sábado, 10 de diciembre de 2016

"PEQUEÑA REFLEXIÓN DE SÁBADO"


Abrí mis ojos y ya estabas a mi lado.
Como cada día siempre Tú estás.
Amando, sonriendo y abrazando.

Dando siempre la mano 
Para que volvamos a empezar.
Abrí mis ojos y di gracias por estar viva.
Y te pedí que me muestres tu propósito en mi.
Porque mi deleite está en contemplarte.
En alabar tu nombre y servirte hasta el fin.
Jesús el Nazareno, es por siempre fiel y bueno.
Jesús mi gran amigo está también junto a ti.
Dejálo que te abrace y que te llene de su presencia.
Y en este bello día, animate y decile… 
“Sí mi amado Jesús, has tu voluntad en mi”
Amadas amigas, Jesús está tan enamorado de nosotras, que no deja pasar ni un segundo sin contemplarnos y suspirar así de amor.
Hoy sábado debe ser un día en el que sientas su abrazo, su mirada y su amistad. 
Dejá que Jesús te acaricie el corazón, solamente Él tiene el poder para curar tus heridas.
Jesús nos eligió a nosotras y nosotras debemos darle por completo nuestra vida a Él.
San Juan 15:16 No me elegisteis vosotros a Mí, sino que Yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, Él os lo dé.
¡Bendiciones!