martes, 17 de septiembre de 2013

"SIENDO UN POQUITO MAS DE LAS DOS DE LA TARDE"

Como ya les conté en mi entrada de esta mañana, en Buenos Aires estamos pasando por mucho frío, les quiero contar que si bien, siempre comienzo mi día con la lectura de la Biblia y orando, y por supuesto me mantengo durante todo mi día buscando la guía de Dios; pero hace un tiempo atrás mi necesidad de leer la Palabra de Dios y buscar su rostro en oración ha aumentado en mí.

A veces vienen dificultades a nuestra vida y pensamos y muchas veces sentimos que no tenemos ya más fuerzas para salir de esa situación, pero en verdad nuestro socorro viene de Dios que hizo los cielos y la tierra.
¡Él nos sustenta, nos fortalece y nos da la victoria!

Cuando atravesamos pruebas,  dificultades y enormes gigantes que vienen a nuestra vida tratando de hacernos flaquear; por lo menos en mí, después de un tiempo de lucha, hacen que mi fe comience a crecer y me tome aún más fuerte de la presencia de Dios. Es allí cuando rindo más y más mi vida en oración, intercesión, adoración, al único Dios que vive y reina por los siglos de los siglos.

Esta mañana  no puede dejar de orar y leer la Palabra, no pude dejar de levantar mis brazos al cielo y declarar la grandeza de mi Dios.
¡Claro qué tenía muchas cosas para hacer! Pero no podía, porque mi amado me estaba esperando. Él está moldeando mi vida y yo deseo más de su presencia cada día.

A la tarde siendo las 14hs. le dije a mi hijo más chico, que me iba a orar a la habitación, que iba a escuchar una prédica y después iba a estar orando.
Entonces no sé a donde entré y me hallé con un tema musical de adoración que quebrantó mi vida, porque su letra es tan sencilla y manifiesta todo lo que estoy sintiendo.

Les dejo el tema para que lo escuchen y dejen que el Espíritu Santo ministre sus vidas, tal cual como lo está haciendo conmigo y con muchas personas que le anhelan cada día.

Les mando mis cariños y por supuesto, ahora me voy a orar, a buscar más de Dios, a dejar que el Espíritu Santo transforme mi ser, que saque de mi vida todo aquello que no le agrada y que su unción me inunde en este día de tanto frío para que su calor divino renueve todo mi ser y mi hogar.
Vamos... no me dejen sola.... levantemos los brazos al cielo y adoremos a Dios.


Cantante: Elvis Nuñez
Tema: Anhelo
(Material extraído de You Tube)

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!