lunes, 21 de septiembre de 2015

¡FELIZ Y BENDECIDA PRIMAVERA!


 
Jesús perfuma en este día nuestras vidas con tu amor.
Qué tu favor y tu presencia nos esté rodeando hoy....

Qué en cada mañana tu rocío descienda en nuestro hogar.
Y que en esta primavera nos transformes con tu paz.
¿A dónde iremos Señor?
Sólo Tú tienes Palabras de vida eterna.
Te amamos.


Lamentaciones 3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.


Amado Dios, en este día venimos ante tu presencia, para pedirte en el nombre de Jesús que perdones nuestros pecados. Cubrimos nuestra vida y nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús.
Te pedimos que tu Espíritu Santo esté llenando nuestro hogar.
Amado, precioso y poderoso Dios, te entregamos en tus manos esta nueva estación del año, sea primavera u otoño, conforme donde nos toque estar.
Qué tu paz, tu amor, tu compasión, tu unción, tu fortaleza, tu salud, tus renuevos y tus ríos inunden todo nuestro ser.
Te amamos, amén.



 Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!