lunes, 15 de junio de 2015

"LA MUJER VIRTUOSA"... IGUAL A ELLA QUIERO SER.

Resultado de imagen para mujer virtuosa


Proverbio 31:10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.


Proverbio 31:13 Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos.


Proverbio 31:19 Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca.
20 Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso.


Proverbio 31:26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua.


Proverbio 31:30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.


¡Cómo  me bendice este Proverbio! Me alienta a perseverar cada día, me incentiva  el ver como una mujer que busca de Dios, la sabiduría de lo alto reposa sobre ella, aún para hacer las tareas cotidianas. Quiero detenerme en algo sobre este poema de Proverbios. Fijáte  como recalca constantemente la actividad de sus manos, ella no conocía la pereza, ella era activa. Era una mujer que tenía metas definidas para llevar a su familia adelante.
Dios nos creó y puso sobre nosotras dones y talentos, los cuales debemos descubrirlos y desarrollarlos. Somos por naturaleza creativas, Dios puso ese talento en nosotras y si no te sentís así, pedíle a Dios ayuda.
¡Quién mejor qué Él, para aconsejarte, para alentarte y para amarte!


Vamos a orar:
Dios, en el nombre de Jesús, te pido que me ayudes para que pueda ser una mujer virtuosa, para que mis manos den buenos frutos. Necesito que me enseñes a practicar una buena mayordomía con mi vida.
Te pido perdón por mis pecados, te entrego y te rindo a Tí todo mi ser, te consagro mi vida y mi familia.
Padre amado, te ruego que la presencia del Espíritu Santo me esté llenando ahora, para que pueda así ser libre de todo lo que me ata y por ende poder ser una mujer conforme a tu voluntad.
Amado Dios, en el nombre de Jesús renuncio a toda autoestima baja, renuncio a cada palabra negativa que entró a mi mente haciéndome creer que no sirvo, renuncio en el nombre de Jesús a pensar que nunca me vas a usar. Señor amado, ayúdame a poner mi vida, mi casa  y mi familia en orden. Necesito de tu creatividad en mis manos, necesito de tu sabiduría en mí mente y corazón, necesito de tu amor fluyendo en mí.
Ayúdame en este día a descubrir los talentos y los dones que has puesto en mí.
Gracias Dios, porque hoy me levanto en victoria, sabiendo que estás conmigo y me llevás a conquistar en Cristo Jesús todo lo que tenés para mi vida y mi hogar. Te amo. Amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!
Resultado de imagen para barra separadora para blog florcitas