miércoles, 31 de julio de 2013

¿SABIAS....?

¿Sabías...?
Que estuve muy enferma.
Que casi me muero.
Que vivía encerrada y no podía ver el sol.
¿Sabías..?
Que el dolor era muy fuerte.
Que tenía triste el alma
 y abatido el corazón.
¿Sabías...?
Que el temor me asechaba.
Que la muerte me rodeaba.
Y el desánimo sacudía mi ser.
Que las noches eran largas.
Que en el día yo lloraba.
Que el dolor me desesperaba.
Pero nunca dejé de creer...
Porque yo sabía que Jesús estaba a mi lado
Que nada ni nadie me separaría de Él.
Porque yo sabía que Él usa lo que sea
para transformarnos la vida y llenarnos de fe.
Y ahora mi vida está sana.
Y mi corazón clama para que su poder...
Se derrame en tu vida y recibas...
Sanidad divina, más de su gracia,
de su salvación y de su santidad.
Por eso en este día como amiga te digo...
Ten fe, no dejes de creer.
 
Tere.
 
 
Hebreos 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
 
 
Señor amado, es en el nombre de Jesús que venimos a Tí en este día, para pedirte que perdones nuestros pecados y para rogarte que la presencia del Espíritu Santo comience a llenar nuestra vida y nuestro hogar.
Te reconocemos como nuestro Dios, como nuestro Señor y como nuestro amigo fiel.
 
 
 
Amado y precioso Dios, hoy termina el mes de julio y queremos en este día ver tu mano de poder en cada vida necesitada, en cada hogar destruído, en cada matrimonio, en cada familia y en cada situación.
Te pedimos Padre, en el nombre de Jesús, que tu salvación, tu gracia, tu poder, tu amor, tu paz, tu justicia, tu santidad, tu misericordia y piedad estén siendo derramadas hoy y en este mes de agosto que comienza sobre cada uno de nosotros y que tu gloria alcance a nuestra familia.
Te amamos, te damos la honra, por favor usa nuestras vidas, que tu unción y tu aceite fresco esté llenando ahora nuestro corazón y nuestro ser.
Amén.
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!
 
 
 
 


martes, 30 de julio de 2013

"LA VIDA CONTIGO..." (NO DEJES DE LEER ESTA ENTRADA)

 
La vida contigo tiene sabor a miel.
Huele a rosas y lirios y perfuma todo mi ser
La vida a tu lado es grato sabor.
Me eleva a las alturas y me llena de tu amor.
La vida contigo es pan, leche y miel.
Es olivo fresco, el aceite santo que unge mi ser. 
La vida contigo me da un nuevo amanecer.
Sabe a ríos y fuentes que fluyen dentro de mi ser.
Porque viviendo a tu lado, la vida me sienta bien.
Tocaste mi corazón cansado y me llenaste de tu ser.
La vida para mí, lleva tu nombre...
!Jesús de Nazareth!
Precioso Dios divino...
Al cual hace veintisiete años...
Le entregué mi ser.
 
!Te amo amado Dios!
Tere.
(Otro escrito de mi viaje en el colectivo)
 
 

Isaías 55:1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. 
55:2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.
55:3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.
 
La vida abundante que Dios tiene para nosotros no tiene precio, Jesús ya pagó por cada uno de nosotros al darnos su vida en la cruz y Dios nos invita a través de su Hijo Jesucristo a tener en Él y por Él una vida de bendición, de victoria, de obediencia y de santidad.
 
 
San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. 
3:18 El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 
3:19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. 
3:20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. 
3:21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
 
 
Te invito en este día a que hagas con todo tu corazón esta oración y recibas a Jesús en tu corazón, para que Dios por medio de Él pueda saciar tu sed, llenarte de esperanza, sanar tu corazón y tu físico, restaurar tu familia y darte salvación y vida eterna.
 
 
Dios en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora de cada uno de ellos y recibo a Jesús en mi corazón como mi Señor y Salvador.
Anotá por favor mi nombre en el libro de la vida.
Espíritu Santo te necesito, te pido que me llenes de tu presencia, quiero conocerte, quiero cambiar, quiero ser un nueva persona en Cristo Jesús.
Cubro mi vida y la de mi familia con la sangre de Cristo Jesús y me consagro a Tí en cuerpo, mente, alma y espíritu, amén.
 
3 de Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. 
 
