miércoles, 23 de abril de 2014

"LA VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO"

Hola... ¡Qué Dios bendiga tu vida y tu hogar!

A menudo tengo la oportunidad de hablar y también me escriben chicas que están pasando por problemas de violencia durante su noviazgo.
Ciertas actitudes de sus novios, les están dejando ver que algo no anda bien.



Por ejemplo, un ritón de cabello, que luego cada día se hace más frecuente.
Control de los celulares, de la ropa que usan, de sus amistades, comienzan a denigrarlas en público, las menosprecian y hasta las obligan a hacer prácticas sexuales, con el comentario cruel, que si no lo hacen es porque no los quieren.
Muchas de estas chicas me comentan que no las dejan juntarse más con sus amigas, les comienzan a hablar mal de sus familias, no quieren que estudien y mucho menos que trabajen; aunque muchos de ellos los cuales no trabajan, las obligan a trabajar para luego ser mantenidos por sus novias; las cuales les pagan sus vicios, sus salidas, sus ropas, etc.

Ninguna persona puede cambiar al otro, si éste no reconoce que tiene un problema y tiene que pedir ayuda.
Hay un mito instalado entre las mujeres que padecen violencia durante el noviazgo, en el cual creen que cuando se casen esos chicos se van a transformar en el príncipe azul, que las van a cuidar, no les van a pegar, no las van a humillar, etc. Y sinceramente no es así, al contrario, en el matrimonio  todo se complica mucho más.

Y no estoy queriendo dejar al agresor como un monstruo, sino estoy diciendo que por el simple acontecimiento de casarse no cambia, sino que debe pedir ayuda y ser tratado. Hay que cortar de raíz con este pensamiento de que nosotras las mujeres al casarnos nos vamos a transformar en las madres de estos hombres y los vamos a cambiar y van a hacer lo que nosotras queremos y vamos a lograr que ya no sean más agresivos, etc. Por favor chicas, esto no es así, al contrario, una vez que estás en el círculo de violencia, si no pedís ayuda, no es fácil de que vos puedas salir sola, porque primero empezó con un  abuso emocional, que te lleva a encerrarte en vos misma y hasta te hacen sentir culpable y que te merecés que te maltraten. !Qué error y qué horror!!

¿Por qué es necesario hacer prevención de la violencia durante el noviazgo?
Algunas razones son:
1.La violencia durante el noviazgo tiene una alta prevalencia. Según un estudio que realizó la OMS  el 30% de las estudiantes universitarias informaron haber padecido violencia durante el noviazgo.
2.La violencia en el noviazgo tiene altas probabilidades de dar lugar, en el matrimonio, a un estilo violento de interacción de pareja.
3.La violencia que se inicia en una relación con agresiones verbales, por lo general continúa con agresiones físicas severas. La violencia verbal en el noviazgo es un importante predictor de violencia conyugal.
4.Una gran cantidad de jóvenes, varones y mujeres, podrían modificar su conducta violenta o su sometimiento a ella, si se les ayudara a reconocer y a tratar con el problema antes de llegar al matrimonio.
5.Es muy frustrante llegar al matrimonio con sueños e ideales que se estrellan, las más de las veces, ya en la luna de miel. Muchos dolores y heridas difíciles de sanar se podrían evitar si se trabajara con la población más joven, antes de encarar sus noviazgos y al transcurrir los mismos.

