jueves, 13 de febrero de 2014

¡NO DESMAYES... CONFIÁ EN ÉL!!


Salmo 27:13 Hubiera yo desmayado,
si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.
27:14 Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.
 
Durante cuanto tiempo en mi vida he declarado esta Palabra... hubiera yo desmayado en el medio de los problemas si no tuviera a Jesús en mi corazón.
Hubiera desmayado en los momentos de dolor, en donde la enfermedad carcomía mi ser y mi corazón lloraba de dolor.
Hubiera desmayado si no tendría a Dios en mi vida.
El Espíritu Santo siempre estuvo a mi lado en los momentos más difíciles y me llevó a declarar que jamás desmayaría porque Cristo me fortalece, está en mí, me ama, y me lleva a vivir un estilo de vida superior en Él.
 
Esforzarme, declararle a mi corazón que tome aliento y espere en Dios, esperar el tiempo de Dios en mi vida, aprender a aguardar en Él, en sus promesas, tomada de su Palabra, buscando de su presencia, llenándome del Espíritu Santo. Vivir en santidad, en gratitud a Dios, en fe, en obediencia, amando su presencia, su unción, etc. son mis prioridades y el anhelo de mi corazón. 
 
Siempre digo que no sé como hace una persona para vivir sin Dios en el corazón.
De mi parte no sé como hubiera superado y vivido con la enfermedad que tuve. No sé como hubiera superado la muerte de mi papá hace ya más de veinte años atrás, no sé como hubiera superado diferentes dificultades en mi vida y familia. No entiendo como se lleva adelante el vivir sin Dios guiando tu vida y tu corazón.
 
De verdad hubiera yo desmayado si no creyere que vería la bondad de Dios en mi vida y mi familia.
 
Recibo tantos correos en donde me piden oración por diferentes temas, pero en especial por enfermedad, hay mucho pueblo de Dios enfermo y nosotros nos tenemos que unir en oración clamando unos por otros, para que la mano de Dios en el nombre de Jesús se mueva a favor de las personas que están padeciendo y sufriendo.
 
Mi vida de oración fue cambiando año tras año, no puedo comenzar mi día sin orar, pero no puedo tampoco comenzar mi día sin interceder, sin ponerme en la brecha por aquellas peticiones que tengo anotadas en mi lista diaria de oración.
Porque entiendo que nos necesitamos, entiendo que a Dios le agrada cuando sus hijos se unen en oración y se ponen de acuerdo para clamar a favor de ....
 
Quiero alentarte a que no desmayes, a que confíes en Dios, que busques su presencia, que no desfallezcas, que tu fe no se vaya, que tu corazón no decaiga, que tu espíritu recobre vida y que la presencia del Espíritu Santo, te inunde hoy.
 
Amado Dios, en el nombre de Jesús, nos unimos en oración, para pedirte que estés fortaleciendo y sanando a cada persona que está necesitando hoy un milagro. Te rogamos Padre amado, en el nombre de tu hijo Jesús, que muevas tu mano de poder y de amor sobre cada vida y cada familia. Señor te rogamos que estés sanando todo cáncer, Padre amado, mira aquellas vidas que tienen cáncer de hígado, de mamas, de riñón, de piel, de huesos, en el cerebro, en el útero, en los genitales, en los pulmones, Padre amado por favor que tu misericordia y tus milagros reparadores esté sobre ellos ahora.
Señor te rogamos que sanes toda enfermedad mental, toda esquizofrenia, todo pánico, toda depresión, te pedimos que sanes toda enfermedad en la sangre, en la boca, en la vista, en los piés, en los ovarios, en las vías respiratorias, por favor Padre en el nombre de Jesús te estamos clamando para que le sanes y sean libres por el poder de tu amor.
Espíritu Santo trae por favor paz a las vidas, sacia toda sed espiritual, llena las vidas vacías, te pedimos que restaures toda relación rota en las familias, entre los matrimonios, toda relación entre padres e hijos, te suplicamos que prosperes y que no falte alimento en la casa de tus hijos.
Señor te rogamos que hagas libre en el nombre de Jesús a toda persona que tiene vicios y ataduras , sea de pornografía, alcohol, drogas, sexo, masturbación, gula, etc. te pedimos Padre que hagas libre a toda persona que no puede perdonar, que la ata la culpa, el orgullo, el odio, la amargura, por favor te rogamos por ellas para que en el nombre de Jesús sean rotas las cadenas que atan sus vidas y hogar.
Señor te pedimos que mires el corazón de aquellos padres que tienen a sus hijos enfermos, por favor, socorre sus vidas, dales ánimo, aliento, fe, sánales en el nombre de Jesús.
En el nombre de Jesús, estamos creyendo que veremos tu mano de poder y que recibiremos testimonios de tu grandeza y de tus maravillas. Amén. (Así sea)
 
Con cariño: Tere.
 
¡Qué Dios te bendiga!