miércoles, 6 de agosto de 2014

"A TI ME CONSAGRO HOY"

 
Salmo 25:1 A Ti, oh Jehová, levantaré mi alma.
 
Hola!! Estoy meditando en el Salmo 25, una palabra maravillosa y alentadora.
Me quiero detener especialmente en el versículo uno, porque es una declaración de consagración para nuestra vida.
El salmista está reconociendo por sobre su vida a Dios y solo a Él derramará su alma, le entregará su vida y su todo su corazón.
 
Así que te invito a que juntos le podamos decir:
 
Amado Dios en el nombre de Jesús te pedimos perdón por nuestros pecados y declaramos en este día que a Tí, oh Dios poderoso, levantamos nuestra alma, te entregamos nuestro corazón y te reconocemos como nuestro único Señor.
A Tí oh Dios levantamos nuestra alma, así como estamos, con nuestros defectos y con nuestras virtudes, tal cual somos, te desnudamos el alma y te entregamos todo lo que somos. Amado Dios del cielo y de la tierra nos consagramos a Tí, nos comprometemos a vivir en obediencia y santidad.
Gracias Dios porque Tú nos amas, porque tus oídos están atentos a nuestro clamor y porque tu Santo Espíritu nos llena de tu bendita presencia y nos lleva a vivir en Cristo Jesús un estilo de vida superior.
Gracias Dios por tu gran amor y te pedimos que tu favor esté rodeando nuestro hogar y nuestra familia toda.
Amén.
 
Con cariño. Tere.
 
¡Qué Dios te bendiga!