lunes, 10 de marzo de 2014

"EMPEZAMOS EL LUNES.... ASÍ."

Hola... ¡Qué Dios te bendiga!
Esta mañana estuve meditando en diferentes Salmos de la Biblia y luego comencé otra vez a leer el libro de San Mateo en el Nuevo Testamento.
De repente el Espíritu Santo tocó mi corazón y le escribí estas palabras pintadas de mi amor y mi admiración que siento por Él, te las comparto y espero te sean de bendición.

 


 
Lléname de Tí, bendito Espíritu Santo.
Lléname de Tí, amado Dios.
Lléname de Tí, mi fiel amigo Jesucristo.
Que en este día amo yo tu Santa Unción.
 
Lléname de Tí, con tus fuentes de agua viva.
Lléname de Tí, con tu perfume y miel.
Lléname de Tí, con tu fragancia santa.
Que mi ser te necesita y te clama una y otra vez.
 
Porque en tu presencia hay plenitud de gozo.
Y en tu poder anhelo estar.
Porque en tu presencia mi vida cobra vida.
Y mi corazón te anhela hasta el final.
 
Con todo mi amor.... Tere.
 
 
 
Amado y precioso Dios, hoy comenzamos una nueva semana y queremos pedirte en el nombre de Jesús que nos bendigas y que bendigas a nuestras familias.
Cubrimos nuestra vida y nuestro hogar con la sangre de Cristo Jesús.
Te rogamos Dios precioso que la presencia del Espíritu Santo nos acompañe, nos guíe, nos exhorte, nos fortalezca y nos renueve.
Señor amado, te pedimos que nos llenes de Ti, que nos des pasión por tu presencia, que levantes nuestra cabeza y nos ayudes a ver con los ojos de la fe.
Necesitamos que restaures nuestro corazón, que sanes nuestro físico, que nos des las fuerzas de un búfalo y que nos remontes como las águilas.
No existe nadie tan poderoso y precioso como Tú, divino Jesús y nosotros creemos en tu poder salvador, sanador, restaurador y lo declaramos  para nuestra vida y nuestro hogar. Amén.
 
Salmo 16:11 Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.
 
Con cariño: Tere.
 
¡Qué Dios te bendiga!