martes, 25 de junio de 2013

"QUIERO TODA TU AGUA..."

Hola mis amadas y preciosas amigas, gracias por acompañarme cada día y gracias por enviarme tantos correos llenos de amor y de bendición.
Esta mañana, como siempre les cuento, preparé mi mate calentito, tomé mi Biblia, mi lista diaria de oración y dispuse mi corazón y todo mi ser a tener un momento de calidad y de intimidad con Dios.
Leí varios pasajes del Antiguo Testamento y luego mi corazón comenzó a latir bien fuete, parecía que latía al ritmo de..."Leé San Juan".


Inmediatamente fui obediente a lo que estaba sintiendo en mi corazón y cuando me encontré cara a cara con el siguiente texto bíblico, sin pensarlo tomé papel y lápiz y le escribí al amor de mi vida, el Deseado, el Maestro Fiel y Verdadero, mi Dulce y Poderoso Jesús de Nazareth.
Deseo de todo corazón que me acompañen y que podamos recibir juntas la ministración poderosa del Espíritu Santo hablando a nuestro corazón.

San Juan 4:10 Respondió Jesús y le dijo:
Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice:
Dame de beber; tú le pedirías, y Él te daría agua viva.
 
 
Señor Jesús dame de beber...
Necesito tu agua viva.
Señor Jesús dame de beber...
Sacia la sed de mi vida.
Dame de beber de tus ríos,
de tus fuentes y de tu manantial.
Dame de beber cada día de tu unción,
de tu presencia y de tu majestad.
Señor tu agua es preciosa y llena de gozo mi ser.
Tú eres hermoso Amado mío...
Tú eres Jesús de Nazareth.
Señor derramá tu gloria en mi vida y en mi hogar.
Llená de tu presencia mi vida y mi familia,
guárdanos de todo mal.
Señor Jesús dame de beber de tu agua de vida.
Mi ser clama hoy por Ti.
Llena mi corazón de tu amor, de tu paz y de tu poder.
Señor Tú eres hermoso...
Tú eres la Rosa de Sarón.
Y en Ti hoy cobra vida todo cansado corazón.
Señor Jesús derramá de tu gracia,
de tu favor y de tu santidad.
Y trae a cada familia salud, salvación, honra,
justicia, tu presencia divina y tu paz.
 
Te amo con amor profundo: Tere.
 
 
Isaías 40:29 Él da esfuerzo al cansado,
y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
40:30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas;
levantarán alas como las águilas;
correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.