jueves, 16 de abril de 2015

"ESA VENTANTA.... Y ESE FLORERO"

Hola... Si observamos esta imagen, seguramente es la ventana soñada para tener en nuestro cuarto. Hermosas cortinas, linda decoración y en especial un hermoso florero lleno de flores acompañando a la ocasión.
Pero este florero que a la vista humana parece tan hermoso, está impidiendo que se pueda abrir la ventana para que el aire del cuarto sea renovado.
Y pensé en nuestra vida, la cual muchas veces a la vista de los demás se ve adornada, diría... impecable; pero sin embargo algo está bloqueando la presencia del Espíritu Santo para que no pueda entrar con su viento recio y así transformar todo nuestro ser.

Hechos 2:2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;
3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Yo quiero vivir cada día de mi vida, como el Pentecostés, mi anhelo más profundo es que mi hogar sea constantemente transformado por la presencia del Espíritu Santo.
Debemos ser rápidos en identificar aquello que está bloqueando nuestra bendición.
Tal vez las heridas del pasado, quizás la falta de perdón, la culpa, la falta de fe, el temor, la crítica, el orgullo, etc. Son herramientas que el enemigo está usando para que tu vida no pueda avanzar en Cristo Jesús.
 
San Juan 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.
10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Dios siempre ve nuestro corazón, aunque ante los demás demostremos que todo está bien, Jesús nuestro amigo fiel y abogado está esperando que puedas en su nombre renunciar a todo lo que te ata y esclaviza. El Espíritu Santo tiene para tu vida y hogar una vida sobreabundante.
En este día, tomá la decisión personal de quitar ese florero por más lindo que parezca; abrí la ventana de tu corazón y permitile al Espíritu Santo que te inunde de su unción y de su poder. Ese poder que te lleva a vencer y a conquistar tu milagro en Cristo Jesús.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

Resultado de imagen para barra separadora gif