miércoles, 4 de febrero de 2015

"QUIERO QUE SE LLENEN DE MÍ, EN ESTE DÍA"

Hola, bendiciones para este hermoso día.
Esta mañana, al tomar mi Biblia para meditar en ella, sentí en mi corazón que el Espíritu Santo me decía estas palabras:


__ Quiero que se llenen de Mí en este día.


Llenarse de su presencia, es saludable para nuestro espíritu y para nuestro ser.
Llenarse de su presencia es vaciarse de uno mismo, para que crezca Jesús en nuestro corazón.
Es morir a nuestra carne, es morir bien de adentro, clamando a Dios.
Llenarse de su presencia, es tener sed y pasión por su unción.
Es reconocer nuestros errores e ir a sus pies a pedir perdón.
Es anhelar la mano de Dios tocando nuestro corazón.
Tomar la fortaleza y el gozo que Cristo nos da y caminar en las huellas que Él nos dejó.
Llenarse de su presencia es arrodillarnos ante su majestad.
Es vivir en obediencia y en santidad.
Es levantar los brazos al cielo y dejar que el Espíritu Santo nos unga con su aceite el corazón.
Es saber reconocer cuánto le necesitamos y clamar por su pasión.
Es dejar a Dios obrar y que guíe nuestros pasos.
Llenarnos de su presencia, me huele a presencia de Jesús en mi corazón.
Me destila sabor grato cuando busco a Dios cada día.
Llenarse de su presencia es clamar desde nuestro interior.
Es dejar que rompa los yugos y que nos transforme el corazón.
Por eso en este día levantamos nuestras manos al cielo.
Y con fe en el corazón...
Le decimos al Espíritu Santo...
¡Ven y llénanos por favor, hoy!


Efesios 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,
19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;
20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!