!Qué en este día, por medio de la Palabra de Dios, por medio de la oración y de buscar en intimidad al Espíritu Santo, podamos derramar nuestra alma y pedirle a Dios qué nos de sabiduría para poder sacar de nuestro corazón todo aquello que no le agrada y así poder prosperar en cada área de nuestra vida!

PD: A veces me escriben y me dicen que escribo así porque no tengo problemas, porque no me pasan cosas difíciles, etc.
Pero sinceramente no es así, vivo a diario desafíos, algunos leves y otros que verdaderamente por momentos me desconciertan.
Pero tal vez mi secreto es tomarme bien fuerte de la mano de Dios, abrirle mi corazón porque Él es mi amigo  y cuanto tengo miedo se lo digo, y lloro muchas veces en su presencia y otras tantas estoy feliz y agradecida.
Lo que nunca hago es enojarme con Dios por lo que me pasa, Él es mi amigo y soberano, me podré desesperar algunas veces, pero al ir a su presencia su Espíritu Santo me levanta y me fortalece y siempre pone a nuestro alrededor gente llena del Espíritu Santo que ora por nosotros y nos tiende una mano.
Aunque esté sin problemas o aunque sienta que todo se me va a caer encima, siempre cierro la puerta de mi habitación y clamo al Dios Vivo y Verdadero, porque no sé qué haría si no lo tuviera a Él.
Por eso vale la pena rendir nuestra vida y nuestro corazón a Jesús, porque Él nos fortalece y nos va guiando a su verdad, a su victoria y cuando todo haya pasado, veremos que pulió nuestra vida como oro refinado y nuestra fe ha aumentado y nuestro corazón se ha rendido aún más ante su majestad.
Es fácil amar y seguir a Dios cuando todo nos va bien, pero cuando estamos atravesando por pruebas, en el desierto, allí, justo allí nos vamos a dar cuenta si verdaderamente hemos puesto nuestros ojos en Jesús.


Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
12:3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.
 
 
Con cariño: Tere
 
 
 

 


jueves, 25 de julio de 2013

"MIENTRAS VIAJABA EN EL COLECTIVO...."

Hola... !Qué Dios bendiga tu vida y tu hogar!!


Hay unos días en la semana que viajo en colectivo a un determinado lugar,  debido a una actividad específica que estoy haciendo. 
Al principio usaba ese viaje para leer, después escuchaba mi música cristiana que tengo en mi celular y hace unos días que directamente le estoy escribiendo a Dios.
Por momentos no quiero ni pensar lo que dirán algunos pasajeros, porque me doy cuenta que según lo que escribo me sonrío y miro al cielo por la ventanilla.
Y sí.... si viajaste en colectivo y te llamó la atención una mujer de mediana edad, con campera negra, bufanda y riéndose sola, esa, era yo, ja,ja.

Te voy a compartir a lo largo de estos días las letras que derramé en mi cuaderno, sentada a la tarde, del lado de la ventanilla, en un colectivo, de mi Buenos Aires querida.

"A mí me gusta..."


A mí me gusta...
El chocolate y el helado.
Los colores pasteles.
Las rosas por su aroma.
Y contemplar los días de sol.

A mí me gusta...
Ser romántica y mirar a los ojos.
Disfrutar de mi familia.
Y pasear mirando el mar.

A mí me gusta...
Leer la Biblia.
Meditarla y ponerla por obra.
Me gusta orar  en su presencia.
Y derramarle a Dios mi corazón.

A mí me gusta...
Amar la vida.
Regalar una sonrisa.
Y soñar que viajo a las estrellas 
en nubes de algodón.

Pero lo que más me gusta...
No es todo esto.
Sino que a mí me gusta...
!Gritar a los cuatro vientos!
!Qué Jesús es mi gran amor!!

Tere.


San Mateo 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
22:38 Este es el primero y grande mandamiento.
22:39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.


!Qué importante es qué nuestra única meta, nuestro único anhelo, sea amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y nuestra mente!
!Qué importante es tomar el ejemplo de Jesucristo y amar a nuestro prójimo cómo a nosotros mismos!
Este texto de San  Mateo no nos da la opción de hacerlo, no nos dice si tenés ganas y si te queda tiempo; no, para nada.... sino por el contrario es lo que nos conviene hacer, es lo que Dios nos manda a hacer.
Porque cuando ponemos nuestra vida en las manos de Dios todo cambia y en especial cuando nuestra prioridad es hacer su voluntad y vivir en santidad, obediencia, amor, respeto, honra y adoración.

