lunes, 9 de septiembre de 2013

"HOY PENSE TODO EL DIA EN ELLAS"

!Hola mis amadas amigas!!
!Qué jornada de calor y humedad tenemos hoy en Buenos Aires!
Pasamos de frío intenso a calor agobiante, para luego en el próximo fin de semana, según el servicio meteorológico, vamos a entrar otra vez en unos días de frío y mucha nubosidad.
En fin... ni quieran saber cómo está mi cabello, cuando hace frío seco y con esta humedad no puedo peinar mis rulos y ni me atrevo a mirarme al espejo, ja,ja.


Esta mañana como siempre les comparto, en mi momento de oración y lectura de la Biblia, estuve meditando en los libros de Salmos, más precisamente el 34 y el 37, luego leí Apocalipsis, Daniel y San Marcos.
Pero no sé por qué en todo este día no puede  dejar de pensar en aquellas mujeres de la Biblia que nos dejaron huellas de fortaleza, valentía, devoción por Dios, fe, compasión y por supuesto servicio, sabiduría, santidad y mucho amor.

Seguramente se estarán preguntando de quienes me acordé.

Me acordé de Eva, de Sara, de Rut, Noemí, de Raquel, de La reina Ester, de la Jueza Débora, en Ana, me acordé de María la madre de Jesús, de las mujeres que estuvieron a los pies de la cruz del Maestro, María Magdalena vino a mi memoria, el privilegio de Marta y María al ser amigas del Maestro. Me recordé de Elizabeth la madre de Juan, de  la suegra de Pedro, de las esposas de los apóstoles, de las mujeres que salieron de la tierra de Egipto y así mis amadas amigas, en mi memoria fueron apareciendo muchas de ellas y muchas más que gracias a que están registradas en la Palabra de Dios podemos ver sus vidas y tomar ejemplo y seguir sus huellas.

A veces se presentan problemas en nuestra vida, y sin darnos cuenta vivimos las 24 hs. pendientes de esa difícil situación y hasta nos sentimos con el derecho de lamentarnos, porque pareciera que a nadie le ocurre lo que nos pasa a nosotras. Pero cuando voy a la Palabra de Dios y veo el desafío que han vivido estas grandes mujeres, me doy cuenta que tengo mucho por aprender, crecer, cambiar y salirme de esa situación cuanto antes en el poderoso nombre de Jesús.

Estas mujeres hicieron historia, porque se atrevieron a confiar en la mano de Dios, porque sabían el poderoso Dios que tenían y porque le habían dado el alma y el espíritu al único dueño de sus vidas, al Rey de Reyes y Señor de Señores.

Si en estos tiempos es difícil ser mujer, debido al machismo que hay todavía en algunos países, sectores, iglesias, familias, trabajos, etc. Me imagino en aquella época, realmente las admiro y le pido a Dios que nos de esa fortaleza y valentía que han tenido estas maravillosas mujeres que tan sólo un día le dijeron... Heme aquí Señor.
 
Proverbio 31:10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. 

Isaías 60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.
 

Gálatas 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Amadas amigas en este día esta Palabra es para nosotras....

Isaías 61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
61:2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;
61:3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.
 
 
 
Dios nos está llamando a levantarnos en el nombre de Jesús y dejar que su Espíritu Santo nos use, para ser de bendición y para destilar aroma grato ante su presencia.
El Espíritu Santo nos unge y nos llena de su presencia alentándonos a levantarnos y resplandecer en el nombre de Jesús.

Me emociona cuando leo este texto...San Juan 4:26 Jesús le dijo:
Yo soy, el que habla contigo. 

Y entiendo que Jesús cada día, nos llama por nuestro nombre y nos dice...

__ No temas amada, Yo soy, el que habla contigo, el que te sostiene, el que te da abrigo, el que te fortalece y te eleva a las alturas para allí tomar por medio de la fe, lo que estás esperando y necesitando.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!