domingo, 4 de enero de 2015

"UN DOMINGO DE SANIDAD DIVINA"

Hola... ¡Qué Dios te bendiga en este hermoso día!
Esta mañana, me levanté temprano, sin hacer ningún ruido para no despertar a mi familia, busqué mi Biblia, preparé mi mate y me dispuse a buscar la presencia de Dios.
En lo personal quería escribir sobre los patrones familiares, tema que me apasionada ya que tuve que romper con muchas ataduras que traía en mi vida.
Pero en el momento que iba a escribir sobre este tema, sentí la presencia suave del Espíritu Santo tocando mi vida y como en un susurro estas palabras puso en mi corazón...
__ Quiero que escribas sobre sanidad divina.


Su dulce voz no me fue ajena y enseguida le pedí al Espíritu Santo que por favor me guiara.


En esta mañana,  acompañame a leer los siguientes textos bíblicos, porque después me gustaría que nos unamos por medio del Espíritu Santo para orar por sanidad.


San Mateo 8:16 Y cuando llegó la noche, trajeron a Él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos;
17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: Él mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias.


Salmo 103:3 Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;


1 de Juan 5:14 Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.
15 Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.


1 de Pedro 2:24 quien llevó Él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.


¡Hay victoria en el nombre de Jesús, las cadenas se rompen por su poder, Jesús sigue obrando milagros, prodigios, sanidades, liberación y tiene todo el poder para ir contra cualquier mal diagnóstico!
¡Él te ama y en la cruz dio su vida para que tuvieras salvación, vida eterna y sanidad divina!



Padre amado, venimos ante Tí en este día, para pedirte perdón por nuestros pecados, en el poderoso nombre de Jesús.
Amado Dios divino, te reconocemos como el Dios y el Señor de nuestra vida y familia.
Querido Dios, en este primer domingo de enero del año 2015 nos unimos en el nombre de Jesús para pedirte que estés trayendo sanidad divina a cada familia y cada hogar.
Señor te rogamos por cada persona que está siendo oprimida por satanás, te pedimos que sea libre en el nombre de Jesús.
Te rogamos que en este día domingo, estés obrando milagros extraordinarios, que tu mano de poder esté tocando cada relación personal y que tu paz y tu amor sea en cada familia.
Reprendemos en el nombre de Jesús todo espíritu de muerte que viene a atentar contra nuestras vidas y nuestros familiares. Echamos fuera en el nombre de Jesús todo espíritu de pelea, de culpa, de odio, de enfermedad, de miseria y todo lo que se levanta en cada vida, porque en el nombre de Jesús está nuestra victoria y la tomamos en este día.
Padre del cielo y de la tierra que la unción del Espíritu Santo esté rompiendo todo yugo, en el nombre de Jesús.
Te rogamos que todo cáncer, todo lupus, toda enfermedad en la sangre, en el corazón, en el cerebro, en los huesos, en los órganos, esté siendo sanada en el nombre de Jesús.
Señor amado que todo vicio se vaya ahora de las vidas que están siendo atormentadas y atadas por los mismos. Padre te pedimos por toda persona que tiene pensamientos de muerte, que tu liberación toque ahora su vida en el nombre de Jesús.
Amado Dios has tejidos nuevos, órganos nuevos, saná la vista, las emociones, toda artritis, todo tumor, todo fibroma, que se seque ahora en el nombre de Jesús.
Poderoso Dios divino, te rogamos por aquellos matrimonios que no pueden tener hijos, por favor Señor amado, sanálos, que todo vientre estéril sea sanada ahora, que todo hombre y mujer que tienen esterilidad sean sanados en el nombre de Jesús. 
Dios querido, que en este día cada mujer que está sufriendo violencia de género que pueda pedir ayuda y ser libre de ese círculo perverso.
Amado Dios te rogamos por aquellas personas violentas, por favor que puedan reconocer su situación, que pidan ayuda y sean libres ahora en el nombre de Jesús.
Dios en el nombre de Jesús cortamos toda maldición generacional, todo lo que viene de nuestros antepasados y está dañando nuestras vidas y hogar se va ahora en el nombre de Jesús. Restaura el corazón de cada persona que ha sido dañada, levanta al caído en este día, desata tu gloria divina en cada hogar, que hoy sea un día en el que podamos dar testimonio de tu poder obrando en cada vida, amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!