Te deseo que el centro de tu vida sea Dios, que le ames con todo tu ser, que puedas llevar a cabo cada una de sus palabras, que la Biblia sea tu guía y el Espíritu Santo tu motor para vivir en victoria cada día.

Hay un estilo de vida superior en Cristo Jesús y vale la pena vivirlo.

Qué hoy puedas vos también escribir con las letras de tu corazón a Jesús y puedas decirle que lo amás  y que te gusta  gritar a los cuatro vientos que... 
Él es tu gran amor.


Con cariño: Tere.








miércoles, 24 de julio de 2013

"ME ARDÍA EL PECHO DE AMOR Y TE ESCRIBÍ ESTAS PALABRAS"

Hola... esta mañana como siempre digo, al tener mi momento con Dios, de repente comencé a sentir un calor en el medio de mi pecho, estaba leyendo la Biblia, algunos Proverbios y luego algunos capítulos del Nuevo Testamento.
Y ese calor cada vez fue más intenso, comencé a orar y el pecho ya me ardía de amor.
¿Sentiste alguna vez qué te arde de amor el corazón por Dios, qué tu corazón late tan fuerte qué sentís va a explotar?
Es mi deseo que puedas experimentar tener una relación íntima con El Espíritu Santo y así te permitas ser amada  y llenada por su bendita presencia.
Te comparto las letras que escribí hoy en mi momento de oración.

 
Lléname de Tí... Espíritu Santo.
Lléname de Tí de tu fragancia fiel.
Lléname de Tí de tu dulce presencia.
De tu Santa Unción y de tu poder.
Lléname de Tí... !Qué te necesito!
Sacia hoy mi sed con tu infinito amor.
Y renuévame en las aguas de tus ríos.
!Por qué en Tí he de vencer!
Lléname de Tí...!Cómo nunca antes!
Lléname de aceite, de miel y de pasión.
Fluye en mi vida con tu corriente eterna.
Con la divinidad de tu Santa Unción.
Porque si no te siento, no puedo respirar
Tú eres mi vida, mi guía y mi verdad.
Espíritu Santo lléname de Tí...
!Amo tu presencia y tu majestad!
 
Por eso en este día levanto mis brazos al cielo...
Y te digo....
!Espíritu Santo ven!
Te amo: Tere.
 
 
Éxodo 33:14 Y Él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.
33:15 Y Moisés respondió:
Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.

!Qué nuestra vida dependa de la presencia de Dios!
!Qué aprendamos a movernos con Él, qué tengamos una relación íntima con El Espíritu Santo a tal punto que no tomemos decisiones si Él no va con nosotros!

San Lucas 11:9 Y Yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
11:10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
11:11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?
11:12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 

11.13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los qué se lo pidan? 

Isaías 61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
61:2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;
61:3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. 

 

Romanos 8:12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
8:13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con Él seamos glorificados. 
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!
 
 




lunes, 22 de julio de 2013

"PARA ESTE COMIENZO DE SEMANA.... HAY QUE LEER..."

Hola... !Qué Dios les bendiga en este comienzo de semana!
!Estamos atravesando una ola polar, así qué el frío es impresionante!!
Como siempre les cuento, como cada mañana, me preparo mi mate calentito, tomo mi Biblia, mi lista diaria de oración y tengo mi momento de intimidad con Dios.
Entre los libros que hoy leí, se encuentra el Evangelio de San Juan y me gustaría compartirles algunos de ellos.

 
 
San Juan  5:39 Escudriñad las Escrituras;
porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna;
y ellas son las que dan testimonio de Mí; 
 
San Juan 8:31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en Él:
Si vosotros permaneciereis en mi Palabra,
seréis verdaderamente mis discípulos; 
8:32
y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 


San Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo:
El que me ama, mi Palabra guardará;
y mi Padre le amará, y vendremos a él,
y haremos morada con él. 
14:24
El que no me ama, no guarda mis palabras;
y la palabra que habéis oído no es mía,
sino del Padre que me envió. 

San Juan 15:7 Si permanecéis en Mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 


San Juan 14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo,
a quien el Padre enviará en Mi nombre, Él os enseñará todas las cosas,
y os recordará todo lo que Yo os he dicho. 
14:27
La paz os dejo, mi paz os doy; Yo no os la doy como el mundo la da.
No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. 

