miércoles, 3 de julio de 2013

"CON LA BOCA Y CON EL CORAZÓN"

Hola... ¿Cómo están hoy?... Espero que bien.
Esta mañana estuve meditando en algunos libros de la Biblia y entre ellos me detuve en Romanos en el Nuevo Testamento.
Leí todo Romanos 8 y lo declaré sobre mi vida y mi hogar y de igual manera con el capítulo 9 y obviamente el 10; pero es en este último que me quiero detener.
Les invito a que leamos juntas los siguientes versículos: 

Romanos 10:8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:
10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
10:10 Porque con el corazón se cree para justicia,
pero con la boca se confiesa para salvación.
10:11 Pues la Escritura dice:
Todo aquel que en Él creyere, no será avergonzado.
 
 
Entonces me puse a pensar en aquellas personas que leen mi blog y que tal vez nunca confesaron con su boca y con el corazón que Jesucristo es el salvador  de sus vidas.
Quiero invitarles en este día a que reciban a Jesús en el corazón, para así tener salvación y vida eterna en Él y por Él.
 
Dios en el nombre de Jesús te pido perdón ahora por todos mis pecados.
Recibo a Jesús como mi Señor y Salvador personal.
Por favor anotá mi nombre en el Libro de la vida.
Yo declaro en este día con mi boca y con mi corazón que creo en Ti Señor Jesús.
Te ruego que sanes mi corazón, mis heridas, mi mente, mis emociones, mi físico, mi espíritu y que transformes mi vida y mi hogar.
Espíritu Santo te necesito, por favor lléname de tu presencia. Amén.
 
San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Romanos 5:8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.


San Juan 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 
 

!Qué hermosa Palabra!!
Por creer con todo el corazón, por confesar con nuestra boca lo que estamos creyendo y por ende al recibir a Jesús como nuestro Salvador personal, Dios nos hace sus hijos.
No tengo palabras para agradecerle a Jesús que haya dado su vida por nosotros.
Quiero animarte ahora como hijo/a de Dios a que te animes a dejarte amar por Dios y que por supuesto le ames vos con todo tu corazón.
Como hijos de Dios tenemos beneficios por eso es importante leer la Biblia, para conocer las promesas de Dios para nuestra vida y familia; pero no podemos olvidar que también tenemos obligaciones. Y en esas obligaciones está la obediencia, la santidad, la oración, cultivar la fe, leer, meditar y poner por obra su Palabra y por supuesto tener intimidad con el Espíritu Santo.
Cuando tenemos un encuentro verdadero con Jesucristo, esta obligación que es para algunos, para otros y en eso me incluyo, es un placer, porque no hay nada más gratificante para el alma y el espíritu que relacionarse con Dios y hacer su bendita voluntad.
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!