martes, 23 de diciembre de 2014

¿QUIÉN ES ÉL....? PARA ESTA NAVIDAD.


Él es quien cautivó mi vida.
Quien justo hace 29 años atrás, tocó mi corazón.
Él es quien me acompaña en cada mañana.
El que me corona de favores y de bendición.

Él es el gran amor de mi vida.
Su sonrisa no es ajena para mí.
Él me toma en sus brazos cada día.
Y me eleva a las alturas, por su infinito amor.

Jesús es su nombre.
El deseado, el Amado, el Santo de Israel.
Jesús mi gran amigo.
Mi Redentor divino y mi Salvador.

Y en esta Navidad santa.
Te invito a entregarle a Dios tu corazón.
Que sepas que Él te ama.
Que Cristo vive y reina, Él te espera hoy.


(Tere)



San Mateo 1:18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.
19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.
20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados.
22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:
23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros



Por favor, en este día y en esta Navidad, recibí a Jesús en tu corazón, Él vino para que tengas vida y vida en abundancia.

Dios, vengo a Tí en este día para pedirte perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora de cada uno de ellos. Recibo en mi corazón a Jesús, como mi Señor y mi Salvador personal. Por favor anotá mi nombre en el libro de la vida.
Espíritu Santo te necesito, deseo conocerte más.
Gracias amado Padre porque hace más de 2000 años atrás enviaste a tu Hijo Jesucristo para que por Él pueda recibir salvación para mi alma.
Gracias Jesús porque te hiciste hombre, padeciste, pagaste con tu vida por mi vida, para que pueda así por medio tuyo, tener vida eterna.
Dios amado en esta Navidad, y en este día me consagro ante Tí, te pido que cubras mi vida y la de mi familia con la sangre de Cristo Jesús y que tu paz y tu amor reine en mi hogar. Amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!