viernes, 6 de diciembre de 2013

"NO TE PREOCUPES POR EL FUTURO... DIOS YA ESTÁ AHÍ"

¡Hola!!!.... ¡Dios te bendiga en este día y siempre!!

Anoche, recibí unas palabras de un hermana, ella se ofreció a acompañarme con su oración y ayuno en un tema determinado.

Y antes de irme a dormir recibí estas palabras de ella.....



__No te preocupes por el futuro.... Dios ya está allí.

Me fui a descansar atesorando estas palabras en mi corazón.
Y si bien sabemos que nuestro Dios tiene el control de todo, pero cuando ciertos temas se presentan a nuestra vida, lo primero que intentan es robarnos la visión de ver lo qué Dios hará, no solamente en el presente, sino en nuestro futuro.

Me puse a pensar en estas palabras de mi querida hermana en Cristo y me imaginé la mano de Dios allí, en mi futuro, con este tema específico, obrando a nuestro favor.

Luego este texto bíblico vino a mi corazón....
 
Salmo 31:14 Mas yo en Tí confío, oh Jehová;
Digo: Tú eres mi Dios.
31:15 En tu mano están mis tiempos;
 
 
¡Qué importante es declarar la Palabra de Dios para nuestra vida y nuestra familia!
¡Qué importante es no solamente declararla, sino también creerla y ponerla por obra!
Poner nuestra confianza en Dios, sabiendo qué Él nos ama y quiere nuestro bien, nos lleva a tener paz para esperar sus tiempos en nosotras.
 
Anoche cuando cerré mis ojos y me imaginé la mano de Dios obrando en mi futuro en aquel tema específico, su paz llenó mi corazón.
 
No sé por la situación que estés pasando, pero Dios sí lo sabe.
Te invito hoy a que puedas dejar en la mano de Dios tu necesidad, tu petición y confíes en Él.
 
¿Sabés?... Cuando comenzamos a ver con los ojos de la fe, echando nuestra ansiedad sobre Jesús, quien tiene cuidado de nosotras; allí nos damos cuenta que aquella dificultad no era tan grande. Porque cuando miramos con los ojos de la fe, entendemos que tenemos un Dios enorme y que nada ni nadie nos puede separar de su gran amor.
 
No hay dificultad, o tal vez enfermedad, o quizás problemas financieros, o familiares, o no sé, lo que sea... ¡Qué la mano de Dios no los pueda transformar en victoria!!
 
Te regalo las palabras que ayer me compartieron a mí y te invito a que las compartas con aquellas personas que también las estén necesitando. Porque no hay nada más maravilloso que deleitarse en Dios y poder ser una herramienta útil en sus manos, así como Estela lo fue para mí.
 
"Amada/o.... No te preocupes por el futuro... Dios ya está ahí"
 
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!