sábado, 20 de julio de 2013

!BENDECIDO DÍA DE LA AMISTAD!!



!Feliz día del amigo!
No tengo más que palabras de agradecimiento, que brotan desde lo más profundo de mi corazón, para cada una de las personas que llegaron a mi vida y me brindaron y brindan tanto amor y amistad.
Si pudiera, extendería estas palabras de "Gracias", con un inmenso abrazo, porque mi ser se estremece ante tanta demostración de amor, amistad, cariño y bendición que ustedes me brindan.



Tengo a mi gran amigo Jesús que como bien saben cautivó de tal manera mi corazón que mi vida es por y para Él.
Creo en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y haberme encontrado con este maravilloso Dios transformó todo mi corazón.
No sé que haría si cada día no estaría conmigo el Espíritu Santo, tantas veces cierro mis ojos y le adoro a mi  Dios, por haber mandado a su Hijo Jesús a dar su vida por mí.
Tengo a mi amado esposo y a mis dos hijos preciosos y una bella familia que amamos a Dios, tengo tanta gente hermosa que he conocido a lo largo de mi vida, y además el honor enorme que me ha dado Dios en el momento de haber puesto en mi corazón que abra este blog; ya que por este mismo he conocido, conozco y sé que conoceré personas tan bellas de corazón, que siempre me están alentando, escribiendo, bendiciendo, no sé, realmente me siento premiada de parte de Dios con cada uno de ustedes. 
Por eso le pido a Dios que les bendiga y les conceda las peticiones de sus corazones.

A veces cuando escribo sobre la enfermedad que tuve y de como Dios me sanó, en muchas oportunidades hablo de aquellas personas que te enjuician cuando estás pasando por algún problema difícil, pero entiendo que Dios lo permite para tratar con uno.
Pero sería ingrata de mi parte, si no doy las gracias a todas aquellas valiosas personas que estuvieron a mi lado, de la manera que fuera, ya sea personalmente, por correo, orando, por teléfono, por celular, etc. pero estuvieron allí, sosteniendo con amor y cariño mi vida, para que no me cayera y la fe volviera a mí. 
Gracias, mil gracias, no me olvido de ustedes y sé que todo lo que siembran van a cosechar.


Mis amados y amadas amigas, doy gracias a Dios por sus vidas, les bendigo en el nombre de Jesús y deseo que la gloria de Dios, la presencia maravillosa del Espíritu Santo y el perfume de Jesús esté sobre sus vidas y sus familias.


San Juan 15:15 Ya no os llamaré siervos, 
porque el siervo no sabe lo que hace su señor; 
pero os he llamado amigos, 
porque todas las cosas que oí de mi Padre, 
os las he dado a conocer.

Con Cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!