martes, 28 de abril de 2015

CUANDO LA FALTA DE PERDÓN LLEGA A UN CORAZÓN...



 


La Palabra de Dios nos habla claro, nos enseña que Dios siendo Dios, nos ha dado a su Hijo para perdón de nuestros pecados. Dios nos perdona a través de Jesús.
Entonces me pregunto... ¿Quiénes somos nosotros para no perdonar?
El perdón es algo que no solamente Dios nos manda a hacer, sino que nos conviene hacerlo....

La falta de perdón agobia el alma, seca el espíritu, enferma el físico, rompe relaciones, daña las familias, abre puertas a satanás y trae miseria en todas las áreas. La falta de perdón es una gran semilla, la cual plantada en nuestro corazón hace germinar un sin fin de otras tantas, tales como.... El rencor, la amargura, el odio, la queja, la culpa, la venganza, etc.



San Mateo 6.14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Si estás pasando por falta de perdón en tu corazón, dejáme guiarte con esta oración:

Dios, en el nombre de Jesús te pido perdón por mis pecados. Te entrego toda mi vida a Tí. Espíritu Santo por favor sacá a luz todo lo que hay oculto en mi corazón, todo lo que me aleja de tu presencia.
Reconozco que tengo falta de perdón en mi corazón, por eso tomo la decisión personal de perdonar a....(poné a o las personas que tenés que perdonar, o quizás sea a vos misma/o) y es en Cristo Jesús que perdono y me declaro libre ahora.
También renuncio en el nombre de Jesús a toda raíz de amargura, de odio, de venganza, de tristeza, de autocompasión, de temor, de queja, de resentimiento, de rencor y todo aquello que está atando mi mente y mi corazón, lo pongo en tus manos amado Jesús porque Tú eres mi abogado.
Me declaro libre en este día, levanto mis brazos al cielo y pido la presencia del Espíritu Santo llenando mi vida y mi hogar. En el nombre de Jesús. Amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

Resultado de imagen para barra separadora de florcitas para blog