¿Cuáles son las características de un novio violento?
1- Tiene un bajo concepto de la mujer en general, que se expresa en críticas, burlas, chistes, expresiones y conductas discriminatorias.
2- Por momentos idealiza a la novia, hablando cosas maravillosas de ella, pero con la misma facilidad la denigra y critica. Como suele tener baja autoestima y se siente amenazado como hombre, no tolera que ella se destaque en ningún aspecto.
3- Tiene altas exigencias hacia ella. Pretende que ella se vista, se maquille y actúe como él quiere. También la compara con otras mujeres para humillarla o rebajarla. La critica por todo lo que ella hace, dice y piensa, con lo cual la novia pierde la seguridad en sí misma.
4- El control marca casi todos los aspectos de la relación, y no la mutua interdependencia. Suele ser posesivo hasta el extremo. No tiene una cuota normal de celos, sino que éstos adquieren proporciones increíbles. Intenta controlar a la novia, llamándola todo el tiempo, queriendo saber qué hace y qué piensa de un modo obsesivo y desesperado. No la deja nunca sola o con otras personas.
5- Por sus celos casi delirantes, la acusa de prestar más atención a otros, salir con otros hombres, hasta de tener relaciones sexuales con otros.
6- Logra un gradual aislamiento del entorno, de la familia y de los amigos. Al principio del noviazgo suele ser normal un cierto replegamiento del entorno para consolidar la relación, pero en el noviazgo disfuncional habrá una progresiva retracción del medio, justamente para evitar la intromisión de otros que pueda amenazar la ruptura de la pareja. Así se perpetúan las interacciones íntimas de maltrato.
7- Una forma de aislar a la novia de su entorno es criticar a su familia, a sus amigos, a sus compañeros de trabajo. De esta manera también neutraliza la sospecha que alguien pueda formular contra él. Como resultado, ella también empieza a ver a todos como enemigos de su relación y «se pega» más a él.
8- Se enoja fácilmente, dado que no cuenta con recursos para tolerar la frustración. Tiene un alto nivel de agresión verbal, que suele predecir la violencia física que se dará más adelante. Ante un arrebato de ira puede perder el control y empujar a la novia, o zamarrearla o tirarle el pelo. Se «arrepiente» rápidamente por el miedo a perderla, especialmente si ella amenaza con cortar la relación. Sin embargo, al poco tiempo repite la conducta.
9- Cuando ella reacciona con enojo o reproches al maltrato, la acusa de loca, exagerada, histérica, etc., con lo cual la culpa recae nuevamente sobre ella.
10- Nunca admite equivocarse. No pide disculpas porque no reconoce sus errores. Hacerlo lo haría sentir disminuido frente a ella. La mayoría de las veces ella asume que es la culpable de las situaciones que se generan, por cansancio, para tener un poco de paz, o porque realmente lo cree así.
11- Al maltrato verbal suele agregarse la manipulación a través de la indiferencia, el enojo o el silencio. Se muestra ofendido y rara vez expresa por qué. Es una forma más de maltrato emocional, haciendo abuso de poder.
12- Amenazas: a su integridad física, a revelar secretos de su intimidad, a cortar la relación si ella no se somete. La relación se basa entonces en un pacto de silencio, que impide la ayuda externa.
13- La manipulación adquiere forma de amenaza con temas de locura o de muerte de sí mismo o de ella. «Si me dejás me mato, o me voy a volver loco.» «Sos mía o de nadie más; si te veo con otro te mato y después me mato yo.» Produce miedo y culpa en ella, con lo cual la inmoviliza y no puede decidir en libertad sobre la relación.
14- La intensa dependencia se evidencia en que se angustia o enoja si se habla de dejar la relación.
15- Muchas parejas terminan teniendo relaciones sexuales no consentidas por ella, lo cual constituye una violación, tal como puede ocurrir también en el matrimonio. Justamente se usa la expresión «violación por confianza», cuando el encuentro sexual se produce por presión psicológica o es forzada físicamente, dentro de una relación de pareja consensuada. Es frecuente que la inicie sexualmente y luego la abandone, incluso estando embarazada. Demás está decir la humillación, la culpa, los sentimientos de indignidad e impotencia que acompañan a la joven en estos casos.

Observación:
No es necesario que se presenten todas estas características para afirmar que estamos en presencia de violencia en el noviazgo; bastan una o algunas de ellas, y que se den en forma recurrente. Aunque la violencia en la pareja es predominantemente masculina, no desconocemos que algunas de estas características pueden encontrarse también en la mujer, sobre todo la manipulación, el control y los celos desmedidos.
(Material extraído del Instituto Eirene Argentina)

Atención:
Si padecés violencia rompé el silencio y pedí ayuda, alguien tiene que saber lo que te pasa, ya sea tu familia, una profesora, una compañera, amigas, etc. Acudí a profesionales preparados para abordar este tema y te van a poder ayudar, tu vida vale mucho.

Llamá al 144 o al 0800- 666- 8537 línea gratuita en toda Argentina, los 365 días del año, las 24hs.

Podés consultar las siguientes páginas:

http://www.eireneargentina.com.ar/
http://abriendoelcamino.blogspot.com.ar/
https://www.facebook.com/redemujeres.tigre
www.aapvf.com.ar/home.php
 
Con cariño: Tere.