miércoles, 12 de junio de 2013

"ME INSPIRÉ CON LUCAS..."

Hola...!Qué Dios les bendiga en este día y qué su paz y su amor reine en cada hogar!
Estoy meditando en profundidad sobre el libro de San Lucas en el Nuevo Testamento y no puedo dejar de emocionarme y admirar a mi amado y precioso Jesús.
Ver su andar envuelto en compasión, ver su poder sanando y trayendo libertad a las vidas, hace que cada día más me enamore de Él.
Ayer después de mi momento de oración, le escribí a mi Dios unas letras que salieron desde lo más profundo de mi corazón y hoy después de mi devocional volví a leerlas y a declararlas.
Quiero compartirlas con ustedes y es mi deseo que la presencia del Espíritu Santo nos llene en este día y transforme nuestras vidas y nuestro hogar.

 
Señor yo quiero estar en tu secreto en este día.
Llenarme de tu presencia y de tu unción.
Quiero oler a Ti y a tu aceite.
Quiero recibir tu bendita unción.
Mirá mi corazón, a Ti te pertenece.
Nada te es ajeno de mí.
Te entrego hoy todas mis cargas.
Lévate hoy todo temor.
Desatá en mi hogar de tu presencia.
Inúndanos de tu paz y de tu amor.
Y llénanos con tu hermosura.
Con la pasión divina de tu salvación.
 
Te amo y siempre te amaré.
Con profundo amor: Tere.
 
 
San Lucas 11:1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.
11:2 Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 
11:3 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 
11:4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.
11:5 Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, 
11:6 porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; 
11:7 y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? 
11:8 Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. 
11:9 Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 
11:10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 
11:11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 
11:12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 

11:13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? 
 
!GLORIA A DIOS POR SU BENDITA PALABRA!
!GLORIA A DIOS POR QUÉ POR MEDIO DE JESÚS NUESTROS PECADOS SON PERDONADOS!
!GLORIA A DIOS POR QUÉ SU BENDITO ESPÍRITU SANTO ESTÁ OBRANDO A NUESTRO FAVOR HOY Y SIEMPRE!
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!