sábado, 31 de diciembre de 2016

¡Feliz y bendecido año 2017, para vos y toda tu familia!


Elegí terminar este año 2016 y comenzar el año 2017, con el Salmo 23. Este Salmo fue mi mayor inspiración en los momentos más difíciles de mi vida. Y también fue motivo de gozo infinidad de veces cuando al leerlo veía que Dios había cumplido cada palabra en mi vida y hogar.
Salmos 23
Jehová es mi pastor
1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
Oremos:
Padre en el nombre de Jesús, te damos gracias porque tu mano de amor y de poder nos sostuvo todo el año 2016.
Amado Dios ponemos el año 2017 en tus manos.
Nos consagramos a Tí. Cubrimos nuestra vida y familia con la sangre de Cristo Jesús.
Pedimos que El Espíritu Santo inunde nuestra vida y hogar con su presencia y unción.
Estamos expectantes de ver lo que vas a hacer en este año 2017.
Y nos comprometemos a vivir conforme a tu Palabra, a tu bendita voluntad, en obediencia, santidad y amor.
Te decimos con todo nuestro corazón....
"Amado Padre Celestial, henos aquí, has tu voluntad en nuestra vida y nuestra familia!
Te amamos. Amén.
¡Bendiciones!

miércoles, 28 de diciembre de 2016

MIERCOLES….. UNA PEQUEÑA REFLEXION, UN LLAMADO A DESPERTAR.



 
Mujeres Dios nos está llamando a anunciar las Nuevas Buenas, nos está invitando a unirnos como gran ejército, cuan millares de sus hijas amando al Salvador. Despertemos para anunciar las virtudes de aquel que nos sacó de las tinieblas a la luz admirable. (1 de Pedro 2:9)
 
Veamos juntas las diferentes versiones del Salmo 68 y despertemos a la realidad de que somos llamadas a servirle.
 
Salmo 68:11 El Señor daba palabra; Había grande multitud de las que llevaban buenas nuevas. (RV 1960)
 
Salmo 68:11 El Señor ha emitido la palabra, y millares de mensajeras la proclaman: (NVI)
 
Salmo 68:11 El Señor da la palabra; las mujeres que anuncian las buenas nuevas son gran multitud: (BLA)
 
Salmo 68:11 El Señor dio un mensaje; muchas mujeres lo anunciaban: (DHH)
 
Cuando una mujer se levanta en fe y le cree a Dios, Él la inunda de su palabra y de su presencia; por ende el enemigo retrocede y la mujer recoge frutos.
 
Hoy, en este día, el Espíritu Santo nos está inquietando a despertar y al igual que a Débora, nos llama a entonar cántico. Un cántico de victoria, de salvación, de sanidad, de obediencia, de santidad, de liberación, de libertad, de vida eterna, en Cristo Jesús.
 
Jueces 5:12 Despierta, despierta, Débora; Despierta, despierta, entona cántico.
 
Te invito a colocar tu nombre….
 
Jueces 5:12 Despierta, despierta, ……………………..; Despierta, despierta, entona cántico.
 
No nos olvidemos que Dios no hace acepción de personas. (Romanos 2:11)
¡Qué nada ni nadie te robe la bendición de lo qué Dios ha puesto en tu corazón!
¡Qué nada ni nadie robe tu cántico, hoy es el día para despertar espiritualmente y creerle a Dios!!


sábado, 24 de diciembre de 2016

¡FELIZ Y BENDECIDA NAVIDAD!



Isaías 9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Jesús es su nombre.
Él es nuestro Salvador.
Por siempre honrado
Él es nuestro Señor.
Jesús es su nombre
Él dio su vida por amor.
Nació y creció, 
Murió y resucitó.
Un niño nos es nacido...
Él es el Gran Yo Soy 
Admirable y consejero.
Nuestro Salvador y Redentor.
Dejá que Jesús nazca en tu corazón hoy, te invito a hacer esta oración:
Dios, en este día de Navidad, declaro que recibo a Jesús como mi Salvador personal y el Señor de mi vida. 
Te pido perdón por todo mis pecados, me arrepiento de cada uno de ellos. Anotá mi nombre en el Libro de la vida. 
Espíritu Santo te necesito, quiero conocerte. Amén.

¡Bendiciones!


martes, 20 de diciembre de 2016

PEQUEÑA REFLEXIÓN DE MARTES… CON UN POCO DE MI TESTIMONIO.



