sábado, 7 de mayo de 2016

"ESCONDIDAS EN ÉL"

Cerrar los ojos por un instante y permitirnos que el mundo pare a nuestro alrededor. Olvidarnos por unos segundos de nuestras obligaciones y fundirnos en profundo amor con Dios.
Parecería que todo lo que nos rodea nos lleva de tal manera a que no podemos priorizar el pasar tiempo de calidad con nuestro Señor.


 Problemas, dificultades, enfermedades, etc. etc y muchos etc. tal vez estén invadiendo tu vida hoy....

Pero acaso... ¿Nuestra fortaleza está en nosotras mismas? ó ¿No deberíamos echar nuestras cargas y ansiedades sobre las manos de Dios? (1 de Pedro 5:7)

¿Te pusiste a pensar en qué se te va el tiempo? Tal vez en el chats, todo el día con el Facebook, con la tele o el celular.


Cuando hemos gustado estar en la presencia de Dios, yendo rápido a escondernos en Él, en sus manos de amor y así en silencio disfrutar de su divinidad. Es imposible que se te vaya un solo día, sin que necesites estar escondida debajo de sus alas, envuelta en su amor. (Salmos 91:4)


¡Qué interesante sería, qué hoy podamos evaluar nuestra vida cotidiana, ver lo qué nos está robando el tiempo, esas cosas que se nos presentan las cuáles no nos damos cuenta qué nos están alejando de la presencia de Dios!


En lo personal, no quiero y trabajo para que no me vuelva a ocurrir, cuando un día el Espíritu Santo habló a mi corazón y este texto bíblico me cito:


Apocalipsis 2:4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.


En este sábado te y me pregunto:


¿Cuánto hay de Jesús en nuestra vida y cuánto de nuestra propia naturaleza gobernando nuestro corazón?


San Juan 3:30 Es necesario que Él crezca, pero que yo mengüe.


Con cariño: Tere.


¡Dios bendiga tu fin de semana!