En este comienzo de semana quiero alentar a toda persona a que lea la Biblia, la Bendita Palabra de Dios.
Es muy triste cuando oímos a un hijo/a de Dios decir que le aburre leer la Biblia.
Es imposible conocer a un Dios tan grande, maravilloso y misericordioso si no leemos el manual divino que Él nos ha dejado.
Debemos llenar nuestra mente y nuestro corazón con su Palabra y además contamos con el Poderoso Espíritu Santo que traerá a nuestra mente aquellos textos que hemos leído y meditado.

¿Cómo vamos a saber lo qué Jesús hizo por nosotros si no leemos su Palabra?
¿Cómo podremos entender el amor de Dios si no meditamos en su Palabra?
¿Cómo podremos anhelar la presencia del Espíritu Santo si ni siquiera se toma el tiempo para buscar con pasión lo qué nos enseña las Escrituras y luego levantar nuestras manos al cielo clamando por un avivamiento en nuestro ser y nuestro hogar?

Cuando nos relacionamos con las personas, para saber sobre ellas entablamos un diálogo, nos interesa saber su vida, sus costumbres, etc.
Con Dios es lo mismo, Él es real, Él desea relacionarse con cada uno de nosotros.
No podemos comenzar el día sin poner nuestra vida y familia en sus manos divinas y mucho menos sin saber su Palabra.

En la Biblia encontramos a un Dios experto en resolver nuestros imposibles, un Dios que nos llena de promesas y bendiciones, un Dios que nos exhorta con amor y nos demanda santidad y obediencia.

Vale la pena comenzar la semana con Él, vale la pena rendirle el corazón, vale la pena llenarnos de su presencia, de su paz, de su amor, de su aceite y de su perfume.

No empecemos esta semana sin leer la Biblia y sin orar.

El día que me presentaron a Jesús como mi Salvador personal, me hicieron leer el siguiente texto....

San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree,
no se pierda, mas tenga vida eterna.

Luego me dijeron, ahora pone tu nombre y vas a ver como La Palabra de Dios fue diseñada para tu vida.

Y en voz alta y creyendo con todo mi corazón dije....

San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios a Tere,
que ha dado a su Hijo unigénito, para que Tere crea y
 no se pierda, mas tenga vida eterna.
 
Guau!! Ese día fue el día más feliz de mi vida, me había encontrado cara a cara con el Salvador de mi alma.
Y cada vez que leo su Palabra, es como si mi vida entrara en cada historia, me siento atrapada desde el Antiguo Testamento al Nuevo Testamento.
 
Es mi deseo que este comienzo de semana, te encuentre con los ojos y con el corazón puestos en Jesús, puestos en su divina Palabra, puestos en la presencia del Espíritu Santo, para que la gracia y el favor de Dios llenen tu vida, tu hogar y toda tu familia.
 
Con cariño: Tere
 
 
 

 



sábado, 20 de julio de 2013

!BENDECIDO DÍA DE LA AMISTAD!!



!Feliz día del amigo!
No tengo más que palabras de agradecimiento, que brotan desde lo más profundo de mi corazón, para cada una de las personas que llegaron a mi vida y me brindaron y brindan tanto amor y amistad.
Si pudiera, extendería estas palabras de "Gracias", con un inmenso abrazo, porque mi ser se estremece ante tanta demostración de amor, amistad, cariño y bendición que ustedes me brindan.



Tengo a mi gran amigo Jesús que como bien saben cautivó de tal manera mi corazón que mi vida es por y para Él.
Creo en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y haberme encontrado con este maravilloso Dios transformó todo mi corazón.
No sé que haría si cada día no estaría conmigo el Espíritu Santo, tantas veces cierro mis ojos y le adoro a mi  Dios, por haber mandado a su Hijo Jesús a dar su vida por mí.
Tengo a mi amado esposo y a mis dos hijos preciosos y una bella familia que amamos a Dios, tengo tanta gente hermosa que he conocido a lo largo de mi vida, y además el honor enorme que me ha dado Dios en el momento de haber puesto en mi corazón que abra este blog; ya que por este mismo he conocido, conozco y sé que conoceré personas tan bellas de corazón, que siempre me están alentando, escribiendo, bendiciendo, no sé, realmente me siento premiada de parte de Dios con cada uno de ustedes. 
Por eso le pido a Dios que les bendiga y les conceda las peticiones de sus corazones.