 

¿POR QUÉ MI LIBRO SE LLAMA “AHORA SÉ QUIÉN SOY”?
 
Cuando me enfermé de Encefalomielitis Miálgica, llevaba once años desde aquel maravilloso día que recibí a Jesús en mi corazón. Pero de repente, esta enfermedad venía a cambiar todo el estilo de mi vida. Por supuesto que Dios no me la envió pero sí se valió de ella para transformar la mujer interior que había en mí.
Recuerdo el día que estaba en mi habitación, imposibilitada de moverme, a oscuras, sin poder soportar el mínimo ruído, ya que mi cerebro en la parte derecha se hinchaba trayéndome un sinfín de consecuencias.
 
Y en un instante, el Espíritu Santo con  un calor suave y amoroso rodeó mi vida y estas palabras habló a mi corazón:
__Tere, vas a escribir un libro y se va a llamar “Ahora sé quién soy”.
 
Por supuesto no entendía nada, ya que no podía ni siquiera tomar una lapicera con mis manos. Pero fui obediente a su palabra y en el medio del dolor, de la oscuridad y con un corazón rendido a Dios, me introduje de su mano a ese maravilloso y transformador desafío.
No voy a olvidar jamás el día en que el Espíritu Santo grabó a fuego el siguiente texto bíblico en mi corazón:
 
3 de Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.
 
Dios iluminó mi mente a través de este pasaje bíblico y comprendí que me enfocaba en recibir solamente sanidad y que de hecho la necesitaba. Pero fui confrontada al entender que así como prospera mi alma iba a recibir sanidad y prosperidad en cada área.
Dios me pudo haber sanado en décimas de segundos, pero sin embargo se sentó a mi lado con paciencia, y trabajó conmigo en encontrarme con la mujer interior que Jesús había pagado el precio para que yo fuera y para que vos seas.
Entonces me dí cuenta, cuan pendiente vivía por el qué dirán. Comprendí que no podía decirle no puedo a nada ni a nadie. Que todo eran obligaciones para mí y  cada vez descansaba menos, hasta que me agoté. Y como consecuencia todo esto  me llevó a tener mis emociones alteradas.
Después que Jesús me sanó, entendí verdaderamente a través de ese proceso, quién soy en Él. ¡Ahora sí sé quién soy!
Jesús siempre te espera, a Él le interesás, Jesús siempre te llama por tu nombre y restaura tu feminidad.
 
¡Qué en esta Navidad y en lo que resta del año 2016, vos también puedas decir…. Ahora sí sé quién soy en Cristo Jesús!
¡Soy amada, soy aceptada, soy bendecida, por Jesús mi salvador!!
 
Dejá que el Espíritu Santo te visite, te hable y guíe tus pasos hoy.
A Dios le interesa bendecirte y coronarte de su amor.

¡Bendiciones!

lunes, 19 de diciembre de 2016

REFLEXIÓN DE LUNES...



A SOLAS CONTIGO.
Buen día... ¿Cómo están?
Esta madrugada, me desperté de repente, sintiendo en mi corazón que Dios estaba llamándome a pasar un tiempo a solas con Él.

Fue entonces que me levanté, bajé a mi cocina, me preparé algo de tomar y me senté, cerrando mis ojos, buscando así su presencia.
¿Cuál fue el motivo qué Dios me llamó a levantarme a las tres de la mañana? Simplemente y maravillosamente, fue que quería estar a solas conmigo.
Y allí en el silencio de mi cocina, pude sentir la presencia del Espíritu Santo rodeando mi ser. Era como si su mano de amor acariciara mis hombros. Como si su perfume sin igual envolviera mi vida.
Y luego, como haríamos cada uno de nosotros, aprovechando esa oportunidad le presenté en oración algunas peticiones que tengo en mi corazón.
Pero en menos de un segundo entendí que no era momento de pedir, sino que era un tiempo de amor, entre ´Jesús y yo.

