lunes, 12 de enero de 2015

"EL ABORTO"... SÉ LIBRE EN EL NOMBRE DE JESÚS.


Gálatas 1:15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia.

Salmo 22:10 Sobre Ti fui echado desde antes de nacer; Desde el vientre de mi madre, Tú eres mi Dios.

Eclesiastés 11.5 Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas.


Si has abortado, quiero decirte que si te arrepentís de corazón, Dios en el nombre de Jesús, borra tus pecados, te perdona y te hace una nueva criatura.
Dios tiene todo el poder y desea hacerte libre de esta situación.
 
A lo largo de estos años, he podido conversar con mujeres que han abortado.
Muchas de ellas me manifestaron la culpa que sienten por lo que hicieron, a tal punto que sufren pesadillas recurrentes, trastornos alimenticios, problemas emocionales y aún algunas de ellas nunca más pudieron concebir un bebé.


Otras mujeres sin embargo me han confesado que le tienen miedo a los niños, sienten que con sus miradas las acusan. Otras mujeres manifiestan que odian a todo bebé, a toda mujer embarazada y que muchas veces les desean la muerte.
Y como esto que les comento, hay muchas situaciones más que viven a diario quienes se han expuesto a abortar.


Si estás en esta condición, te invito a que hoy puedas ser libre en el nombre de Jesús. Dios te ama, Él no ama el pecado, Él ama al pecador, a tal punto que dio a su Hijo para perdón de nuestros pecados.
Hoy el poder de Dios quiere manifestarse en tu vida para que puedas ser libre y vivir así una nueva vida en Cristo Jesús.


Decí con todo tu corazón:


Dios en el nombre de Jesús, vengo a tu presencia para pedirte perdón por mis pecados. Recibo a Jesús como mi Señor y mi Salvador personal, anotá mi nombre en el Libro de la Vida.
Ahora amado Dios, me arrepiento por haber abortado, renuncio en el nombre de Jesús a todo aborto. Te pido que me perdones por haber abortado, líbrame Señor, necesito ser libre de este azote.
Padre divino, tomo la decisión de perdonarme por el aborto, perdono a la persona con quien engendré ese bebe, (perdono a la persona que me violó) perdono a la o las personas que me indujeron a hacerlo. Ahora perdono a las personas que me practicaron el aborto, perdono al médico, a las enfermeras, a quienes colaboraron en hacerlo, perdono el lugar en donde fui a hacerlo, te pido que borres amado Dios ese sitio de mi cabeza.
Amado Padre en el nombre de Jesús renuncio ahora a esas voces de niños que oigo constantemente en mi cabeza y que me perturban. Renuncio al temor de ver niños ya que me originan culpa, renuncio a no soportar ver una mujer embarazada o a un bebé.
Señor renuncio a todo espíritu de muerte que viene a atormentar mi vida, y renuncio en Cristo Jesús a todo derecho legal que le he dado a satanás en el momento que practiqué el aborto. Jesús la Biblia enseña que Tú eres mi abogado y en este día te entrego mi causa.
Amado Dios, recibo tu perdón, recibo tu libertad, tu paz, tu amor y tu gozo. Te pido que derrames tu Espíritu Santo sobre mi vida.
Me declaro libre en el nombre de Jesús. Amén.





1 de Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.


2 de Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!