enfrentar el futuro, etc.
2 de Corintios 5:17 Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! (NVI)
No te olvides, que satanás desea que vivas presa de tu pasado, afectando así no solo tu vida sino todo tu entorno.
En Jesús, somos nuevas criaturas, en Él está nuestra victoria, en Él está lo nuevo para nosotras.
No nos acostumbremos ni nos conformemos a sobrevivir cada día; porque Cristo Jesús vino para que tengamos vida y vida en abundancia. (San Juan 10:10)
Oremos:
Dios en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora de cada uno de ellos. Recibo a Jesús en mi corazón como mi Salvador y Señor de mi vida.
Renuncio en Cristo Jesús a toda falta de perdón y tomo la decisión de perdonar a ........... y me declaro libre de todo deseo de venganza.
Renuncio también a toda culpa, amargura, ira, enojo, tristeza, pensamiento de muerte, celos, orgullo, resentimiento, etc. en el nombre de Jesús y me declaro libre.
Dios te entrego ahora mi pasado, dejo ir en tus manos a esa niña que fuí, y que llevo en mi corazón, la cual está llena de dolor y desesperanza.
Espíritu Santo, quiero conocerte, te necesito, lléname de tu presencia.
En el poderoso nombre de Jesús, amén.
¡Bendiciones!

jueves, 31 de agosto de 2017

PARA ESTE DÍA... CERRAR LOS OJOS



Cerré mis ojos por un instante y sentí que tu presencia estaba junto a mí.
Cerré mis ojos para alabarte y me sorprendió tu sonrisa abrazándome el corazón.
Cerré mis ojos para contemplar tu hermosura y fue tu presencia la que acarició mi interior.
Cerré mis ojos para adorarte y me tomaste en tus brazos llenos de amor.
Cuando cerramos nuestros ojos y abrimos a Dios nuestra alma y nuestro corazón.
Él se manifiesta cuán rosa fragante, envolviendo nuestra vida con su maravilloso amor.
E inmediatamente cobramos ánimo, porque Él nos llena de su presencia, de su poder, de su perfume y de su unción.
Te invito a cerrar tus ojos por un instante y allí en dónde te encuentres, declarale a Dios tu amor.
Para reflexionar:
¿Cuánto hace qué no detenés tu mundo y hacés silencio en su presencia, dejándo así que Dios te acaricie y te acune en sus brazos de amor?
¿Cuánto hace qué no le pedís al Espíritu Santo que te sumerga en su unción y te renueve en las alturas, llevándote a ser cómo las águilas?
Cuando diferentes luchas se nos presentan, sentimos como si el piso se nos moviera, el temor nos invade y la angustia nos rodea.
Pero es maravilloso saber que tenemos un Dios poderoso que cumple su Palabra y en este día nos invita a caminar en fe.
Salmo 121:1 A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda?
2 Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra.
3 No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida.
4 Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel.
5 El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora.
6 De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche.
7 El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida.
8 El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre. (NVI)

¡Bendiciones!


jueves, 24 de agosto de 2017

NO TE ASUSTES... EN EL RELOJ DE DIOS, NO MARCA TU HORA

¡Cuántas veces corremos de manera tan apresuradas, qué la vida avanza tan rápido, en dónde el tiempo se nos va y quedamos allí, paralizadas y asustadas!
¡Cuántas veces quisiéramos detener el tiempo, parar el universo y escapar a un lugar bien alto, dónde nadie nos encuentre!
Es entonces, cuando entiendo, que estamos viviendo y corriendo conforme a nuestro propio reloj.
Un reloj, en dónde quizás no tuvimos ni un segundo para hablar con Dios.
Y entonces nos encontramos allí con los pelos parados y despeinados, jaja, los ojos desorbitados, con un grito en la boca y con miedo a seguir; esos son síntomas que nos dicen... que estamos a punto de explotar.

Materias que cursar, exámen para rendir, trabajo que entregar, un empleo que necesita de mí, una familia que atender, hijos, esposos, padres, etc. que demandan de mi tiempo, un Dios que me salió al encuentro y que me anhela celosamente, una vida propia que tengo que llevar adelante, muchas situaciones que tengo que enfrentar. Y así podría enumerar un sin fin de actividades que cada una de nosotras tenemos que atravesar a diario. Y estoy segura que cada una de ustedes tienen miles de temas para agregar a este escrito. 
Pero calma, tengamos calma, no todo está perdido, todo tiene solución y salida en las manos de Dios.
Veamos lo que dice su Palabra:

Mateo 11:28 Vengan a Mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y Yo les daré descanso. (NVI)

1 de Pedro 5:7 Depositen en Él toda ansiedad, porque Él cuida de ustedes. (NVI)

Salmo 31:15 En tu mano están mis tiempos; (RV)

Tarea para hoy:

1- Ir a Jesús y entregar nuestro cansancio y agobio en presencia, sabiendo que el Espíritu Santo nos va a fortalecer y dar sabiduría para llevar nuestro día adelante.
2- Depositar en Jesús toda nuestra ansiedad, una a una, sabiendo que solamente Él cuida de mí.
3- Descansar en su infinito amor, sabiendo que en sus manos de poder, están mis tiempos, mi vida y mi familia.

Y por supuesto, lo principal, leer su Palabra, la Biblia, orar, pasar tiempo a solas con el Espíritu Santo. Entregarle cada día mi vida a Dios, haciéndolo el Señor de mi vida. Caminando en fe, sabiendo siempre que Dios tiene planes de bien y de paz para sus hijos. (Jeremías 29:11)

¡Jamás en la vida, vamos a encontrar a alguien qué nos ame y nos cuide más y mejor qué Jesús!
Dejáte amar por Él, dejá a Jesús que te rodee de su favor.
Sos amada, sos importante, sos preciosa para Dios.

Si tan solo pararías un segundo tu agitada vida, si tan sólo cerrarías tus ojos y abrirías tu corazón a Jesús, te aseguro que sentirías su presencia a tu lado, sentirías que acaricia tu rostro  con su perfume y su unción.

¡Bendiciones!