miércoles, 4 de septiembre de 2013

"SIEMPRE FUE Y SERÁ MI TEMA PREFERIDO..."

Hola mis amadas amigas.... este tema que hoy les voy a compartir es mi preferido, me eleva el alma y me llena el corazón. Ya que expresa lo que yo deseo y lo que siento. La unción del Espíritu Santo es la que transforma nuestras vidas y yo deseo todo lo que Dios tiene para mi vida y para mi hogar. Y de igual manera les deseo que transforme sus vidas y llene de paz, gozo, gracia, favor y amor a sus familias.
Las invito a tomarse unos minutitos, no más de cinco y que dejen a Dios, en el nombre de Jesús y por medio del Espíritu Santo llenar hoy sus vidas y así esta bendita unción cambie todo nuestro ser.

 
 



Tema: "Hay una unción aquí"
(Material extraído de You Tube)

Salmo 92:10 Pero Tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo;
Seré ungido con aceite fresco


Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra

2 de Corintios 3:17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.


San Juan 14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 
 
Señor amado, en este día, venimos tus hijas a pedirte que derrames la unión de Espíritu Santo sobre nuestra vida y nuestro hogar.
Deseamos ser cambiadas y transformadas en tu bendita presencia, por favor en el nombre de Jesús te pedimos que rompas todo yugo y que tu gracia y tu favor nos envuelva en este día y siempre.
Señor nuestra vida en tus manos nunca será igual, porque Tú nos llevas de victoria en victoria y si algunas de tus hijas esté atravesando alguna dificultad, declaramos que  tu mano de amor y de poder, la sostiene, la fortalece, la unge y la lleva a lugar espacioso en Cristo Jesús.
Amado Padre divino, he aquí tus hijas unidas, para consagrarnos en obediencia, santidad, búsqueda de tu presencia y en tu poder y tu santo amor.
Declaramos creyendo con todo nuestro corazón que nada ni nadie nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús.
Espíritu Santo ven, llena nuestras vidas de Tí.
Amén.


Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!