miércoles, 24 de junio de 2015

¿POR QUÉ NOS DIBUJAN SIN ROSTRO? Si fuimos creadas a la imagen y semejanza de Dios.


¿POR QUÉ NOS DIBUJAN SIN ROSTRO? Si fuimos creadas a la imagen y semejanza de Dios.


Génesis 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.


DIOS NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS.


Romanos 2:11 porque no hay acepción de personas para con Dios.

Gálatas 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

JESÚS MURIÓ EN LA CRUZ POR TODOS.

San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

CADA DÍA JESÚS TE OBSERVA, TE ANIMA Y TE LEVANTA.

San Mateo 9:22 Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.

Amada mujer, querida hija de Dios, Jesús se volvió a vos, cuando dio su vida en la cruz por amor. Así como en Mateo 9:22 nos enseña que se volvió a la mujer del flujo de sangre, Él cada día se vuelve a vos, te mira a los ojos y te dice:
__Tené ánimo hija amada, tu fe te ha salvado, tu milagro está en Mí, porque te amo tanto que di mi vida por vos.

Querida mujer, que nada ni nadie nos haga creer que Dios nos hizo sin rostro. Tenemos boca para hablar y alabar a Dios. Tenemos ojos para mirar y para contemplar su hermosura, tenemos nariz, orejas, etc.
Debemos ser mujeres sabias en Cristo Jesús, debemos pasar tiempo en su presencia, porque de esa manera, Dios por medio de su Santo Espíritu nos llenará de su unción. Esa bendita unción que rompe los yugos, que te lleva a tomar tu victoria en Cristo Jesús. Esa bendita unción que te renueva, que te sana, que te unge, que te levanta, que te capacita y te apasiona.

Isaías 10:27 Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.

¡Jesús te ama!! ¡Levantá tu cabeza hoy, ponete de pie por dentro, buscá en intimidad de su presencia! Entregale todas las áreas de tu vida que todavía no rendiste a Él.
¡No te menosprecies, no des lugar a la ira y al enojo! Dejá en este día que Dios ponga en tu rostro una nueva sonrisa, que ponga en tus labios un nuevo cántico, que ponga en tus ojos de su colirio y en tus oídos de su alabanza celestial.

Padre, en el nombre de Jesús nos unimos por medio del Espíritu Santo para pedirte por cada una de tus hijas que se siente sola, triste, angustiada, menospreciada, enferma y llena de culpa y baja autoestima.
Te rogamos que en este día pueda levantarse en Tí, que le muestres los planes de bien y de paz que tenés para ella. Te rogamos que le muestres lo mucho que vale, que le sanes sus emociones, su alma cansada, su espíritu fatigado y su físico agotado y tal vez enfermo.
En el nombre de Jesús, amén.

Isaías 60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

Resultado de imagen para barra separador para blog femeninos