miércoles, 26 de noviembre de 2014

"Y ME QUEDÉ EN SILENCIO"


Y me quedé en silencio ante tu presencia.
Sabiendo que Tú a mi lado estás.
Y me llenaste de rosas y de lirios.
Me vestiste con tu blancura y tu majestad.

Y me quedé en silencio ante tu presencia.
Sabiendo que a tu lado sólo soy feliz.
Me arrodillé ante Tí derramándote el alma.
Invitándote un día más, que vivas en mí.

Porque yo de Tí, estoy enamorada.
Por las noches suspiro por tu dulce amor.
Y al abrir mis labios en cada mañana.
Solamente digo... heme aquí, mi amado Jesús.

Con todo mi amor, para Jesús.
Tere.

San Mateo 28:20 ....y he aquí Yo estoy con vosotros todos los días,
hasta el fin del mundo. Amén.

Padre amado, venimos ante Tí en el nombre de Jesús, para pedirte perdón por nuestros pecados y para entregarte un día más nuestra vida y familia en tus manos.
Señor amado, muchas gracias, porque Tú estás con nosotros siempre, porque nos amás, nos cuidás y nos das la fortaleza y la victoria para vivir cada día.
Hoy tomamos el compromiso una vez más, de vivir bajo tu voluntad, en obediencia a Tí, declarándote que solamente Tú eres nuestro Dios.
Espíritu Santo por favor en este día, ven y llénanos de tu presencia, de tu fragancia, de tu poder y de tu amor. Amén.