miércoles, 26 de octubre de 2016

S.O.S ¡NOSOTRAS Y NUESTRAS EMOCIONES!! ES TIEMPO DE HACERNOS CARGO....


PASAN LAS HORAS, SE NOS VAN LOS MINUTOS, CORREN LOS SEGUNDOS Y NOSOTRAS NO SABEMOS PARA QUÉ LADO ESCAPAR.

Las emociones y los sentimientos juegan un rol importante en nuestra vida espiritual.
Tenemos el deber como cristianas de administrar las emociones de acuerdo a la Palabra de Dios.
Somos un ser tripartito: cuerpo, alma y espíritu. Y debemos funcionar en equilibrio con cada uno.
Las emociones: Son una agitación o movimiento que sentimos en el alma.
Los sentimientos: es una sensación de moderada intensidad y que es perdurable en el tiempo.
Las emociones funcionan como un indicador negativo o positivo en nosotras.
Una emoción negativa nos lleva a hacer cosas que nos apartan de Dios. Ej: enojarnos.
Una emoción positiva nos lleva a estar felices y dar las gracias a Dios. 
Debemos tener la capacidad de trabajar a diario para controlar nuestras emociones, basadas en la Palabra de Dios.
Las emociones son causadas por sentimientos, ya que los sentimientos es lo que sentimos internamente después de haber usado nuestros sentidos. 
Dios ha provisto un medio para que sus hijos no sean víctimas de ciertas emociones destructivas. El secreto del cristiano es Gálatas 5:16: Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
Para llevar adelante este pasaje de Gálatas debo tener dominio propio sobre mi vida y mis emociones.
Proverbios 16:32 “Es mejor tener dominio propio que dominar una ciudad”.
Ahora bien, mis emociones afectan mis pensamientos para bien o para mal, y a través de éstos deja en evidencia nuestro carácter.
El carácter: Es el verdadero “Yo”, implica la mente, las emociones y la voluntad influenciadas por nuestras experiencias, nuestra educación, creencias, etc.
Jesús dijo: "...aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón" (Mt. 11:29)
El carácter es el área en la que más lucha el cristiano. Pero también puede ser el área más abandonada por el cristiano. 
Carácter proviene de una palabra griega que significa: «marca»; una marca en la vida que define a las personas. 
Ej: ¡Qué mal carácter tiene!! Ó ¡Qué carácter dócil tiene!
Jesús se destacaba por tener un carácter compasivo. Tenía empatía- tenía paciencia- Era amable- era perdonador- era amigo- Etc.

Para reflexionar:
¿Qué clase de emociones gobiernan tu vida y acompañada de qué sentimientos?
¿Qué circunstancias difíciles en la vida, las está usando Dios para construir tu carácter?
¿Qué clase de carácter tenés y cómo te ven los demás?
¿Cuánto del carácter de Cristo está en tu vida?

¡Bendiciones!