jueves, 7 de agosto de 2014

"HEME AQUI..."

¡Hola!! ¡Qué tengas un hermoso día lleno de la presencia de Dios!
Hoy quiero compartirte el siguiente texto de Samuel, el cual siempre toca mi corazón, llevándome a decir... "
Heme aquí Señor Jesús, soy tuya".
 
 1 de Samuel 3:4 Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí.
 



Quiero compartirte estos dos escritos que salieron desde lo más profundo de mi corazón. Son letras pintadas con mi amor y devoción a mi Jesús, al amado Dios que nos ha dado a su Hijo para nuestra salvación y al maravilloso y poderoso Espíritu Santo.
 
 
Te necesito cada día como necesito el aire que respiro.
Como necesito el agua para vivir.
Como necesito al sol para calentarme.
Y decirte... Heme aquí Dios divino, tuya soy.
 
Te necesito cuan niña en tus brazos descansando.
Cuan mujer en tu presencia para derramarte mi alma.
Y rendirte así mi vida en santidad cada día.
Y decirte... Heme aquí Dios divino, envíame a mí.
 
 


Lléname de tu presencia Espíritu Santo.
Lléname de tu unción y de tu poder.
Lléname de tus ríos y de tus fuentes.
Lléname de Tí precioso Dios.
 
Satúrame con tu aceite santo.
Satúrame con tu majestad.
Satúrame con tu presencia divina.
Y llena mi boca con tu verdad.
 
Te amo Jesús: Tere.
 
Amado y precioso Dios, venimos ante tu presencia en el nombre de Jesús para pedirte perdón por nuestros pecados. Cubrimos nuestra vida y nuestra familia con la sangre de Cristo. Te pedimos hoy que la presencia del Espíritu Santo nos inunde y nos lleve por medio de Jesús a tomar nuestra victoria, nuestro milagro.
Amado Dios he aquí nuestra vida, queremos responder a tu llamado así como lo hizo Samuel y tantos siervos y siervas tuyas, por eso hoy te decimos... Heme aquí amado y poderoso Dios.
Espíritu Santo te necesitamos, renunciamos en Cristo Jesús a toda carga y toda preocupación que en este día se interpone en nuestra vida y que nos roba la paz y la esperanza.
Te amos y levantamos nuestros brazos al cielo declarando que tu favor rodea nuestra vida y nuestro hogar.
Amén.
 
Con cariño: Tere.