martes, 19 de noviembre de 2013

"MUCHO PARA ANALIZAR, PARA CAMBIAR Y PARA RECIBIR"


¡Hola!!!

Esta mañana estaba meditando en la Biblia, la Palabra poderosa de Dios.
Y luego tomé nota de todo aquello que Dios había puesto en mi corazón para que lo compartiera.
Me encantaría que me acompañes y leamos juntas el siguiente pasaje para luego poder discernir lo que Dios quiere hablar a nuestro corazón.



Hechos 14:8 Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado.
14:9 Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado,
14:10 dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo.
14:11 Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros.
14:12 Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra.
14:13 Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios.
14:14 Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces
14:15 y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.
 


En esta historia que acabamos de leer, nos encontramos con un hombre inválido, que jamás había experimentado el andar porque su enfermedad era desde su nacimiento. Pero él tenía fe y esa fe movió la mano de Dios.
Pablo fue usado como un instrumento en las manos de Dios para bendecir a este hombre y así ser sanado.
El corazón de las personas que estaban en ese lugar estaba lleno de idolatría, ciegos a tal punto que ofrecieron sacrificios a Pablo y a Bernabé.
Pablo y Bernabé, llenos del poder de Dios, al ver tal atrocidad, rasgaron sus vestidos de dolor, de impotencia ante la ceguera espiritual de esa ciudad; y los exhortan a convertirse y creer en el único Dios vivo, creador del cielo y la tierra, del mar y de todo lo que en ellos hay.

Según el DRAE, convertirse, convertir, significa: .Hacer que alguien o algo se transforme en algo distinto de lo que era.

Pablo y Bernabé, les estaban diciendo que debían dejar de adorar a dioses falsos y se debían transformar al Dios vivo.

¿Qué rescato de toda esta maravillosa historia?

1) Dios siempre tiene sus ojos puestos ante nuestra necesidad y siempre busca encontrar fe en nuestro corazón. Porque es la fe, la que mueve la mano de Dios.

2) Dios desea usarnos para hacer milagros y maravillas por medio del nombre poderoso de Jesús, así como lo hizo con Pablo y Bernabé.

3) Dios aborrece la idolatría, solamente a Él debemos adorar y servir. Él es un Dios vivo y real.

Te pregunto:

1) ¿Qué está cojo, inválido, enfermo, en tu vida, tu hogar y tu familia?

2) ¿Encontrará Dios fe en tu corazón?

3) ¿Estás dispuesta/o a ser un instrumento útil en las manos de Dios?

4) ¿Hay alguna clase de idolatría en tu vida, en tu corazón y en tu hogar?

 
  Hoy es un día en el que debemos analizar nuestra vida, por medio de la Palabra de Dios y dejar que el Espíritu Santo saque a la luz todo aquello que tal vez está oculto en nuestro corazón y no nos damos cuenta que está allí.

La falta de fe, la falta de perdón, la falta de relación con Dios, la falta de leer su Palabra y de estar en su presencia en oración, la falta de convicción de pecado, la falta de santidad, etc. van formando barreras emocionales y espirituales que nos alejan de la bendición que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Cuando hago referencia a la idolatría, no solamente me refiero a adorar imágenes, ídolos, etc. sino la idolatría es todo aquello que ocupa un lugar antes que Dios. Puede ser tu trabajo, un ser querido, tu propia vida, etc.

Hoy deseo ser como ese hombre cojo de nacimiento, que puso su fe en marcha y creyó en el único que le podía dar vida a su vida, puso su corazón en las manos de Dios.
Hoy quiero ser como Pablo y Bernabé, siervos llenos del poder y de la unción de Dios, instrumento útil en sus manos para llevar las virtudes de Jesús a cada necesitado y así hacer proezas en su nombre.

Y si te encontrás como las personas de Listra, bajo idolatría, te invito a que renuncies a todo eso que te ata y te aparta de Dios, en el nombre de Jesús y dejes así que el Espíritu Santo te llene de su amor y su poder.

Y para finalizar te dejo de regalo estos textos bíblicos.

Salmo 16:11 Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.
 

Salmo 11:7 Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro.
 
 
Salmo 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca
y la meditación de mi corazón delante de Tí,
Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.
 
 
Amado Dios, en el nombre de Jesús, permite que lo que mi corazón diga, piense y haga, sea un deleite ante tu presencia.
Espíritu Santo te ruego que me ayudes cada día a tener en Cristo Jesús un limpio corazón, para agradarte, para honrarte, para amarte, para servirte y para adorarte.
Te amo.
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!