jueves, 7 de julio de 2016

HOY JUEVES... MIRÁ HACIA ARRIBA



Hola.... Bendiciones en este hermoso día.


Recuerdo perfectamente aquel día que me sentía tan mal de salud, sinceramente el desánimo me había declarado la guerra. Me encontraba luchando frente a esa necesidad y fue cuando la dulce voz de Dios habló a mi corazón:
__Tere, mirá hacia arriba.
Fue entonces que entendí que si me quedaba con la cabeza gacha mirando mi situación iba a seguir actuando como las gallinas, que pican y pican, andan y andan con la mirada en el piso.
Pero sin embargo, si a pesar de mi situación, me animaba a mirar a Dios en oración, allí cobraría las fuerzas como las águilas y volaría bien alto, al plano sobrenatural, para así por medio de Jesús tomar mi milagro.

Y este hermoso Salmo vino a mi mente:


Jehová es tu guardador
1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.
3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.
4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.
5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.
7 Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.
8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.



Y fue así como entendí que solamente alzando mis ojos espirituales en oración, allí en la intimidad de mi cuarto; dejando que la presencia del Espíritu Santo me inunde, hará que el socorro de Dios venga a mi rescate.
Debemos quitar nuestra mirada y nuestro corazón del problema y poner nuestros ojos en Jesús. (Hebreos 12:2)


El desafío de hoy, dejar de ser gallinas para convertirnos en águilas que vuelan a las alturas ;y asi seremos transformados para la gloria de Dios.


Isaías 40:31 pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. (NVI)


¡Qué hoy jueves, podamos entregarle nuestro corazón a Dios y decirle!...."Señor amado, mi confianza está puesta únicamente en Tí!


Con cariño: Tere.


Bendiciones.