Dios te va a llamar, te va a importunar, te va a inquietar, te va a buscar; solamente porque desea y anhela estar a solas contigo.
Hace treinta y un años atrás, justo una semana antes de Navidad, Jesús me salía al encuentro, envolviéndome con su amor, cautivando así mi corazón. Y desde esa fecha son innumerables las veces, que me ha despertado solamente para estar a solas conmigo.
Dios te ama con amor eterno, déjate amar por su infinito amor. Dejá que te salga al encuentro y te acaricie el corazón.
¿Cuánto hace qué no escuchás la voz de Dios llamándote para pasar tiempo a solas, solamente en silencio, disfrutando de su majestad, poder y amor?
Es mi deseo que no pase este día, sin que le busques con sincero corazón.
Salmo 27:8 El corazón me dice: "¡Busca su rostro!" Y yo, Señor, tu rostro busco. (NVI)
¡Bendiciones!

sábado, 10 de diciembre de 2016

"PEQUEÑA REFLEXIÓN DE SÁBADO"


Abrí mis ojos y ya estabas a mi lado.
Como cada día siempre Tú estás.
Amando, sonriendo y abrazando.

Dando siempre la mano 
Para que volvamos a empezar.
Abrí mis ojos y di gracias por estar viva.
Y te pedí que me muestres tu propósito en mi.
Porque mi deleite está en contemplarte.
En alabar tu nombre y servirte hasta el fin.
Jesús el Nazareno, es por siempre fiel y bueno.
Jesús mi gran amigo está también junto a ti.
Dejálo que te abrace y que te llene de su presencia.
Y en este bello día, animate y decile… 
“Sí mi amado Jesús, has tu voluntad en mi”
Amadas amigas, Jesús está tan enamorado de nosotras, que no deja pasar ni un segundo sin contemplarnos y suspirar así de amor.
Hoy sábado debe ser un día en el que sientas su abrazo, su mirada y su amistad. 
Dejá que Jesús te acaricie el corazón, solamente Él tiene el poder para curar tus heridas.
Jesús nos eligió a nosotras y nosotras debemos darle por completo nuestra vida a Él.
San Juan 15:16 No me elegisteis vosotros a Mí, sino que Yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, Él os lo dé.
¡Bendiciones!

lunes, 5 de diciembre de 2016

"REFLEXIÓN DE UNOS DE LOS ÚLTIMOS LUNES DEL AÑO



Y YO CUANDO....
(Fragmento tomado de mi libro Ahora sé quién soy)
Como mujeres tenemos la tendencia de abarcar todo.
¿Sabés qué es todo? Los chicos, el esposo, el trabajo, el estudio, la casa, la plata, los mandados, la vecina, la iglesia, los padres, los suegros, las amistades, las mascotas, los impuestos, el barrio, los cumpleaños, etc. 
Te preguntarás… ¿Y cómo pongo mi vida en orden con todo este lío? 
Bueno el tema está en aprender a poner prioridades en tu vida, a buscar ayuda, a encontrarte con Dios y con vos misma, a pasar tiempo con Dios, porque en su presencia hay plenitud de gozo.
Salmo 16:11 Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.
Oremos:
Señor tengo tantas obligaciones y tantos desafíos por delante, que sinceramente no encuentro un lugar para mí, para poder estar contigo, para poder estar conmigo misma y para los demás. 
Señor siento que todo lo que me rodea son obligaciones y sinceramente me siento agotada y cansada; por eso ahora tomo autoridad en Cristo Jesús y renuncio a todo lo que me roba la paz y me aleja de tus propósitos.
Amado Dios, Tú me mostrarás la senda de la vida y declaro que en tu presencia hay plenitud de gozo y delicias a tu diestra para mí y para mi hogar. Amén.


sábado, 3 de diciembre de 2016

PARA ESTE SÁBADO....


"PROMESAS DE FORTALEZA, VIGOR Y DESCANSO PARA NUESTRA VIDA"

 


Isaías 58:11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

 

Salmos 92:10 Pero Tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco.

 

Isaías 40:29 Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

 

Isaías 41:10 No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

 

San Mateo 11:28 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar.
29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;
30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

 

¡Bendiciones!



 

viernes, 25 de noviembre de 2016

"25 DE NOVIEMBRE DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO"



Por cada mujer que sufre violencia, por cada niño/a, por cada adolescente, joven y anciano, hoy es un día que no debemos ignorar, hoy debemos levantar nuestras voces y decir..."BASTA".

La violencia puede ser emocional, verbal, física, sexual, económica, espiritual, social, etc.

Si padecés violencia, rompé el silencio y animate a pedir ayuda.

En Argentina podés llamar al.... 144 ó 0800- 666- 8537   ó 137 Ciudad Atónoma de Bs. As. líneas gratuitas los 365 días del año.

Salmo 103:6  Jehová es el que hace justicia
Y derecho a todos los que padecen violencia.

Gálatas 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Con cariño: Tere.

