viernes, 10 de junio de 2016

"LA NOVIA ESPERA AL NOVIO" ELLA YA ESTÁ PREPARADA Y ¿VOS?


Hola... Les comparto estas letras que el Espíritu Santo puso esta mañana en mi corazón.
Quiero alentar a cada mujer con estas palabras. Amigas vale la pena mantener nuestras lámparas encendidas. Vale la pena vivir en santidad y obediencia. Debemos estar cada día preparadas, como una novia, que espera su gran día. Así somos para Jesús, sus amadas, Él nos brinda banquete con su amor. Él nos entiende, nos alienta, nos restaura, nos sana. No perdam...os en este día, la fe y la esperanza de saber que Jesús volverá por los suyos.

                                         Allí estaba ella, cuan novia radiante...
 Sentada a la orilla esperando a su amor.
Su pasión era leer la Biblia, como cada día.
Dejando así  que el sol, la alumbrara con su resplandor.
Allí estaba ella, cuan novia radiante...
Esperaba al pescador de su alma, que la venga a buscar.
Ya estaba preparada, su vestidura no había sido manchada.
Y su corazón latía fuerte, porque su amado cerca está.
Allí estaba ella, cuan novia radiante...
Nunca dejó que menguara el aceite de su lámpara.
Y con una sonrisa en su rostro.
Y con un amor apasionado.
Miró el cielo azul y estas palabras declaró:
__Jesús, mi novio amado, ven hoy a buscarme, esperándote estoy.
Y allí a lo lejos se oyeron las trompetas.
Un gran estruendo se escuchó a su alrededor.
¡Jesús, está volviendo a buscar a su Iglesia!
Pero... ¿Cómo estamos vos y yo?
¿Estamos listos y sin manchas?
¿Estamos en santidad y obediencia?
¿O quizás hoy necesites pedir perdón a Dios?
No dilates más el tiempo, corré a sus brazos.
Jesús te ama y te espera.
Porque en Él hay salvación, vida eterna y perdón.

San Lucas 21:27 Entonces verán al Hijo del Hombre,
que vendrá en una nube con poder y gran gloria.


1 de Corintios 15:51He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados



Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!