A veces cuando escribo sobre la enfermedad que tuve y de como Dios me sanó, en muchas oportunidades hablo de aquellas personas que te enjuician cuando estás pasando por algún problema difícil, pero entiendo que Dios lo permite para tratar con uno.
Pero sería ingrata de mi parte, si no doy las gracias a todas aquellas valiosas personas que estuvieron a mi lado, de la manera que fuera, ya sea personalmente, por correo, orando, por teléfono, por celular, etc. pero estuvieron allí, sosteniendo con amor y cariño mi vida, para que no me cayera y la fe volviera a mí. 
Gracias, mil gracias, no me olvido de ustedes y sé que todo lo que siembran van a cosechar.


Mis amados y amadas amigas, doy gracias a Dios por sus vidas, les bendigo en el nombre de Jesús y deseo que la gloria de Dios, la presencia maravillosa del Espíritu Santo y el perfume de Jesús esté sobre sus vidas y sus familias.


San Juan 15:15 Ya no os llamaré siervos, 
porque el siervo no sabe lo que hace su señor; 
pero os he llamado amigos, 
porque todas las cosas que oí de mi Padre, 
os las he dado a conocer.

Con Cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!




viernes, 19 de julio de 2013

"PARA ESTE FIN DE SEMANA DECLAREMOS..."

 
!Mi familia está bajo el cuidado del Señor!!
 
 
Josué 5:15 ... pero yo y mi casa serviremos a Jehová
 
 
Te invito a que nos unamos en oración:
 
Amado y precioso Dios, venimos en el nombre de Jesús para entregarte este fin de semana en tus manos, cubrimos nuestra vida y la de nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús.
Señor te rogamos que tu Espíritu Santo nos inunde en este día, que tu presencia nos llene, que tu aceite fresco nos renueve.
Amado Dios, te rogamos por nuestro hogar, por toda nuestra familia, te la consagramos a Tí, te pedimos que traigas salvación, sanidad, restauración, liberación, prosperidad, convicción de pecado, santidad, obediencia, hambre por tu presencia, conforme cada hogar lo necesite.
Nos unimos para clamarte en el nombre de Jesús por cada persona enferma, para que tu poder sanador esté entrando a cada sala de internación, a cada habitación, a cada casa y en donde se encuentren las personas que están padeciendo.
Padre nos ponemos en la brecha a favor de quienes están sufriendo y te rogamos que cumplas el Salmo 23 en cada vida, que tu vara y tu callado infunda aliento, que ungas con tu aceite la vida de quienes te están clamando y buscando con el corazón y que el bien y la misericordia tuya les acompañe cada día de sus vidas.
Cubrimos la vida de nuestros hijos con la sangre preciosa de Jesús y declaramos que tu favor está sobre cada uno de ellos.
Señor es un honor seguirte y servirte, es un honor ser tus hijos.
Levantamos nuestras manos al cielo y te decimos ven a nuestra vida bendito Espíritu Santo, llénanos de Tí y de tu infinito amor.
 
San Juan 10:9 Yo soy la puerta; el que por Mí entrare, será salvo;
y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 
10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;
Yo he venido para que tengan vida,
y para que la tengan en abundancia. 
10:11
Yo Soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. 
 
Con cariño: Tere. 
 
!Qué Dios te bendiga!
 


jueves, 18 de julio de 2013

"CUANDO NOS ENFERMAMOS..."

Cuando pasamos por algún problema en nuestra salud, realmente sentimos que el mundo se nos viene encima. Queremos rechazar lo que nos está pasando, muchas veces negamos nuestra realidad, el temor y la culpa comienzan a presentarse a nuestra puerta y el desánimo te pasa el presente.
Pero lo más agotador es enfrentar el juicio de la gente, pero no de cualquier persona, sino muchas veces de quienes comparten tu fe.
Entonces comienzan a invadir tu vida con preguntas como estás...

¿No estarás en pecado?
¿No tendrás qué perdonar?
¿No será qué hay algo oculto en tu vida?
¿Será qué  Dios no le agrada cómo sos y te está castigando?

Podría hacer una lista innumerable de preguntas que me hay realizado cuando estaba enferma y la verdad que en la intimidad con Dios, está perfecto que nos analicemos y le preguntemos a Él sobre como está ante sus ojos nuestra vida.
Pero sinceramente preguntas como estas no aportan al acompañamiento de nadie, porque aprendí con el tiempo que el Espíritu Santo jamás te humilla sino por el contrario te exhorta con amor y justamente esa palabra amor no entra en el vocabulario de muchas personas.

