sábado, 31 de diciembre de 2016

¡Feliz y bendecido año 2017, para vos y toda tu familia!


Elegí terminar este año 2016 y comenzar el año 2017, con el Salmo 23. Este Salmo fue mi mayor inspiración en los momentos más difíciles de mi vida. Y también fue motivo de gozo infinidad de veces cuando al leerlo veía que Dios había cumplido cada palabra en mi vida y hogar.
Salmos 23
Jehová es mi pastor
1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
Oremos:
Padre en el nombre de Jesús, te damos gracias porque tu mano de amor y de poder nos sostuvo todo el año 2016.
Amado Dios ponemos el año 2017 en tus manos.
Nos consagramos a Tí. Cubrimos nuestra vida y familia con la sangre de Cristo Jesús.
Pedimos que El Espíritu Santo inunde nuestra vida y hogar con su presencia y unción.
Estamos expectantes de ver lo que vas a hacer en este año 2017.
Y nos comprometemos a vivir conforme a tu Palabra, a tu bendita voluntad, en obediencia, santidad y amor.
Te decimos con todo nuestro corazón....
"Amado Padre Celestial, henos aquí, has tu voluntad en nuestra vida y nuestra familia!
Te amamos. Amén.
¡Bendiciones!