!Bendiciones!

"MI LIBRO AHORA SÉ QUIÉN SOY JUNTO A BELLAS HISTORIAS"

EN BUENOS AIRES- ARGENTINA:
Librería Búsqueda de San Martín 
Mitre 3324 San Martin - Buenos Aires

Tel: 4713-1565
Librerias Búsqueda Florida 
Av. Maipú 84 Vicente López. Pte. Saavedra. Buenos Aires
Teléfono: (011) 4797-7521
Librería Cristiana Búsqueda San Miguel 
Belgrano y Paunero Local 9 Librería Búsqueda 
San Miguel-Buenos Aires
Tel: 4664-2907
Librería Búsqueda José C. Paz 
Melvin Jones y Peatonal, Local 31. José C Paz - Buenos Aires
Tel: 02320-258249
Librería Certeza Capital
Dirección: Bernardo de Irigoyen 654, sobre Av. 9 de julio.
Capital Federal- Bs. As. Argentina Teléfono:011 4342-3835
Libreria Certeza Lomas
Loria 127 Lomas de Zamora. Tel. 4244-6426lomas@libreriascerteza.com
De lunes a viernes de 9:30 a 19hs. Sábados de 9 a 13hs.
Librería Cristiana el Verbo
Dirección: Rivadavia 656 - Escobar - Buenos Aires
Telefono: (0348) 451-4252
Muchas gracias a quienes me consultaron y se interesaron.

Bendiciones.


martes, 22 de noviembre de 2016

ISABELLA.... LAS COSAS VIEJAS Y PASADAS DEJALAS AFUERA.


Se sentó frente a la ventana mirando a la nada, su dolor inmenso invadía su ser.
Quería gritar y llorar, pero no podía, tal vez la agonía y la frustración invadían su corazón.
Su nombre es Isabella, una mujer de mediana edad y contextura pequeña.
Su sonrisa se había borrado de su rostro hace muchos años atrás.
Ya no tenía amigas, ni salía mucho sola, quizás la culpa no la dejaba avanzar.
Pero allí sentada de repente recordó cuando era adolescente, justamente aquel día en que abrió su corazón a Dios.
Recordó cuando Jesús le salió al encuentro, cuando lloró por gozo y se enamoró de Él con pasión.
Isabella se había olvidado de este Dios vivo y por largos años de lado lo dejó.
Y comenzó lentamente a deslizarse por distintos caminos, en donde fue lastimada y maltratado su corazón.
Y mirando a través de la ventana, se preguntó tímidamente:
__¿Podrá Dios perdonarme y volverme a ayudar?
Y fue entonces cuando en su corazón el Espíritu Santo le habló:
__ Isabella las cosas viejas y pasadas dejalas afuera, Yo hago todo nuevo en vos.

Y fue entonces que  recordó este pasaje.... 2 de Corintios 5: 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Isabella saltó de alegría  y con el sol ya dando en su rostro, volvió a entregar su vida a Dios.

Para reflexionar:

No sé en qué situación te encuentres, ni en qué lugar estás. Pero Jesús hoy te sale al encuentro y con su infinito amor te acaricia el corazón.
Y así como lo hizo Isabella, animate en este día a dejar las cosas viejas y pasadas afuera de tu vida y entregale nuevamente o tal vez por primera vez tu vida a Dios.

San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.
18 El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Hoy es el día de levantarnos en Cristo Jesús y resplandecer en Él.


Isaías 60:1 ¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! (NVI)

Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!




viernes, 11 de noviembre de 2016

EN ESTE VIERNES… VENÍ, SENTATE A MI LADO, TE ESTOY ESPERANDO, QUIERO CONTARTE ALGO…


Tomando un café con Jesús
De mi libro: “Ahora sé quién soy - Junto a Bellas historias”

