miércoles, 1 de junio de 2016

"BENDECIDO MES DE JUNIO"


_¿Qué puedo decirte qué ya no te lo he dicho? ¡Si vos sabés cuánto te amo!
Le dijo Celeste a Dios.
Y Él con un suave susurro, estas palabras habló a su corazón:
_Mi amada y preciosa hija, en cada momento espero que me digas palabras de amor. Quiero que sepas que estoy a tu lado, que te miro en silencio, que extiendo mi mano de bendición hacia tu vida y tu hogar.
Tus peticiones no me son ajenas, tu servicio y tu devoción por Mí te los agradezco Yo. Pero nunca te olvides que mi mayor anhelo es que me ames con todo tu ser y tu corazón.

Mis amadas amigas, tal vez en este día, haya en nosotras una Celeste que está creída que ya le ha dicho todo a Dios. Que Él no necesita que le digamos cuánto le amamos y necesitamos. O quizás estás resentida con Él por las oraciones todavía no contestadas.

¡Qué en este mes de junio, podamos declararle palabras de amor!
Palabras pintadas de colores claros, junto a colores vivos, perfumadas con fe, esperanza y gozo; por tener un Dios tan amoroso qué vive pendiente de nuestra vida y nuestro hogar.

Dejemos que el Espíritu Santo nos llene hoy de su presencia. Pidamos ser renovadas por Él. Confiemos en que la poderosa mano de Jesús pelea por nosotras y por nuestra familia. Anhelemos ser mujeres sabias y entendidas en Dios.
No hay nada más maravilloso que saber que tenemos un Padre Dios amoroso que nos dice:


_Mi amada hija, en este mes de junio....
MI PRESENCIA IRÁ CONTIGO, Y TE DARÉ DESCANSO. (Éxodo 33:14)


Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!