sábado, 21 de diciembre de 2013

"ESTA MAÑANA ME CONMOVÍ CON TUS PALABRAS"

Hola... ¡Qué Dios te bendiga en este hermoso día!

Aquí en Buenos Aires, Argentina, llevamos unos cuantos días de intenso calor, realmente a veces se torna difícil llevar el día adelante, pero le doy gracias a Dios que su presencia nos cuida.

Esta mañana, estaba meditando en la Palabra de Dios y cuando leí un texto específico, puse mi mano en mi pecho y me estremecí, te quiero compartir estas maravillosas letras.

 
Salmo 73:25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a Ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
73:26 Mi carne y mi corazón desfallecen;
Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre
 
Estas palabras son las que siento por vos, le dije a Dios. Eso siente mi corazón, que si voy al cielo tengo la paz inmensa de que me recibas, me ames y me mimes, gracias a Jesús, que ha dado su vida por amor a ´mí.
Y fuera de Tí, nada deseo en la tierra, porque entiendo y confieso que si no te tengo, que si no sintiera tu presencia, me siento morir, no sé vivir, no sé respirar.
Y en los momentos de intensas luchas, cuando mi corazón se desanima, y mi carne se cansa; allí, justo allí, es cuando Tú vienes a mi corazón y me das fortaleza. Porque Tú eres mi roca, mi refugio, mi esperanza.
Mi porción es Dios, mi vida es por y para Él. No sé vivir si no le tengo, no entiendo y no le encuentro sentido a la vida, sin Jesús.
Es el Espíritu Santo trayendo revelación a nuestra vida, que nos ministra a través de la Bendita Palabra de Dios.
 
Qué en este día, puedas levantar tus brazos al cielo y decirle con todo tu corazón que tu vida no tiene sentido, si su amor, su poder, su salvación, su presencia, no van con vos.
 
Cariños: Tere.
 
¡Qué Dios te bendiga!