Al leer este título debés estar pensando que me volví loca, debés pensar cómo es posible que tomemos un café con Jesús. Bueno, tranquila, el título es figurativamente hablando.
Estoy tratando de sumergirte en mis alocadas experiencias, para que puedas romper toda estructura interna que te aleja de tu relación con Dios.
Mi intención es que nos atrevamos a sentir a Jesús de una manera diferente.
A mí me encanta sentirlo y tenerlo de amigo a mi lado, obviamente que bajo una relación de respeto y de obediencia, pero con un color de amor apasionado que demuestra el agradecimiento que tengo en mi corazón por darme a través de su sacrificio en la cruz, salvación y vida eterna.
Hoy que pasaron algunos años después de mi sanidad, me doy cuenta cuanto Dios me ayudó para que pudiera ser feliz y me encontrara conmigo misma. 
Por muchos años viví por las opiniones de los demás y no me preguntes por qué, pero siempre me esforzaba en agradar a todo el mundo. 
Tal vez porque mi autoestima estaba muy baja, tal vez porque las enfermedades me fueron haciendo débil. 
Nunca salía a comprarme ropa sola, porque necesitaba la opinión de alguien. Debido a los fuertes mareos y a los ataques de pánico, estuve por muchos años sin viajar sola en colectivo y mucho menos andar por la calle. Recuerdo el día en que sufrí mi primer ataque de pánico, estaba en un colectivo, a punto de descender del mismo. Sentía una sensación extraña en mi ser, transpiraba y mi corazón latía muy rápido y como pude bajé por la puerta trasera. 
La primera impresión que sufrí en la vereda fue horrible, perdí la noción de donde estaba. No sé cómo hice para regresar a casa, pero sí recuerdo que a partir de ese día comenzaba para mí un gran encierro. 
Los fuertes mareos eran cada vez más frecuentes, mis hijos eran chiquitos y vivían con el teléfono en la mano por si me descomponía. Mi mamá me ayudaba con las tareas de la casa y el cuidado de los niños. Tantas veces me sentí morir, tantas veces di mi cabeza contra la pared, los dolores en mi cuerpo eran horribles, si me levantaba a lavarme los dientes ya había usado todas las fuerzas para enfrentar el resto del día. Mi cutis se asemejaba a la contextura de un cartón, estaba seco y sin vida, mis pupilas dilatadas y mi mirada se veía triste, cansada y vacía. Sentía cómo mi cerebro se hinchaba, hasta tener esa espantosa sensación de que mi cabeza iba a estallar. La enfermedad nos pone en cautiverio, nos debilita, nos amarga.
Recuerdo que un día puse en mi casa todo en orden, ropa, papeles, etc. porque creía que ya me iba a morir y no quería que mi familia se encontrara con ningún desorden. ¡Cómo puede ser que una mujer que palpó tan de cerca el poder de Dios, piense y actué de esa manera!!!
Es que cuando entra el desánimo, cuando te crees la realidad que estás viviendo, todo se transforma en gris oscuro y si no paramos a tiempo y nos relacionamos con Dios, el dador de la vida, pasamos a caer en un pozo oscuro, lleno de frío y soledad.
Y hablo así, porque lo viví, recuerdo cuando sentí que mi vida se caía por un pozo muy oscuro, la sensación fue de muerte. Pero resistí en el nombre de Jesús y renuncié a todas esas puertas de oscuridad, de enfermedad, de angustia y de muerte que yo misma había abierto para mi vida. 
Ahora podés imaginarte por un instante lo que sentí el primer día que fui sola a hacer los mandados. Iba por la calle llorando y riendo a la vez y lo único que hacía era dar gracias a Dios por estar viva. No me voy a olvidar nunca el papelón que hice una mañana. Fui a hacer las compras y hacía mucho tiempo que no salía, así que compré bastante pero no quise tomar el colectivo para poder disfrutar de esa linda mañana. 
A mitad de camino, mis brazos ya no respondían de dolor por las bolsas tan cargadas por el peso que llevaba. Me encontraba muy lejos de la parada del colectivo y toda la alegría que tenía se esfumó. 
Apoyé las bolsas en el piso, puse mis manos en la cintura, levanté mi cabeza y con voz fuerte le dije a Dios: 


_ ¡Podrías venir y ayudarme o al menos mandarme a tus ángeles qué me ayuden yo ya no puedo más, en el nombre de Jesús, pido qué vengan tus ángeles a mi ayuda! 