Últimamente se vive tan a las apuradas que pareciera ser más fácil mirar y juzgar a los demás que detenerse a ver su propia vida.
Y si hoy estoy tocando este tema es porque me quiero dirigir a aquellas personas que están en alguna situación difícil y que han prestado sus oídos a gente religiosa y legalista que lo único que aportan es robar la fe e infundir desánimo.

Cuando estuve tan enferma, el comentario de muchas personas casi me hacen entrar en una profunda angustia. Y lamentablemente a veces buscamos el agradar a todo el mundo sin importar lo que digan de nosotras.
Pero he aprendido a poner mis ojos en Jesús  y a estar tranquila en su presencia, porque Él conoce mi corazón, Él sabe toda mi vida y para mí es un honor que me corrija cuando tiene que hacerlo y que me aliente cuando mis fuerzas flaquean.

Recuerdo cuando en el medio del dolor físico, además pasé semanas llorando porque algunas personas me enjuiciaban por estar pasando un problema de salud.
Recuerdo perfectamente ese día, el cual estaba a oscuras en mi habitación porque no soportaba ver la luz, estaba sola en mi cuarto, me molestaba todo, el mínimo ruido retumbaba en mis oídos y no puedo explicarles la impotencia y angustia que tenía por no poder estar con mis niños pequeños.

Y allí en la soledad de mi cuarto el Espíritu Santo habló a mi corazón:

__ Tere estoy permitiendo esto que estás viviendo para enseñarte que no hagas con nadie lo que están haciendo con vos. Nunca te olvides de donde te saqué.

Esas palabras quedaron grabadas a fuego en mi corazón y aunque ya pasaron los años, cada vez que sé de alguien que está pasando una grave enfermedad,
mi corazón y mi alma se conmueven y no puedo dejar de orar.

Fue entonces que este texto de Ezequiel se pegó a mi corazón....

Ezequiel 22:30 Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de Mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé. 

Y al leer esta Palabra, le dije a Dios...

__ Señor yo no quiero que mires en donde me encuentre y no me halles para ponerme a favor de .... para orar, para clamar, para dar una palabra de aliento, para tender mi mano y brindar una caricia.

Por eso para mí es tan importante mi lista diaria de oración, porque allí vuelco cada petición personal, cada petición que me envían, o que me cuentan personalmente. Para mí es un honor que Dios mire y me encuentre allí, lista para ponerme en la brecha e interceder con fe.
Ser un intercesor, un guerrero en oración es maravilloso, porque nadie te ve, solamente es tu corazón clamando a Dios en el nombre de Jesús para que el Espíritu Santo derrame su poder, su unción y traiga sanidad, liberación, salvación, para que saque a luz lo oculto, para que rompa todo yugo de esclavitud y nos lleve a conquistar en el plano sobrenatural el milagro que estamos esperando.

Si sentís que no sabés qué hacer, en qué podés ser útil, te recomiendo invertir tiempo en orar por los demás, en ponerte en la brecha a favor de..., te animo a que cada día le digas a Dios que puede contar con vos.
Y te aseguro que para quienes le amamos con todo el corazón, es un gran honor ser un instrumento útil en sus manos.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!




miércoles, 17 de julio de 2013

"CERRAR LOS OJOS POR UN INSTANTE"

Solamente te invito a que cierres tus ojos por un instante y que con todo tu corazón puedas decir:

__ Espíritu Santo te necesito, quiero y anhelo conocerte más.
Por favor en este día revelate a mi vida y a mi hogar.
En el nombre de Jesús. Amén.



Debemos cada día clamar en oración para que su bendita presencia sea derramada en nuestro corazón, debemos vivir en santidad, en obediencia, buscando cada día su rostro en adoración. Cuando hemos gustado la presencia de Dios no queremos que nada ni nadie nos robe esa bendición. Pero tal vez nunca has sentido su presencia irrumpiendo en tu vida y hoy es un buen momento para abrir tu corazón a Dios y dejar que Él te llene.

Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.
 
