jueves, 12 de mayo de 2016

"12 DE MAYO... DÍA INTERNACIONAL DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA// ENCEFALOMIELITIS MIÁLGICA"


La Organización Mundial de la Salud lo considera como una enfermedad neurológica grave y aparece en la lista americana de enfermedades infecciosas nuevas, recurrentes y resistentes a los medicamentos.


"Una palabra para las mujeres que sufren de... Síndrome de Fatiga Crónica" (De mi libro "Ahora sé quién soy" Junto a Bellas Historias)


Querida amiga sé por lo que estás pasando, porque ya estuve en tu lugar. Solamente quienes conocemos esta enfermedad, podemos saber lo que se sufre y la desesperación tan grande que es atravesar por ella.
En todo ese proceso pasé por diferentes etapas, al principio sentí tantos síntomas que los médicos se encontraban desconcertados ante mi caso.
En la época que me enfermé no todos los profesionales estaban interiorizados sobre este tema. Y te confieso y estoy segura que a vos también te debe pasar lo mismo, que tenés miedo a que los demás piensen que exagerás. En un momento busqué ayuda, pero después entré en la etapa de negación y rompí todo el material relacionado con esa enfermedad y me puse miles de caretas tratando de esconder una realidad que estaba a la vista de todo el mundo.
La desesperación y el miedo me invadían cada día, ya que me sentía morir, como posiblemente te pase a vos.
Quiero decirte algo, no estás loca, no sos rara, no inventás síntomas desde tu cabeza, no des lugar a sentimientos y pensamientos que nada tiene que ver con la realidad.
El Síndrome de Fatiga Crónica, es una enfermedad desgastante para el físico, la mente, el alma y el espíritu. Pero no tiene autoridad sobre nosotras para terminar con nuestras vidas, porque tu vida está en las manos de Dios y Él hoy quiere tocar tu corazón.

Quiero que te centres en el milagro que Dios hizo en mí. Sé que tiene un propósito con todo esto para vos también y creo fervientemente que su mano está sobre tu vida ahora. Tenés que llegar hasta el momento en que te decidas a querer salir adelante. Entiendo perfectamente que los dolores son muy fuertes, hasta el punto de invalidar tu vida, pero es clave que vos comiences de a poco a cambiar tu mentalidad.
Quisiera estar a tu lado, abrazarte, llorar con vos y después que te hayas desahogado, poder reír juntas.
Posiblemente pronto nos podamos conocer, pero lo más importante es que tenés a tu lado a alguien que está las veinticuatro horas con vos, su nombre es Jesús.
Extendé tus brazos hacia Él y dejá que te ayude, que te sostenga y que te sane.

Le pido a Dios que al igual que lo hizo conmigo, comience paso a paso a llevarte por el camino hacia la sanidad y la libertad, hasta el punto justo en el que puedas decir:
__Gracias Jesús. ¡Ahora yo también sé quién soy!





Oremos juntas:
Padre amado, nos unimos en el nombre de Jesús para pedirte que sanes a cada persona que está padeciendo Fibromialgia y/o Síndrome de Fatiga Crónica o cualquier otra enfermedad, dolencia o malestar.
Señor amado, para Tí no hay imposibles, vos sos especialista en revertir cualquier mal diagnóstico. Y hoy te pido que así como me sanaste a mí de esta enfermedad, que mayores cosas hagas en quienes están enfermos y necesitados.
Te ruego que la presencia del Espíritu Santo esté llenando cada vida y cada familia, que en esta semana podamos dar testimonio de tus maravillas.
Gracias Dios, porque ninguna oración vuelve vacía, porque tu Palabra dice que clama el Justo y Tú lo oyes.
En el nombre de Jesús, amén.



Salmo 34:17 Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias.


Con cariño: Tere.