lunes, 4 de enero de 2016

"PRIMER LUNES DEL 2016... ME DESPERTÉ PENSANDO EN TÍ"



Me desperté pensando en Tí.
Sintiendo tu abrazo y tu cariño.
Me desperté pensando en Tí.
En tus rosas y tus lirios.

Me desperté y entendí...
Que caminás siempre conmigo.
Que nunca me dejarás
Que sos mi fiel amigo.

Me desperté pensando en Tí
Y descubrí una nueva mañana.
Te presentaste en mi camino
Y me llamaste a ir contigo.

Jesús, heme aquí.
Jesús, por siempre te seguiré.
Jesús, tu presencia me cautiva.
Y llena de gozo mi ser.
(Tere)


Éxodo 33:14 Y Él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.

Lamentaciones 3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Isaías 6:8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

Efesios 5:14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes,
Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.

Padre amado, venimos a Tí en este día, en el nombre de Jesús, para pedirte perdón por nuestros pecados. Te entregamos esta semana que comienza en tus manos. Nos consagramos a Tí en obediencia, en santidad, en amor y esperamos que tu presencia nos inunde, nos renueve, nos llene de Tí.
Cubrimos nuestra vida, nuestro hogar y nuestra familia, con la sangre de Cristo Jesús.
Amado Padre divino, que cada día podamos despertar pensando en Tí, que nuestro andar sea siempre de tu mano. Y si alguno de nosotros está dormido espiritualmente, que este sea un día, de despertar en Cristo Jesús.
Amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!