 

Señor amado, Padre divino y poderoso, en este día venimos ante tu presencia en el nombre de Jesús, clamándote que tu favor y tu unción reine en nuestra vida y hogar. Señor hoy levantamos nuestra mirada al cielo en actitud de fe, viendo que solamente Tú tienes la solución para nuestros problemas. Dios amado declaramos que te necesitamos y que deseamos tener el fruto del Espíritu en nuestro corazón y en nuestro andar. Señor te rogamos que derrames sobre nosotras tus hijas, más de tu amor, de tu gozo, de tu paciencia, de tu benignidad, de tu bondad y de tu fe, queremos más de tu mansedumbre y templanza. Señor ponemos en tus manos nuestra vida, haciendo compromiso de santidad, obediencia, servicio y nuevos comienzos contigo.
Por favor derramá de tu discernimiento espiritual para que podamos estar atentas antes las asechanzas del enemigo.
Te rogamos que estés sanando a toda vida enferma, a toda familia destruída, que te lleves todo dolor y que tu justicia divina repose en cada hogar.
Cubrimos nuestra vida y nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús y levantamos nuestros brazos al cielo pidiendo al Espíritu Santo que nos llene de su presencia y nos sature de su divina unción.
Amén. Así sea.
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!
 
 

 

martes, 16 de julio de 2013

"CUANDO ESTABA TODO DESORDENADO Y VACIO.... LLEGÓ ÉL"


Hola mis amadas y queridas amigas... ¿Cómo están hoy?
Les cuento que hoy en Buenos Aires es un bello día de sol, tenemos una temperatura más que agradable por ser invierno, realmente un día así inspira para hacer muchas cosas y en especial para darle gracias a Dios por darnos un día más de vida.
Aunque siempre le digo a mi hermoso Padre celestial, que aunque llueva o haya sol, mi corazón siempre se derrite de amor por Él.



Esta mañana, estaba meditando en la Biblia, la Palabra de Dios, leí el capítulo 1 de Génesis y el capítulo 28 entre otros.
Quiero invitarlas a que leamos juntas algunos versículos del capítulo 1

Génesis 1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía,
y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo,
y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.
1:3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
1:4 Y vio Dios que la luz era buena;
y separó Dios la luz de las tinieblas.
1:5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche.
Y fue la tarde y la mañana un día. 
 
Cuando leía este texto, me puse a pensar el día que recibí a Jesús en mi corazón.... !Cuántas cosas estaban desordenadas en mi interior!!
!Cuán vacío tenía mi corazón en un montón de áreas!
Pero fue tan maravilloso cuando el Espíritu Santo comenzó a trabajar en mi ser.
Dios comenzó a poner paz en mi corazón, con tan sólo 19 años de edad mi vida estaba siendo transformada por el amor y el poder salvador, sanador y restaurador de mi amado Jesús.
Recuerdo perfectamente el día que me dijeron:
__Tere Jesús te ama.
 
Guau!!! Era como si un torrente de agua viva comenzaba a penetrar en mi corazón y desde aquel día nunca más me separé de Él. ¿Saben por qué?
Porque Dios siempre cumple su Palabra y me tomó tan fuerte de su mano derecha que jamás me soltó, aún en los momentos más difíciles de mi vida, cuando todo a mi alrededor me quería hacer ver que Dios se había olvidado de mí, justo ahí, El Espíritu Santo aparecía en acción y me rescataba del pozo de oscuridad y me ponía en lugar espacioso.
 
No sé cual es tu situación, tal vez tu vida es un desorden, tu familia está vacía de afecto y tus relaciones están rotas; quizás todo lo que te rodea son tinieblas,  tal vez un profundo abismo que te hace sentir que ni Dios se ocupa de vos.
No le creas, Dios siempre se mueve sobre la faz de tu vida, Él desea sacarte de las tinieblas, para que vivas en su luz admirable, en su poder, en su salvación, en su sanidad, en su restauración y en su infinito amor.
Dale tu vida a Jesús, rendite ante la presencia del Espíritu Santo, porque Él tiene todo el poder para separar las tinieblas que gobiernan tu vida y darte vida abundante en Cristo Jesús.
 
Con cariño: Tere.
 
 


lunes, 15 de julio de 2013

"COMENCEMOS EL LUNES DICIENDO.... TE NECESITO"

Hola... ¿Cómo están?
Acá en Buenos Aires comienzan las vacaciones de invierno, eso hace que me permita levantarme un poquito más tarde.
Esta mañana preparé mi mate calentito, tomé mi Biblia, mi lista de oración y por supuesto papel y lapicera.
Y en el momento de sentarme a leer comencé a sentir la presencia del Espíritu Santo sobre mi vida y con un profundo amor desde mi corazón y un calor suave que envolvía mi pecho escribí estas palabras.

