martes, 30 de diciembre de 2014

SEÑOR.... ESPERA. (Letras pensadas en vos para este martes 30)


Señor... espera, aguarda un momento que te quiero hablar.
Necesito entregarte mis cargas y que me des de tu paz.
Necesito recibir de Tí y de tu bondad.
Señor... espera, que aún no he terminado de abrir mi corazón.
Tengo herida el alma y abatido mi ser.
Tengo angustia extrema y mucha sed.

Señor... espera, que aún los lirios han de florecer.
Aún los pájaros volverán a cantar.
Y las rosas su perfume destilarán.
Señor... espera, que mi alma clama por Tí.
Mi corazón necesita de tu sanidad.
Y mi espíritu clama, por beber de Tí.

Señor... espera, porque hoy quiero volver a empezar.
Derramarte el alma y en Tí confiar.
Esperar que derrames de tu sanidad.
Señor... espera, hoy mi rostro vuelvo a Tí.
Y te pido perdón por alejarme de tu amor.
Y espero en tus manos que me des tu perdón.


Estas palabras me animé a tomarlas de muchas personas que me escriben y que se han alejado de Dios, teniendo la necesidad imperiosa de volver y no saben cómo hacer.
Me atreví a escribir tomando las letras tal vez de tu corazón, dejando así que la presencia de Dios sane tu interior y puedas en este día decirle... Señor... espera, hoy como el hijo pródigo vuelvo a Tí. (San Lucas 15:11-32)


No dejes pasar este último martes del año 2014 sin reconciliarte con Dios.


Salmo 42:1 Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,
Así clama por Ti, oh Dios, el alma mía.

2 Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo;


Salmo 50:15 E  invócame en el día de la angustia;
Te libraré, y tú me honrarás.



Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!


BONNE SOIREE