miércoles, 3 de septiembre de 2014

"ANALIZANDO NUESTRA CONDUCTA"

 
Hola... Bendiciones en este hermoso día.
Les quiero compartir algunos textos bíblicos que nos llevan a mirar nuestra vida y a analizarla conforme a la bendita Palabra de Dios.

Romanos 14:12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.

Este texto que les compartí de Romanos nos lleva a mirar nuestro andar cotidiano, nuestra vida toda. No podemos ignorar que Dios todo lo ve, que debemos vivir en obediencia y en santidad; debemos ser conscientes que daremos cuenta ante Nuestro Señor por nuestros actos.
Por eso es importante identificar aquellas actitudes y acciones que nos apartan de su voluntad, renunciarlas en el nombre de Jesús y comenzar a vivir una vida llena de la presencia del Espíritu Santo.

1 de Corintios 3:16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

Al leer este texto de 1 de Corintios 3:16, me lleva a razonar en cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador personal, el Espíritu Santo viene a morar en nuestro corazón, en nuestro interior, Él nos da convicción de pecado, Él nos revela la voluntad del Padre, Él nos manifiesta la obra redentora de Jesucristo.
No podemos ignorar su presencia y lo que dice la Palabra de Dios. No podemos adorar a Dios de labios y servir a los deseos de nuestra carne con nuestro corazón.
Debemos vivir un 100% rendidos a nuestro amado y poderoso Jesús.

1 de Corintios 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

Cuando entregué mi vida a Jesús, el texto de 1 de Corintios 6:12 fue uno de los primeros que me enseñó mi papá. Él me sentó y me dijo... Tere, todo lo podés hacer porque Dios no te creo un robots, Él te dio libre albedrío, pero no todo te conviene hacerlo.

1 de Corintios 6: 17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con Él.
18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Hoy en día, en muchas familias cristianas, en muchas iglesias, se olvidan de este texto de 1 de Corintios 6:17, permitiendo así que la gente peque sexualmente.
La palabra fornicación parece que ya no entra en el diccionario de muchos cristianos. Y si uno les dice que fornicar, adulterar es pecado, se te burlan en la cara y te tratan de anticuada.
¡Por favor, me parece qué han arrancado la hoja en dónde se encuentra este maravilloso texto!
No lo digo yo, lo dice la Palabra de Dios inspirada por el Espíritu Santo... Huid de la fornicación!!!

Le pido a Dios que la sangre de Cristo esté cubriendo a nuestros hijos/as, a nuestros jóvenes para que no caigan en pecado de fornicación.
Reprendemos en el nombre de Jesús todo espíritu de sexo que quiere hacer caer a nuestra juventud en pecado sexual.
Bendecimos en Cristo Jesús a nuestras familias, a nuestro país.
Salmo 34:7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.



El sexo fue diseñado por Dios para disfrutarlo dentro del matrimonio, no hay excusa y con Cristo sí que se puede porque Él nos fortalece. El Espíritu Santo nos da poder para vencer, Él intercede con gemidos indecibles por nosotros, Él nos unge y nos revela la voluntad del Padre.

En el nombre de Jesús hoy nos unimos por medio del Espíritu Santo y le pedimos a Dios que bendiga a toda nuestra descendencia. Que derrame sobre nuestras vidas, su sabiduría para llevar adelante nuestro hogar. Amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!