jueves, 23 de junio de 2016

PARA ESTE JUEVES... "A SOLAS CON EL ESPÍRITU SANTO"



Hola.... ¡Dios te bendiga!




Jeremías 1:8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.
9 Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.
10 Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.



¡Qué Palabra tan poderosa y alentadora para cada uno de nosotros cómo Iglesia!
Cuando Dios me habla al corazón por medio de su Palabra,  lo primero que hago no es decir solamente gracias Señor; y ponerme a orar para ver que me quiere decir. Sino por el contrario, evalúo mi vida para ver como está  con Él.
Pienso en cómo está mi relación con El Espíritu Santo, como está mi tiempo de oración y lectura de la Palabra y pienso en si mi pasión por Cristo ha menguado o sigue intacta.


Cada uno de nosotros queremos que Dios nos use. Deseamos que las señales nos sigan, ver como en el nombre de Jesús hay victoria, sanidad, liberación, etc.
Pero me pregunto...¿Cuánto tiempo a solas invertimos con el Espíritu Santo para qué esto suceda?
Dios nos habla en Jeremías que no temamos, que Él está con nosotros para librarnos, para usarnos, que pondrá sus palabras en nuestra boca.
Dios nos alienta a movernos en el plano sobrenatural, nos garantiza por medio de Jesús, de su victoria en la cruz, nuestra victoria y bendición.
Pero no nos podemos quedar solamente creyendo estas palabras, sino que debemos ponerlas por obra.


Entonces me pregunto:
¿Cómo poder hablar de alguien qué no paso tiempo con Él?
¿Cómo voy a creer que en el nombre de Jesús hay poder sino vivo a diario en mi vida una relación personal con Jesucristo, haciéndolo no sólo mi Salvador, sino el Señor de mi vida?
¿Cómo me voy a mover en el plano espiritual en lo sobrenatural sino experimento lo qué es pasar tiempo a solas con el Espíritu Santo?


En este día, Dios nos llama a movernos en fe, creyendo en su Palabra, tomando en Cristo Jesús nuestros beneficios y llevando a cabo nuestras obligaciones como hijos de Dios.
Pero es necesario que los que le adoremos, lo hagamos en espíritu y verdad.

San Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.



Con cariño: Tere.


¡Bendiciones!