Te necesito...
Como el aire que respiro
Como el agua y el sol
Como quien cautivó mi vida con su amor.
Te necesito...
Como fuente de vida
Como brama mi alma por Tí cada día
Mi Jesús... Mi Salvador.
Necesito de tu aceite
De tu perfume y de tu rosa
De tu miel y tu fragancia
Mi Jesús divino... La rosa de Sarón.
Y no quiero comenzar esta semana
Sin decirte que te amo
Y que por Tí clama mi corazón.
Te necesito en mis mañanas
Cuando clamo a Tí postrada.
Te necesito por la noche
Cuando en paz busco dormir.
Te necesito en el día
Para que Tú seas mi guía.
Para que me hables y me enseñes.
Para que me tomes y me transformes
Y ser en Tí cada día una nueva mujer.
Te amo Jesús... Siempre tuya.
Tere.
 
 
Luego de escribir estas letras medité en varios Salmos, entre ellos el 42, me identifiqué tanto, porque así clama mi alma por Él.
 
 
Salmo 42:1 Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,
Así clama por Ti, oh Dios, el alma mía.
42:2 Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo;
 
 
Señor amado, Padre divino y poderoso, venimos en esté día ante Tí en el nombre de Jesús para pedirte perdón por nuestros pecados y para pedirte que la presencia del Espíritu Santo llene nuestra vida y nuestro hogar.
Amado Dios, consagramos a Tí esta semana que comienza, te pedimos que tu paz, tu amor, tu salvación, tu restauración, tu sanidad, tu prosperidad y tu bendita unción nos esté llenando y te rogamos que aumentes nuestra fe para poder ver en plano sobrenatural todo lo que tenés preparado para nuestra familia.
Te amamos y te necesitamos, sos el único Dios verdadero que vive y reina y nosotras tus hijas te honramos y te damos alabanza, creyendo que tu lluvia temprana y tardía está inundando nuestro corazón y nuestro hogar.
En el nombre poderoso de Jesús. Amén.
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!
 
 
 
 




jueves, 11 de julio de 2013

"MI ENCUENTRO CONTIGO"

 
Encontrarme contigo fue lo mejor que me pasó.
Cuando te presentaste a mi vida, hiciste salta de amor mi corazón.
Me tocaste con tu mano y restauraste todo mi ser.
Me llenaste de tu presencia y me diste vida eterna y fe.
Cada vez que estoy preocupada con tu amor me alentás.
Y me llevás en Tí, a salirme de todo mal.
Y cuando mi ser te clama, tu paz viene a mí.
Y me llenás de lirios y de rosas.
De colores alegres y de tu dulce miel.
¿Qué hubiera sido de mí sin tu amor?
¿A dónde estaría hoy si no tuviera tu salvación?
Desde que te conocí mi ser te anhela cada día.
Y en nuestro junto andar, mi alma te desea como el primer día.
No puedo dejar de decirte... !Cuánto te amo!
No puedo callar, este amor que por Tí está apasionado.
El haberme encontrado contigo, fue lo mejor que me pasó.
Y cada día suspiro por estar en tus brazos y llenarme de tu unción.
Tu nombre sabe a paz, amor y fidelidad.
Y después que te he probado, mi alma anhela más.
Cada vez que te digo... "Jesús".
Sé que se abren los cielos y se te derrite de amor el corazón.
Porque no hay nada más bello para Tí...
Que escucharnos declararte nuestro amor.
y ofrendar así en tu presencia nuestra adoración.
Hoy en este día vengo a tus pies...
A darte la honra y la gloria.
A declararte loor...
Porque Tú vives y reinas...
" Jesús... mi salvador"
Te amo y siempre te amaré.
Tu eterna enamorada... Tere.
 
 
San Juan 4:26 Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.
 
 
Siempre Jesús nos sale al encuentro, siempre se presenta a nosotras, siempre su mano de amor y poder está extendida hacia nosotras.
Hoy este texto de San Juan 4:26 te lo dedico a vos, allí en donde te encuentres, no importa tu situación, ni tu condición, lo que importa es que le abras tu corazón a Jesús.
Hoy es tu día, en el que te sale al encuentro y te dice...
 
_ No temas amada, porque Yo Soy el que habla contigo, el que te sustenta y te da abrigo, el que sabe lo más intimo de tu ser y el que dio su vida en la cruz por amor.
No temas de nada, ni de nadie, porque Yo estoy contigo.
 
 
Josué 1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 
 
Salmo 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.
91:2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.
 
Con cariño: Tere
 
!Qué Dios te bendiga!