Sin querer deslicé mi cabeza hacia la calle y para mi sorpresa, había una camioneta estacionada con dos señores que me miraban con la boca tremendamente abierta. 
En un instante pude imaginar sus pensamientos, sentí que la palabra ¡loca! se dibujaba en sus frentes. ¡Pero qué hacer! Sin dudar tomé mis bolsas y a paso acelerado y sin darme casi cuenta fui cargada del combustible llamado vergüenza y en unos pocos minutos ya estaba en casa.
Cuando somos hiperactivas, hipernerviosas y todos los hiper que circulan por la vida, por lo general solemos hacer desastres, pero bueno, si no fuera así....... ¿Hoy qué les estaría contando?
Queridas amigas que me leen en mi blog, seguramente muchas de ustedes no saben que pasé por una difícil enfermedad. Y hoy que pasaron los años, al ver que estoy completamente sana, no tengo más que agradecer y dar la gloria a Dios. Una vez más su mano me ha sostenido.
San Lucas 1:37 porque nada hay imposible para Dios.
Oremos:
Padre en el nombre de Jesús te pido en este día que así como obraste sanidad divina en mi vida; lo hagas con cada persona que lo esté necesitando. Que la unción y la presencia del Espíritu Santo esté siendo derramada en sus vidas. Creemos y declaramos que sos el Dios de los imposibles, por eso te ponemos cada situación en tus poderosas y amorosas manos. Amén.
¡Bendiciones!






martes, 8 de noviembre de 2016

REFLEXIÓN... "ORAR POR NUESTROS HIJOS Y FAMILIA"



"Así como respiramos.... oramos"

La oración para nosotros debe ser igual que el respirar, no pensamos que vamos a respirar, sino que respiramos, está en nosotros, sino nos morimos.
La oración es nuestro respirar espiritual, si contengo la respiración espiritual por mucho tiempo, voy a morir espiritualmente y eso va a repercutir en mi vida y en mi familia. 
La atmósfera ejerce fuerza a nuestros pulmones y nos lleva a respirar.
La oración te alimenta de atmósfera divina y te lleva a respirar espiritualmente.
El tema está en con qué frecuencia estamos respirando espiritualmente y eso va a depender de cuanto oramos.
La Biblia nos enseña:
1 de Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.
Orar sin cesar es aquella oración que vuelve a suceder. Es regresar a orar una y otra vez. 
¿Cómo consigo orar sin cesar?
Cuando logro poner los ojos en las cosas de arriba y sacarlos de mi problema, etc.
Porque mientras yo tenga mi mirada en la tierra, me invade el desánimo y el enemigo consigue robarme la fe y la esperanza.
Colosenses 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
¿Qué ingredientes debe tener mi oración además de fe?
Colosenses 4:2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;
1 de Pedro 4:7 ; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
Romanos 12:2 …..constantes en la oración;
Palabras claves que me mueven al accionar en mi oración:
• Perseverar: Mantenerse constante en una actitud.
• Velad: Observar atentamente algo. Cuidar solícitamente de algo.
• Sobrio: Templado. Moderado.
• Constantes: Persistente. Continuamente reiterado.
Orar persistente, no es un rezo el cual repito siempre lo mismo, sino por el contrario orar es hablar con Dios. Es comunicarme con Él. Es relacionarme y no caer en un monólogo que solo pido, demando y reprocho las oraciones no contestadas. Cuando hablo con Dios debo saber que Él oye y responde. Acompañando siempre nuestra oración con acción de gracias.
1 de Pedro 5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo;
Posiblemente algunos de ustedes están atravesando una mala relación con sus hijos y necesitan que Dios los exalte con ellos, que ellos los respeten. 
Nosotros ponemos nuestra mirada en nuestros hijos en lo que tienen que cambiar. 
Pero esta Palabra nos enseña a nosotros que primero debemos humillarnos ante Dios en el secreto de nuestra habitación.
Vs: 7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros.
¿Qué es lo qué te preocupa, aquella ansiedad que no te deja ver que Dios tiene cuidado de vos y los tuyos?
Vs: 8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
No son nuestros hijos, nuestros enemigos, por el contrario, ellos necesitan de nuestra protección espiritual para poder ser libres de toda opresión que satanás y el mundo ejerce sobre sus vidas.
Vs: 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
Lo primero que busca satanás es desanimarnos y robarnos la fe. Originando muchas veces un clima en nuestros hogares donde todo es pelea. La Biblia nos enseña que debemos resistir firmes en la fe, no contra nuestros hijos, sino contra el enemigo de nuestra alma. El cual Jesús ya lo venció en la cruz. Debemos salir de la autocompasión, creyendo que a nosotros solos nos pasan estas cosas y que somos los peores padres o que tenemos a los hijos más rebeldes del mundo. Sino que por el contrario en todas partes del mundo nuestros hermanos en Cristo padecen de dificultades.
Dios siempre tiene planes de bien para sus hijos.
Jeremías 29:11 Porque Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová,
Pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
¡Bendiciones!