lunes, 16 de diciembre de 2013

"PARA COMENZAR LA SEMANA Y SIEMPRE..."



No puedo comenzar mi día sin leer y consultar la Biblia, la Bendita y Poderosa Palabra de Dios.
En ella encuentro dirección para mi vida, en ella me encuentro con mi maravilloso y poderoso Dios.
¿Cómo puedo conocer de Él si no leo el Manual divino?
La Biblia trae luz a nuestro entendimiento, nos revela el poder sobrenatural de Dios, nos lleva a tomar el sacrificio de Jesús en la cruz, para obtener así salvación y vida eterna.
La Biblia nos da el conocimiento pleno de que tenemos la obligación, de tener comunión íntima con El Espíritu Santo, porque Él nos da poder para vencer, nos da discernimiento espiritual, nos lleva al trono de gracia y nos eleva como las águilas.
La única verdad es la Palabra de Dios, no hay caminos alternativos, si conocemos de la Palabra de Dios en ella hallaremos la vida, y esa vida tiene nombre, se llama Jesús.

Para reflexionar:

¿Leíste alguna vez la Biblia?
Sí leíste alguna vez la Biblia y ya no lo hacés más.. ¿Qué te pasó, cuándo perdiste la pasión por Jesús?
Si leés cada día la Biblia... ¿Llevás una vida conforme a la voluntad de Dios?

En este comienzo de semana, no te olvides....

San Juan 8:31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en Él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 
8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 
8:33 Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?
8:34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. 
8:35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. 
8:36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. 

con cariño: Tere.