miércoles, 24 de julio de 2013

"ME ARDÍA EL PECHO DE AMOR Y TE ESCRIBÍ ESTAS PALABRAS"

Hola... esta mañana como siempre digo, al tener mi momento con Dios, de repente comencé a sentir un calor en el medio de mi pecho, estaba leyendo la Biblia, algunos Proverbios y luego algunos capítulos del Nuevo Testamento.
Y ese calor cada vez fue más intenso, comencé a orar y el pecho ya me ardía de amor.
¿Sentiste alguna vez qué te arde de amor el corazón por Dios, qué tu corazón late tan fuerte qué sentís va a explotar?
Es mi deseo que puedas experimentar tener una relación íntima con El Espíritu Santo y así te permitas ser amada  y llenada por su bendita presencia.
Te comparto las letras que escribí hoy en mi momento de oración.

 
Lléname de Tí... Espíritu Santo.
Lléname de Tí de tu fragancia fiel.
Lléname de Tí de tu dulce presencia.
De tu Santa Unción y de tu poder.
Lléname de Tí... !Qué te necesito!
Sacia hoy mi sed con tu infinito amor.
Y renuévame en las aguas de tus ríos.
!Por qué en Tí he de vencer!
Lléname de Tí...!Cómo nunca antes!
Lléname de aceite, de miel y de pasión.
Fluye en mi vida con tu corriente eterna.
Con la divinidad de tu Santa Unción.
Porque si no te siento, no puedo respirar
Tú eres mi vida, mi guía y mi verdad.
Espíritu Santo lléname de Tí...
!Amo tu presencia y tu majestad!
 
Por eso en este día levanto mis brazos al cielo...
Y te digo....
!Espíritu Santo ven!
Te amo: Tere.
 
 
Éxodo 33:14 Y Él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.
33:15 Y Moisés respondió:
Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.

!Qué nuestra vida dependa de la presencia de Dios!
!Qué aprendamos a movernos con Él, qué tengamos una relación íntima con El Espíritu Santo a tal punto que no tomemos decisiones si Él no va con nosotros!

San Lucas 11:9 Y Yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
11:10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
11:11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?
11:12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 

11.13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los qué se lo pidan? 

Isaías 61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
61:2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;
61:3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. 

 

Romanos 8:12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
8:13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con Él seamos glorificados. 
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!