jueves, 16 de mayo de 2013

"Y SANTIAGO MI INSPIRÓ A ORAR ASÍ..."



Hola... !Dios les bendiga!
Aquí en donde vivo, en Buenos Aires, es una mañana muy, pero muy fría, diría yo, propicia para tomar algo calentito y pasar un tiempo de calidad con Dios.
Esta mañana tempranito, al estar leyendo la Biblia y orando, cuando empecé con el libro de Santiago en el Nuevo Testamento tuve la necesidad de hacer mío estos textos y los transformé en oración, porque realmente estoy buscando más de la presencia del Espíritu Santo para mi vida y mi hogar y entiendo que cada día debemos analizar nuestras conductas y debemos a la luz de la Palabra de Dios, cambiar, y siempre reflexionar en cuanto a lo que nos pasa.
Debemos identificar cuando algo es una prueba, o cuando satanás nos está presentando batalla, o cuando nuestras emociones se alteran, o, etc. etc. y millones de etc.
No es fácil pasar por una prueba y que nuestro ser esté gozoso, humanamente parece imposible, pero con Cristo que nos fortalece, (Filip. 4:13) sí que podemos.

Santiago 1:2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
1:3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.
1:4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
1:5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
1:6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.
1:7 No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.
1:8 El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.


Señor...
Que cuando esté en pruebas, mis emociones se dobleguen ante Tí y todo mi ser se sujete ante tu voluntad.
Que toda impaciencia y falta de fe se vayan de mi vida en el nombre de Jesús.
Que tu gozo sea derramado en mí y en mi hogar, porque tu gozo es mí y nuestra fortaleza.
Amado Padre Celestial te ruego hoy en el nombre de Jesús que derrames de tu sabiduría sobre mi vida, mi hogar y mi familia toda.
Te ruego que mi fe no flaquee, renuncio a toda duda y falta de fe, en el nombre poderoso de Jesús; por favor ayúdame a no ser de doble ánimo porque mi única voluntad en este día y siempre es amarte, agradarte y vivir bajo obediencia a Tí, sabiendo que Tú eres el Dios de mi salvación.
Dios precioso, cubro mi vida, mi hogar, mi familia, con la sangre de Cristo Jesús y declaro un día de bendición, de paz, de amor, de tu presencia en cada corazón.
Espíritu Santo levanto mis manos al cielo en este día, declaro que me rindo a Tí, que anhelo tu presencia, que estoy apasionada por recibir tu presencia y que mi voluntad en este día y siempre es que tu aceite fresco renueve mi vida, mi hogar y que nos transformes para hacer cada día tu perfecta voluntad.
Espíritu Santo en este día fluye por favor en mi ser, fluye con tu lluvia temprana y tardía, llena mi vasija de Tí, rompe todo yugo, desata tu gloria y derrama de tu amor, tu poder y tu majestad.
Te ruego por cada persona que está leyendo mi blog, que tu unción, tu favor, tu gracia, tu salvación, tu sanidad divina, tu restauración, tu amor y tu paz, esté tocándole y trayéndole ánimo y fe, en el nombre de Jesús.
Amén. Así sea.

En donde te encuentres, en este día, por favor no bajes los brazos, clamá a Dios, porque Él no hace acepción de personas.
No pierdas la fe, no dejes que el desánimo y la culpa junto con la falta de perdón te ganen, no permitas que la duda y la amargura se atesoren en tu corazón.
Cada uno de nosotros vamos pasando por diferentes situaciones difíciles, pero toda nuestra vida cristiana no es siempre así, debemos aprender a deleitarnos en nuestro Dios en el medio de la prueba y Él nos concederá las peticiones de nuestro corazón.
No nos dejemos robar la fe, no dejemos que satanás, o alguna persona que no esté llena del Espíritu Santo nos maltrate y ponga en nuestras vidas ataduras emocionales y espirituales; no dejemos que las corrientes del mundo nos arrastren.
Tenemos por medio de Jesús un estilo de vida superior en Él y nos merecemos vivirla, porque Jesús vino para que tengamos vida y vida en abundancia y esa vida en abundancia hay que aplicarla para cada área.
Levantate en fe en este día, no importa si tu medida de fe es pequeña, movete con lo que tengas, porque El Espíritu Santo va a comenzar a activar en vos su Palabra de vida y te va a comenzar a levantar como las águilas por medio de su poder y de su infinito amor.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!