viernes, 31 de octubre de 2014

"TERMINEMOS OCTUBRE ORANDO POR SANIDAD... TENGAMOS FE"

 
Hola... ¡Qué Dios te bendiga!
Esta mañana me desperté muy temprano, si te digo que quería levantarme rápido te mentiría. Di vueltas en mi cama tratando de conciliar otra vez el sueño, ignorando así que debía levantarme y empezar un nuevo día.
Pero como un susurro suave sentí al Espíritu Santo hablar a mi corazón....
___ Decime... Dios te amo.
Fue entonces cuando me conmoví y le dije:
__Señor te amo, te amo.
Luego sentí  en mi corazón que Dios me seguía hablando.
Él ponía en mi interior el deseo de orar por las personas enfermas y sin dudarlo, me levanté y comencé a buscar textos bíblicos sobre sanidad divina. Esa sanidad divina que un día llegó a mi vida y a mi corazón.
¡Sólo Jesús puede hacerte libre, en Él está la vida!!!



San Mateo: 14:14 Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.

Nunca te olvides que Jesús pagó un alto precio con su vida para que tengas salvación, vida eterna y sanidad. Él sigue vivo, Él es real y siempre se compadece anta nuestra necesidad.
Dejemos que hoy extienda su mano de poder y amor y toque nuestra vida y nuestro hogar. ¡Qué nada ni nadie nos robe la fe y la confianza en Él!

San Mateo 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
7:8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.


Este texto de Mateo 7 nos habla de una vida de oración activa. No debemos desanimarnos, ni bajar los brazos, ni dejar de orar. Debemos importunar a Dios con nuestra oración, porque Él en su Palabra nos promete que si le llamamos, le buscamos, le pedimos, nos oye y nos abrirá las ventanas de los cielos trayéndonos su bendición. El único camino para llegar al Padre es Jesús. (San Juan 14:6)

Hechos 10:38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con Él.

Jeremías 30:17 Mas Yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová;

Jeremías 33:6 He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.

San Mateo 14:14 Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.

Hay muchos más textos que nos hablan de sanidad divina, hoy elegí compartirte estos y creo que son alentadores para tu vida. Jesús sigue sanando a los oprimidos por el diablo, Dios trae sanidad a nuestro físico y a nuestra alma y por supuesto a nuestro espíritu.
Jesús se sigue compadeciendo y quiere que le des el control de tu vida y tu corazón.

Oremos:

Padre amado venimos ante tu presencia en este día, para pedirte en primer lugar que perdones nuestros pecados. Cubrimos nuestra vida y nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús.
Señor amado, venimos ante Tí hoy para pedirte que la presencia del Espíritu Santo nos llene y nos guíe.
Señor, en el nombre de Jesús te pedimos que estés trayendo sanidad a cada vida.

Padre te rogamos en el nombre de Jesús que estés sanando todo cáncer, todo problema en el cerebro, en cada órgano, que sanes toda hernia, toda neuralgia del trigémino, todo problema en la vista, todo problema sexual,  todo stress, todo problema de ACV, que te estés llevando todo vicio, que estés restaurando cada familia, cada matrimonio.
Señor mirá a aquellas personas que tienen pensamientos de suicidio, oh amado Padre, te rogamos que las saques del pozo de oscuridad y reciban la luz de Cristo.
Padre amado todas aquellas personas que están en estado de Coma, por favor amado Jesús entrá a aquel lugar y llevales tu vida.
Amado Dios te rogamos por cada niño, cada niña que poseen enfermedades incurables, que están sufriendo, en el nombre de Jesús declaramos sanidad divina.
Amado Dios por cada anciano, por favor sánales, prospérales, llénales de tu vida. Señor te imploramos por cada persona que tiene problemas en el corazón, en la sangre, te rogamos que todo quiste se vaya ahora en el nombre de Jesús.
Te rogamos por las personas que tienen problemas nerviosos, que tienen dificultad para caminar, que padecen artritis, artrosis, etc.
Amado Dios te rogamos que tu mano de poder se mueva ahora, que estés secando toda enfermedad en la piel, todo quiste en los intestinos, en los ovarios, en el útero, toda próstata sea sanada en el nombre de Jesús, todo hemorroides, toda fibromialgia.
Señor, mirá cuantas mujeres padecen cáncer de mamas, de ovarios, de útero, por favor que en este día tu mano de poder las liberte.
Padre, te rogamos por aquellos matrimonios que no pueden tener hijos, reprendemos en el nombre de Jesús toda esterilidad.
Señor en el nombre de Jesús te pedimos que detengas todo Ébola y te rogamos que estés sanando a toda persona que lo está padeciendo, líbranos por favor Dios mío de ese mal.
Líbranos de todo accidente, de todo engaño, de todo robo, de toda mentira, de toda persona violenta y declaramos que si Tú estás con nosotros nada ni nadie nos podrá hacer mal.
Amado Dios, Tú conoces cada vida, cada dolencia, cada enfermedad, cada dificultad, por eso hoy nos unimos por medio de tu Espíritu Santo y ponemos ante Tí nuestra petición, sabiendo que ninguna oración de tus hijos vuelve vacía.
Declaramos victoria en el nombre de Jesús, declaramos que hoy terminamos octubre rodeados del favor de Jesús, recibiendo su vida abundante, en nuestra salud, en nuestro hogar, en nuestra familia, en nuestra economía, en nuestra petición y en nuestro corazón. Declaramos bendición sobre nuestros hijos, por favor que toda mala amistad, se vaya de sus vidas, ayuda a nuestros hijos a tomar buenas decisiones en Tí, los cubrimos ahora con la sangre de Cristo Jesús y cancelamos en el nombre de Jesús todo plan oculto que satanás tiene en contra de sus vidas y de nuestra familia.
Padre amado, mirá cuantas personas padecen pánico, depresión, trastornos obsesivos compulsivos, deseos de muerte, oh Dios mío, Tú eres el que rescata del hoyo sus vidas, por favor sánales hoy en el nombre de Jesús.
Dios mío, hay tantas personas luchando por salir de la lujuria, de la pornografía, de la homosexualidad, de las drogas, de los vicios, etc. pero solamente Tú puedes hacerles libres; te rogamos que hoy puedan tener un encuentro personal contigo y que tu Espíritu Santo les traiga convicción de pecado y puedan recibir liberación en el nombre de Jesús.
Tuyo amado Dios es el poder y la gloria, te amamos, levantamos nuestras manos al cielo y declaramos que nada ni nadie se asemeja a Tí.
Ven Espíritu Santo y llená nuestras vidas, que tu unción rompa todo yugo, que tu presencia nos levante, que tu aceite fresco nos perfume, que tu poder nos restaure y nos lleve a ver con los ojos de la fe nuestro milagro.
En el nombre de Jesús, amén.

Con todo mi corazón sé que la mano de Dios se está moviendo a nuestro favor en este día. Sé que ahora estás recibiendo el toque y la presencia de Dios.
No dejes de compartir si has recibido un milagro de parte de Dios, porque tu milagro va a alentar la vida de muchas personas que sufren en silencio.
Dios desea usarte para bendecir la vida de los demás.

¡Nunca dejes de darle la gloria a Dios!!

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!